Escasos 30 días duraron las paces hechas por el Distrito y el Concejo de Cartagena

Los discursos de clausura de las primeras sesiones ordinarias del Concejo de Cartagena de este año, leídos el pasado 29 de febrero por el presidente de la corporación edilicia, David Caballero Rodríguez, y la secretaria general del Distrito, Diana Martínez Berrocal, sorprendieron a tirios y troyanos por los mensajes de paz y concordia contemplados en ambos.

Tras dos meses durante los cuales el lugar común eran los dardos verbales lanzados de lado y lado, las palabras de Caballero Rodríguez -en representación del Concejo – y Martínez Berrocal -como vocera del alcalde William Dau Chamat y su gabinete – invocando la unidad de propósitos en pro de la ciudad y sus habitantes, se interpretó como un acuerdo de paz entre el cabildo y el Distrito (leer ‘Distrito y Concejo levantan ‘bandera blanca’ para trabajar en paz y armonía‘).

Pero las paces del Gobierno distrital y el ente coadministrador duraron poco.

El pasado 30 de marzo, la secretaria general Diana Martínez envió una carta a los concejales en la cual, entre otras cosas, los acusa de hacer juicios injustos y desconocer el trabajo que realiza el equipo de gobierno “las 24 horas de cada día, sin descanso“, y los invita a deponer “las diferencias de índole política a efectos de luchar hombro a hombro en pro de la defensa de la vida de nuestros ciudadanos“.

En su oficio, la funcionaria expresó que “la percepción y preocupación que nos deja” una serie de requerimientos de los concejales sobre todo tipo de información, con lo cual “el Concejo Distrital (o algunos de sus miembros) parecieran no estar alineados con la necesidad de allanar el camino para que la Administración pueda disponer sus competencias y sus fuerzas al servicio exclusivo del ciudadano” (leer ‘Carta de la secretaria general del Distrito al Concejo de Cartagena‘).

Ese mismo día, 15 de los 19 concejales respondieron la carta de Martínez aclarándole que “el hecho de que se hallan presentados dos proyectos bajo la exposición de motivos de las demandas económicas de la ciudad para garantizar el derecho a la salud, no le blindan ni les debe molestar sugerencias que van en beneficio y protección de la vida del habitante de Cartagena“.

En su oficio de respuesta, los concejales firmantes advierten que “expresar realidades no es faltar el respeto“, y recuerdan lo ocurrido a cada instante con el alcalde “que ha tenido que retractarse en muchísimas ocasiones” por mentir o realizar falsas denunciasy no ha sido capaz de pasar la página“.

Asimismo, refiriéndose a la clase política de la cual el mandatario y sus subalternos “hablan mal (…) constantemente“, los cabildantes le recordaron a Martínez que ella hizo parte de la misma “como asesora y enlace de los concejales, llevando al alcalde de turno (Dionisio Vélez Trujillo) inquietudes, propuestas, ideas y espacios de partido” (leer ‘Carta de los concejales a la secretaria general del Distrito‘).

La respuesta a la funcionaria fue firmada por los concejales David Caballero Rodríguez, Óscar Marín Villalba, Fernando Niño Mendoza y Rodrigo Reyes Pereira, del Partido Conservador; Carlos Barrios GómezLuis Cassiani Valiente y Wilson Toncel Ochoa, de Cambio Radical; Gloria Estrada Benavides, Kathya Mendoza Saleme y Hernando Piña Elles, del Partido Liberal; César Pión González y Lewis Montero Polo, del Partido de La U; y Liliana Suárez Betancourt, Carolina Lozano Benito-Revollo y Laureano Curi Zapata, de la Alianza Social Independiente.

No firmaron la misiva Sergio Mendoza Castro y Lúder Ariza Sanmartín, de la Alianza Verde; Javier Julio Bejarano, de Convergencia Alternativa Cartagena; y Claudia Arboleda Torres, del partido Mira.

Los partidos de los primeros, como se sabe, se declararon independientes de la Administración distrital, mientras que los de los segundos se declararon partidos de gobierno.

Comments are closed.

Wordpress Social Share Plugin powered by Ultimatelysocial