Por coronavirus, funcionarios del Minsalud y del INS realizan visita sorpresa al Dadis

El Distrito de Cartagena -en concertación con las autoridades portuarias y sanitarias – suspendió temporalmente la llegada de cruceros a sus puertos, como una forma de evitar la propagación del coronavirus en la ciudad.

Los primeros cruceros a los que se les impide atracar en Cartagena, cuya llegada estaba prevista para este jueves 12 de marzo, son el Emerald Prince, el Aida Luna y el Queen Victoria, los cuales provenían de Panamá con un total de 6.793 pasajeros y 2.759 tripulantes.

De acuerdo con un comunicado remitido por el Ejecutivo distrital, el anuncio lo hizo -en su condición de la alcaldesa encargada – la secretaria general Diana Martínez Berrocal, quien informó además que “las instrucciones dadas por el señor alcalde William Dau Chamat, es que mientras no se tenga certeza de que la enfermedad ha sido contenida, a Cartagena no ingresarán ni estos ni otros cruceros hasta nueva orden relacionada con la evolución del coronavirus en el país y en el mundo” (leer ‘Gobierno Distrital de Cartagena cancela temporalmente la llegada de cruceros a la ciudad‘).

La decisión de evitar el atraque de cruceros se tomó luego de que el Ministerio de Salud y Protección Social confirmara seis nuevos casos de coronavirus en Colombia, entre ellos uno en Cartagena: la de una mujer de 85 años que llegó a la Ciudad Heroica en el barco Braemar, de propiedad de la compañía naviera Fred Olsen Cruise Line (leer ‘Minsalud confirma seis nuevos casos de coronavirus en Colombia‘).

Como se recordará, las autoridades portuarias y sanitarias de Cartagena han sido duramente cuestionadas por autorizar el arribo al puerto local de una embarcación a la cual días antes no se le había permitido atracar en los puertos de República Dominicana ni de Santo Domingo porque -al menos – ocho de sus pasajeros eran sospechosos de haber contraído el coronavirus (leer ‘Turistas que estuvieron en Cartagena resultaron positivos en prueba del coronavirus‘).

Como igualmente se sabe, tras el anuncio de Ministerio de Salud se llevó a cabo una accidentada rueda de prensa en el Palacio de la Aduana, sede de la Administración distrital, en la cual se informó que -en efecto – se había confirmado que una de las pasajeras del Braemar había resultado positiva a la prueba del Covid-19; que la mujer permanece aislada, estable y evoluciona satisfactoriamente en la clínica Medihelp; y que, en todo caso, no había motivos de preocupación porque la paciente no había deambulado por la ciudad.

La responsabilidad, ¿del Dadis?

Como se sabe, luego de constatarse que una pasajera del crucero Braemar había resultado positiva en la prueba del Covid-19, la pregunta que inundó las redes sociales fue quién autorizó que en Cartagena atracara una nave a la que las autoridades de República Dominicana y Santo Domingo le habían negado días antes el permiso para arribar a sus puertos por conocer que de ocho de los viajeros del crucero se sospechaba que podrían haber contraído el temido virus.

Al parecer por similares inquietudes, funcionarios del Instituto Nacional de Salud y el Ministerio de Salud decidieron realizar una visita sorpresa al Departamento Administrativo de Salud del Distrito -Dadis – con el fin de constatar -de primera mano – si la entidad cuenta realmente con un completo y pertinente plan de contingencia para enfrentar el coronavirus.

De acuerdo con fuentes estrictamente confidenciales, que a un barco al que se le impidió atracar en varios puertos del Caribe por razones preventivas sí pudiera arribar al puerto de Cartagena se podría explicar por varios cambios que se han dado en el Dadis recientemente.

Averigüe si es cierto o no que los dos médicos que se encargaban de realizar visitas de inspección a los cruceros que llegan a Cartagena, justamente para evitar casos como el del Braemar, que son los que cuentan con la experiencia y los conocimientos para el ejercicio de esa importante responsabilidad, fueron reemplazados por dos jóvenes médicos sin el bagaje ni los conocimientos específicos de los anteriores“, le pidió una fuente del Dadis a este reportero.

Los médicos a los que no se les renovó el contrato eran expertos, veteranos, con amplios conocimientos en sanidad portuaria, y sus reemplazantes apenas saben de urgencias y atención primaria en salud; eso hace la diferencia“, agregó.

Mire“, recalcó la fuente; “tenga la seguridad que los médicos a los que no les renovaron este año el contrato, que venían realizando esa labor desde hace años, no hubieran permitido que los pasajeros del Braemar hubieran desembarcado en Cartagena. De hecho, cuando se ordenó trasladar a la pasajera enferma a Medihelp mucha gente se sorprendió, ya que por protocolo lo que se hace es atender al paciente en la misma nave. Eso es lo que se ha hecho siempre en casos como este, y es lo que se hace en cualquier otra ciudad del mundo. No se entiende que la pasajera haya tenido que quedarse en Cartagena, y menos con un cuadro clínico como el que informó el director del Dadis, cuando lo lógico es que hubiera seguido su viaje y hoy estuviera siendo atendida, en cuarentena, en su lugar de origen“.

Leer más:

Comments are closed.

Wordpress Social Share Plugin powered by Ultimatelysocial