Salvarnos es derrotar el caos

Por Rafael Vergara Navarro *

Despuntando el alba nos encontramos. La misión: ejercer autoridad iniciando con un operativo la meta de recuperar toda la zona de bajamar de la laguna del Cabrero y el caño de Juan Angola.

Como Ecobloque con el alcalde a la cabeza, la Policía, los directores de Cardique y EPA, el secretario del Interior, la Dimar,  la guardia ambiental, llegamos al sitio atravesando un tolerado lote usado de escombrera informal.

Al fondo nos topamos con la invasión, su cierre ruinoso y el portón que al abrir mostró la vileza, lo sucio de quien destroza la naturaleza y atropella la Ley, rellena con basura y escombro para apropiarse, en este caso, de 460 metros cuadrados de la ronda hídrica que es de todos.

Indigna la inconsciencia del que vende o mal elimina el escombro, y más aún la condición de vida impuesta por la denunciada invasora al cuidandero de su ilícito. Solicitada la recuperación desde el 2018 por la Dimar, el alcalde local (e) y secretario del Interior, sin oposición, inició la diligencia.

La familia integrada por la pareja, dos hijos, un nieto de siete meses y el perro, tratados con respeto, expresaron que cuidaban y trabajaban esparciendo el escombro para pagar el arriendo de la casa precaria en que vivían, sin luz ni agua.

Ayudados a retirar sus haberes y a cargo de la Policía de Infancia y Adolescencia, Alcaldía y EPA levantaron actas y con el apoyo solidario de Veolia y Pacaribe y de una paladraga se sacaron 75 toneladas de escombro de las aguas y el suelo. La personera validó con su presencia las acciones.

En Ecobloque con el alcalde inspeccionamos la zona y necesitados de derrotar el caos visualizamos acciones en el área. Verificaremos quién corrió la cerca confrontando el estudio de jurisdicción de la Dimar con las escrituras de lo que Edurbe rellenó y vendió, como ‘dueña’ de las aguas.

Entre las estratificadas invasiones detectamos un edificio que más allá de la reja del fondo, eliminó manglar y sin autorización hicieron un jardín ¿con qué fin? También en Manga en el caño de Bazurto los grandes abusos cunden.

Urge que con la tutela Edurbe entregue a la Procuraduría el listado de lo vendido durante el uso y abuso de la Ley 62/37.

Se requiere porque, entre otras, como afirma el alcalde Dau “aquí en Cartagena falta ejercer la autoridad como debe ser. Hay tantos delitos y daño ambiental por la falta de autoridad, por la cultura de la ilegalidad. Esperamos luego de parar las invasiones empezar a recuperar lo rellenado. Por eso reconstituimos el Ecobloque y lo reactivamos, para actuar agresivamente contra toda la gente que está cometiendo delitos ambientales”.

Hay que sancionar a los invasores por cambiar el uso del suelo y como cómplices a los que construyen y su escombro es la munición del arma con que se viola la ley y la naturaleza. 

* Abogado, ambientalista y gestor de Paz

DE INTERÉS GENERAL… Haga click ⬇️⬇️⬇️⬇️

 

 

 

Comments are closed.

Wordpress Social Share Plugin powered by Ultimatelysocial