Los ‘ruidos’ en la Cámara de Comercio de Cartagena, cada vez más ensordecedores

En abril de este año, el contralor provincial de la Gerencia Colegiada de Bolívar, Rafael Navarro Campo, le informó a la presidenta ejecutiva de la Cámara de Comercio de Cartagena -CCC, María Claudia Páez Mallarino, que una auditoría financiera a las cuentas de la entidad, realizada por auditores de la Contraloría General de la República, había permitido establecer varias posibles inconsistencias (leer ‘Observaciones de la CGR a Camcomercio‘).

Dentro del plazo establecido, Páez Mallarino respondió las inquietudes del ente de control fiscal -una por una, como lo establece la norma – pero, por lo visto, este no quedó satisfecho.

Y, por ello, la Contraloría se sostuvo en que en la CCC se habían detectado 13 hallazgos administrativos, de los cuales cinco tienen un presunto alcance fiscal por $572’359.000, y otros siete tienen una posible incidencia disciplinaria (leer ‘Informe de Auditoría Financiera a Camcomercio‘).

En general, el ente de control emitió una opinión Negativa o Adversa sobre los estados financieros emitidos por la CCC al 31 de diciembre de 2018, en lo que respecta al manejo de recursos públicos, así como los resultados de las operaciones de ese año.

El primer hallazgo de la auditoría financiera tiene que ver con una sobreestimación de la cuenta Construcciones y Edificaciones, en cuantía de $2.051 millones, debido a que los registros contables no están soportados con todas las escrituras, comprobantes de pago y demás soportes.

El segundo hallazgo está relacionado con gastos de viajes injustificados de varios miembros de la Junta Directiva de la Cámara, por la suma de $92’459.296. Para la Contraloría, estos pagos no tienen ningún tipo de justificación, ya que los miembros de la Junta Directiva, de los cuales tres fueron nombrados por el presidente de la República y seis fueron elegidos por los afiliados a la entidad, no tienen competencia para realizar misiones en representación de esta.

Según el ente de control, es claro que las actividades propias de la Cámara deben desarrollarse con su personal de planta, por lo cual los viajeros habrían estado presuntamente coadministrando o interviniendo irregularmente en la gestión y en los asuntos particulares de su ordinaria administración.

Otros cuatro hallazgos, con presunta incidencia disciplinaria y fiscal, por un valor de $479’900.000, corresponden a una contratación realizada para desarrollar un supuesto espacio cultural denominado ‘La Fantástica’.

Según la Contraloría, se evidenció que uno de los contratistas no entregó los bienes y servicios contratados, constituyéndose un presunto detrimento de $104’600.000; y se evidenció que uno de los objeto contratados jamás se usó, lo que ocasionó otro presunto detrimento por $70’000.000; ni se implementaron las asesorías y directrices artísticas que se contrataron, lo que produjo otro detrimento, en este caso de $52’000.000; ni se usaron los productos contratados en materia de dirección artística y montaje de ‘La Fantástica’, lo que ocasionó otro presunto detrimento por $253’300.000.

“Hallazgos de la CGR, apenas 13 perlas de un extenso collar”

Tras conocerse los alcances de los hallazgos de la Contraloría, varios funcionarios y exfuncionarios de la Cámara se atrevieron a expresar lo que opinan sobre el tema.

En general, quienes piden que se reserven sus nombres coinciden en manifestar que tarde o temprano los órganos de control van a establecer otros hechos igualmente graves, como los pagos millonarios que han debido realizarse por una serie de despidos injustificados ordenados por la presidenta ejecutiva de la Cámara (ver Lista de funcionarios que se han retirado).

Además, pidieron que se investigara el porqué la mayoría de los eventos los realiza la entidad en un reconocido hotel de la ciudad, “cuando, al menos por una consideración ética, con la gerencia de ese lugar no debería suscribirse ningún contrato, ya que pudiera configurarse un conflicto de interés“, como manifestó una de las fuentes.

Pidieron que se estableciera quiénes fueron exactamente los miembros de la Junta Directiva que viajaron irregularmente con recursos de la Cámara, a qué ciudades del país o del exterior lo hicieron, y cuál fue supuestamente la misión oficial que fueron a adelantar.

Y pidieron averiguar -además – quién es la persona que hace lobby para que el procurador Fernando Carrillo Flórez supuestamente interceda en este caso ante el contralor Carlos Felipe Córdoba por la presidenta de la Cámara.

Unos hechos “absolutamente vergonzosos”: exfuncionario

Para el exjefe del Centro de Estudios para el Desarrollo y la Competitividad de la Cámara de Comercio, Luis Fernando López Pineda, “lo que está sucediendo con la entidad es absolutamente vergonzoso, y es producto, obviamente, de la politización de esa entidad“. 

En concepto del exfuncionario, otro hecho grave es que al frente de la Cámara se encuentre hoy una “una persona absolutamente incapaz y ineficiente“.

.

La respuesta de la Cámara

Para esta nota, Revista Metro intentó comunicarse con la presidenta de la Cámara, María Claudia Páez, pero no contestó nuestras llamadas. Quien sí lo hizo fue la coordinadora de prensa de la entidad, María de León, quien a manera de respuesta nos envió el siguiente comunicado:

En el marco de la labor de supervisión rutinaria que realiza la Contraloría General de la República con vigencia 2018, la Cámara de Comercio de Cartagena (CCC) tiene conocimiento sobre el informe y trabaja en su análisis para subsanar los hallazgos que expresa el ente de control” (hacer click).

.

NOTAS RELACIONADAS:

.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Wordpress Social Share Plugin powered by Ultimatelysocial