Astrid Villa y su Vida bajo fuego

Por Rudy Negrete Londoño

Sus manos delicadas de dedos largos y finos como los de un pianista encontraron en la escritura la mejor catarsis para superar la violencia de género que tanto estaba golpeando su vida. En esta escritora de rostro ovalado y mentón altivo sobresalen unos ojos negros que transmiten inteligencia, superación y empoderamiento. Hoy, Astrid Villa Doria es dueña de sí misma y, como todavía en pleno Siglo XXI muy pocas mujeres, transita con firmeza y determinación por los senderos de la autonomía femenina.

Astrid lanzó, en días pasados, en el Museo Histórico de Cartagena de Indias y ante un público concurrido y expectante de conocer su historia personal, su libro Vida bajo fuego, el cual alcanza hoy su segunda edición y se posesiona como un referente literario.

Se trata de una obra donde la autora narra sucesos llenos de dolor y de profundas ataduras y humillaciones ante la injusticia y debilidad que vivió años atrás en carne propia; y en la cual, armándose de una profunda enseñanza, a partir de sus vivencias, se despoja de su rótulo de víctima para apoyar a todas aquellas mujeres que experimentan situaciones similares.

Fue un pasado turbulento que la escritora supo transformar en creación literaria. Hoy, su experiencia de vida logra avivar ese fuego narrativo que yacía dentro de ella. La escritora se enmarca desde una corriente feminista para enviarle un mensaje de aliento y esperanza a todas aquellas mujeres que viven experiencias similares y que aún habitan en las sombras del silencio y el desasosiego.

La enseñanza que nos deja la experiencia de esta escritora cartagenera es que la literatura muchas veces se puede convertir en esa nave en la que se embarcó Odiseo, el legendario héroe de la antigüedad que decidió atarse al mástil de la embarcación para no desfallecer ante sus debilidades frente a los poderosos hechizos de los cantos de las sirenas que habitaban en las aguas turbulentas de la isla de Sicilia.

El ejemplo de Astrid Villa es el de la resistencia viva que rompe las ataduras de la dominación para no dejarse disminuir como mujer. Y, sin lugar a dudas, la literatura ha sufragado en ella desde aquellos momentos en los que sintió derrumbarse como madre y esposa pero a los que, hasta el día de hoy, ha logrado enfrentar para salir adelante.

Vida bajo fuego nace de una experiencia personal de la autora que busca trasformar las situaciones críticas en experiencias de cambios, a partir de aquella fuerza e inteligencia de las que están provistas todas las mujeres.

Empoderarlas a todas, sin importar su condición, ha sido la odisea literaria que Astrid ha querido llevar sobre sus hombros de manera apremiante.

“Depende de ti vivir como una víctima o demostrarle a la vida que eres una guerrera”, ha sido la promesa de cambio y transformación que Astrid Villa Doria transmite a través de su libro y que expresa con el optimismo que la caracteriza.

Éxitos a esta guerrera de las letras que seguramente lleva en sus venas la sangre indómita de Odiseo.

 

Contexto:

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial