Fiscalidad extraordinaria

Por Felipe Merlano de la Ossa *

La humanidad atraviesa por uno de los períodos más angustiosos de los últimos 100 años. Ni las grandes guerras y los históricos conflictos bélicos crearon tanta alarma mundial y tuvieron semejante injerencia global.

??????????El coronavirus o Covid-19 lo ha logrado. La vida de más de siete mil quinientos millones de personas se ha alterado de forma ostensible. Basta con mirar las tristes estadísticas de contagiados, fallecidos y las proyecciones sobre posibles tendencias de afectación, para darnos cuenta de la magnitud del peligro que enfrentamos. El termómetro de los índices de las bolsas de valores y los precios de los commodities confirman el diagnóstico desolador.

Las autoridades de todos los países están tomando medidas sociales, políticas, económicas y culturales para sobrellevar y superar la pandemia. Colombia no ha sido la excepción en este reto mundial. El Gobierno Nacional y los territoriales intentan proteger a su población y a diario toman decisiones y expiden actos oficiales.

En Cartagena de Indias, el gobierno distrital -luego de aplicar las primeras medidas de emergencia como el toque de queda – empieza a actuar en la economía local. Para ello, aprobó la urgencia manifiesta (Decreto 0519 de marzo 22 de 2020) y anunció que va a citar al Concejo distrital para que en sesiones extraordinarias estudie y apruebe medidas fiscales y financieras, que conduzcan a la captación de mayores recursos para enfrentar la caótica situación. El presidente del Cabildo ha respondido positivamente al llamado del alcalde.

Nos toca ahora analizar la propuesta concreta del mandatario cartagenero, la cual, de acuerdo con lo socializado hasta el momento, se trata, entre otras, de aprobar el descuento en los intereses de mora y sanciones de las obligaciones de los contribuyentes por concepto de los dos grandes impuestos locales: impuesto predial e impuesto de industria y comercio. Esta es una respuesta excepcional y extraordinaria para una ocasión excepcional y extraordinaria. La mecánica del instrumento fiscal es bastante sencilla y no ofrece desafío administrativo alguno. Sin embargo, irrumpe una inquietud de tipo legal, sobre si el alcalde y/o el Concejo distrital cuentan con la potestad para aplicar este tipo de descuentos (gastos) tributarios. Mi recomendación es consultar de urgencia a la Dirección de Apoyo Fiscal -DAF – del Ministerio de Hacienda y Crédito Público.

Mientras los expertos en derecho tributario público y territorial nos dan luz sobre esta materia, hay otras medidas que se consideran plausibles en el entorno distrital:

1. Extender los plazos para recibir los incentivos tributarios para el pago del impuesto predial de la vigencia 2020, hasta el 30 de junio de esta anualidad.

2. Aprobar -por parte del Concejo de Cartagena- una extensión en el plazo para aplicar los intereses de mora y sanciones sobre los impuestos predial e industria y comercio.

3. Adelantar una prescripción masiva y de oficio, de aquellas deudas que cumplan con los requisitos para extinguir la obligación de pago del impuesto predial, de la vigencia de 2014 hacia atrás.

4. Negociar acuerdos de pago con los acreedores que han embargado las cuentas de la tesorería distrital, para liberar recursos de ingresos corrientes de libre destinación.

5. Presentar dentro de los diez próximos días, un Programa Autónomo de Saneamiento Fiscal y Financiero, en virtud del déficit de tesorería que registra el Distrito de Cartagena de Indias a 31 de diciembre de 2019.

6. Vincular al universo de contribuyentes del impuesto de industria y comercio, avisos y tableros, a las nuevas unidades productivas registradas en el censo empresarial contratado en 2019 por la administración distrital con la Cámara de Comercio de Cartagena.

7. Convocar a una comisión de expertos – conformada por ex secretarios de hacienda, directores de impuesto y presupuesto- para que asesoren a la administración y el Concejo distrital en materia fiscal y financiera.

8. Aplicar de inmediato un ambicioso programa de racionalización y priorización del gasto público diferente al gasto social.

9. Como quiera que hasta ahora no se cuenta con el Plan de Desarrollo del gobierno actual, no se ha ejecutado por alícuotas el presupuesto de gastos e inversión y ha habido ahorros en la contratación de personal temporal -en especial, el no pertinente – se realicen los traslados presupuestales que favorezcan al sistema de salud local que lidera la lucha contra el coronavirus.

10.Solicitar, en caso de ser posible, des-ahorros de recursos del Fonpet, sin colocar en peligro las reservas pensionales, para destinarlos al sector salud.

11.Otorgar prioridad a la contratación de personal temporal (OPS), especializado en servicios de salud, que apoyen los esfuerzos distritales en el tratamiento de la pandemia.

Y 12. Convocar a los empresarios y gremios residente en la ciudad para que creen un Fondo de Solidaridad Distrital para dotar al Hospital Universitario del Caribe de los equipos y elementos requeridos para atender a la población y superar las crisis en nuestro territorio.

* Economista con especialización en Finanzas y Legislación Financiera. Exsecretario General y exsecretario de Hacienda de Cartagena.

Comments are closed.

Wordpress Social Share Plugin powered by Ultimatelysocial