¿Por qué renunció el Dr. Fortich si era tan buen funcionario?

Si hay algo en lo que hoy, en una ciudad tan fracturada como Cartagena, coinciden casi todos, es que el doctor Álvaro Fortich Revollo, quien hasta ayer fue el director del Departamento Administrativo de Salud del Distrito –Dadis, es uno de los médicos con mayor reputación y prestigio de la Región Caribe.

Especialista en Medicina Interna y en Endocrinología, el doctor Fortich Revollo cuenta con más de 35 años de experiencia: antes de ser director del Dadis, el connotado médico ocupó importantes cargos como Jefe del servicio de Endocrinología del Hospital Naval; presidente de la Federación Diabetológica Colombiana, director Científico del Hospital Regional de Corozal (Sucre); subdirector Científico del Hospital Universitario del Caribe; profesor e investigador de la Universidad de Cartagena; endocrinólogo del Hospital Universitario del Caribe; y representante gremial de las Sociedades Científicas, de la Asociación Colombiana de Medicina Interna y de la Federación de Diabetes.

Además, es actualmente miembro activo de la International Association for the Study of Obesity; de la Federación Latinoamericana de Sociedades de Obesidad y de la Asociación Colombiana de Obesidad y Metabolismo.

Consultados 17 médicos por este portal, todos reconocieron el profesionalismo y, sobre todo, el don de gentes del doctor Fortich. Para el exdirector del Dadis Álvaro Cárcamo Camargo, se trata de un “excelente profesional clínico y excelente ser humano“, aunque “sin experiencia administrativa” y en los actuales momentos “en el lugar equivocado y en el tiempo no apropiado para el desarrollo de destrezas en lo público“. Para Cárcamo Camargo, la renuncia de Fortich “es una decisión acertada y coherente con sus principios y valores“. 

En concepto del también médico y exalcalde de Cartagena Carlos Díaz Redondo, las “depuradas cualidades humanas y profesionales” de Fortich “siguen intactas” a pesar de su salida del Dadis. Para Díaz Redondo -igualmente – la renuncia de Fortich “fue una decisión acertada y aportuna“.

La renuncia de Fortich

En medio de la crisis sanitaria que padece Cartagena a causa de la pandemia del Covid-19: a cifras de ayer la ciudad reporta 769 contagiados y 48 fallecidos y muy pocos avances en materia de alistamiento de las clínicas y hospitales, el director del Dadis, Álvaro Fortich, renunció inopinadamente a su cargo.

La razones de su dimisión las dio oficialmente en un oficio al alcalde (leer ‘Carta de Álvaro Fortich a William Dau‘). 

No obstante, el mismo Fortich, en declaraciones a varios medios de comunicación, ha dejado entrever que hubo otros motivos.

Según El Universal, “Fortich dijo que renunció por cuestiones personales, pero pese a ello dejó ver entre líneas que sería por diferencias de conceptos con el alcalde William Dau y que no se habrían acatado algunas de sus recomendaciones. De hecho, como recomendación para el alcalde Dau dijo que ‘los buenos consejos hay que recibirlos‘”.

De acuerdo con fuentes estrictamente confidenciales, el hecho es que las más importantes decisiones en el Dadis son tomadas por la excandidata al Concejo Lidy Ramírez Palencia, actual asesora de la ESE Hospital Cartagena de Indias, “y ello es algo a lo que el doctor Fortich, a pesar de ser pariente de ella, siempre quiso oponerse, pero el alcalde Dau ve por los ojos de ella“, como manifestó a Revista Metro una de esas fuentes.

Pero -por lo visto – ‘la gota que rebosó la copa’ fue un supuesto maltrato verbal del alcalde Dau al entonces director del Dadis. 

Así lo han revelado a varios medios de comunicación diversas fuentes, entre ellos el presidente de la Confederación General del Trabajo – Seccional Bolívar, Antonio Cantillo Bustillo.

En declaraciones a El Universal, el dirigente sindical señaló que Fortich “se vio abocado a presentar su renuncia ante las palabras utilizadas por el alcalde en rechazo a sus resultados y a su gestión“.

Queremos decir que no se puede confundir la autoridad con la vulgaridad y creemos que el alcalde como primera autoridad debe ser ejemplo en utilizar las palabras adecuadas y la buena educación (…); hacemos un llamado a entidades de vigilancia para que el alcalde utilice las palabras apropiadas para dirigirse a sus gobernados y especialmente a los miembros de su equipo de gobierno. Rechazamos todo intento de agresión verbal”, declaró Cantillo.

.

Comments are closed.

Wordpress Social Share Plugin powered by Ultimatelysocial