Pereza en tiempos de pandemia

Por Euclides Castro Vitola *

Dice la sabiduría popular que la pereza es la madre de todos los vicios, pero madre es madre e igual hay que respetarla. Durante esta etapa tan particular que la humanidad vive por estos días, es usual que, transcurrido cierto tiempo y repitiendo las mismas rutinas, el hastío se apodere de las personas y terminen desarrollando un fastidio irrefrenable que genere rupturas en parejas que antaño eran el epítome del amor con miradas profundas de admiración y comprensión, como las de Laurita Fernández y Nicolás Cabré o las de William Dau y Álvaro ‘Copito de nieve’ Fortich.

Por eso, para evitar caer en ardorosas situaciones y dejar salir todo lo tóxico de nuestro ser, algunas personas recurren  a lecturas de autoayuda firmadas por Daniel Habif, Paulo Coelho o Walter Riso. Yo, por mi parte, sencillamente prefiero tomar laxantes que contrarresten la dieta rica en plátano verde, que es el furor de la temporada.

Otros encontraron en el limitado catálogo de Netflix la diversión empaquetada en flojas películas sensibleras de dudosa calidad cinematográfica, pero que sirvieron de tema de conversación por sus finales complejos. No se había hablado tanto del final de El Hoyo desde que Esperanza Gómez filmara para Brazzers, Cock-Crazed Cougar In The Club.

Pero, más allá de las formas clásicas de entretenimiento, este período también ha revelado viejos divertimentos en formatos actuales, como el caso del archiconocido Parchís, mismo que todos conocíamos con el nombre de ‘Ludo o Parqués’, pero que hoy en día es un acompañante fiel en esas dos noches fijas sin luz por semana, cortesía de Electricaribe CV.

En el plano nacional, un nombramiento desató olas de críticas en todos los escenarios académicos y de opinión por tratarse del vástago de un criminal confeso, sin embargo no creo que haya habido mala fe en la escogencia del muchacho Tovar, hijo de un paramilitar. Yo, en cambio, lo atribuyo más a la pereza de no querer salir de la zona de confort y buscar más allá de donde se conoce. En todo caso, en los próximos meses el hijo de Luis Fernando Garavito pasará a dirigir el ICBF, el de ‘Popeye’ asumirá como jefe de escoltas en la Unidad de Protección y el primogénito de David Murcia Guzmán acompañará a Tomás y a Jerónimo en C-Emprende para enseñar a los colombianos a crear empresa y a hacerse ricos de la manera más Franca.

Hablando de nombramientos y cargos, hace algunos días Iván Duque encargó para frenar el Covid en La Fantástica a Juan Manuel Benedetti, en un cargo más inútil que los comparendos de la Policía. Debo confesar qué en mi adolescencia soñaba con ocupar un cargo de esa magnitud, en el que me pagaran bien, no tuviera poder decisorio y en el que, pasara lo que pasara, sin importar la gravedad, la culpa siempre fuese de otro.

Siguiendo con el tema de las responsabilidades, desde aquí quiero felicitar a la Policía Metropolitana porque ha cumplido a cabalidad con el confinamiento. Es más fácil encontrar vello púbico a una medusa que policías en la calle, y esto resulta a todas luces extraño porque, justo ahora, la ciudad está como a ellos les gustaba en el gobierno Uribe, es decir, llena de positivos.

Para no olvidar: la sonrisa de mi mamá transformando mi realidad como la de Guido y Giosué en ‘La Vida es Bella’.

* Abogado y consultor político

.

Comments are closed.

Wordpress Social Share Plugin powered by Ultimatelysocial