Los trabajadores de la salud, héroes sí, pero no mártires

Las imágenes difundidas vía internet no pudieron ser más dramáticas. Centenares de fotografías de médicos y enfermeros de todo el mundo evidentemente exhaustos y con los rostros llenos de llagas producidas por los tapabocas y trajes protectores que deben usar con el fin de evitar contagiarse con el Covid-19, les tocaron el corazón a millares de ciudadanos de los más diversos países.

Desde entonces, todas las noches a partir de las ocho en punto, hombres y mujeres en todos los rincones del mundo se asoman a sus ventanas y balcones y brindan un largo y sentido aplauso a los profesionales de la salud que, como unos genuinos héroes, atienden en clínicas, hospitales y residencias a eventuales afectados por el coronavirus.

Y en Cartagena nadie pone en duda que el homenaje orbital al personal sanitario es más que merecido. Un médico: Lácides Caparroso Villa, resultó positivo a la prueba del Covid-19 luego de atender ambulatoriamente a un paciente que días después falleciera como consecuencia de una grave afección respiratoria, y a pesar de ello millares de profesionales de la salud continúan diariamente -de manera heroica – prestando sus servicios.

Pero -por lo visto – los médicos y enfermeros de la Ciudad Heroica no quieren pasar de héroes a mártires.

Y así lo dejó claro el médico Alejandro Páez, quien reclamó mayor atención por parte de la Empresa Social del Estado –ESE – Cartagena de Indias al personal que presta sus servicios a los puestos de salud del Distrito.

De acuerdo con el profesional de la medicina, decir que quienes laboran actualmente en las clínicas y hospitales locales cuentan “con todas las condiciones de bioseguridad“, como aseguran las autoridades sanitarias, “es una falacia“.

Tras advertir que “no vamos a cohonestar con esa mentira“, el reconocido médico señaló que “ayer estuve de turno y con mi compañero tomamos fotos del atuendo que nos dieron: una simple mascarilla que no tiene ninguna indicación de bioseguridad, y escasamente un gorrito“.

Según el doctor Páez, la seguridad de los médicos y sus familias están en peligro, y se trata “de una situación que se nos puede salir de madre; no se trata solamente de ir a los CAB (Centros de Atención Básica) para las fotos y decir que se están haciendo cosas, porque los equipos no están allí“.

Son los directivos“, dijo,”los que tienen las mascarillas N95, mientras nosotros tenemos unas mascarillas cualquiera“.

MENSAJE DEL DR. ALEJANDRO PÁEZ:

.

Para conocer su respuesta a las inquietudes del doctor Páez, Revista Metro intentó comunicarse telefónicamente con el gerente de la ESE Cartagena de Indias, Roque Bossio Bermúdez, pero hasta el momento de publicarse esta nota no fue posible contactarlo.

DE INTERÉS GENERAL… Haga click ⬇️⬇️⬇️⬇️

Comments are closed.

Wordpress Social Share Plugin powered by Ultimatelysocial