De acuerdo con el Dadis, esto es lo puede informarse en Cartagena sobre el Covid-19

Quien difunda información encaminada a propiciar desestabilización social, política y económica estará sujeto a una investigación y sanción por parte de las autoridades competentes“.

Así lo informó el Distrito de Cartagena a través de un comunicado de prensa, en el cual se advirtió además que “la única información que debe considerarse y tener en cuenta en la comunidad en general, para mantenerse actualizada en cuanto al desarrollo de la pandemia en el Distrito, es aquella que se divulgue por vía oficial, es decir, aquella que de forma exclusiva y excluyente sea emitida por el Ministerio de Salud, a nivel nacional y el Dadis (Departamento Administrativo de Salud Distrital) como una fuente idónea de la Alcaldía de Cartagena“.

De acuerdo con el remitido, la tajante admonición fue hecha por el director del Dadis, Álvaro Fortich Revollo, quien recalcó que “toda información tendenciosa, temeraria y falaz publicada en algunos medios y redes sociales, encaminada a propiciar desestabilización social, política y económica en la región, es considerada una conducta delictiva que puede ser motivo de investigación y sanción por parte de las autoridades competentes”.

La advertencia de Fortich Revollo fue oficializada mediante un Memorando -el Número AMC -CIR -000034-2020 – bajo el asunto ‘Medidas contra el coronavirus‘, y en el mismo se indica que se expide “con motivo de la presencia en la ciudad de Cartagena de una persona con la sintomatología de Covid-19” (leer ‘Memorando del Dadis‘).

Como se sabe, en la mañana de ayer, el Ministerio de Salud y Prevención Social ordenó a los medios de comunicación -mediante Resolución 385 de 2020 – “difundir gratuitamente la situación sanitaria y las medidas de protección para la población, de acuerdo con la información que sea suministrada por este Ministerio“.

“Es solo cuanto al desarrollo de la pandemia”

Aunque -como era de esperarse – hubo reacciones en redes y varios medios por lo que se interpretó en un principio como una forma de censura, tras consultar diversas fuentes quedó claro que el veto es solo para la difusión de noticias sobre la evolución de los pacientes infectados y la expansión del virus en el territorio, pero no sobre las medidas de prevención adoptadas por las autoridades sanitarias y el contexto de las mismas, lo cual es un deber y un derecho de los medios de comunicación.

En el caso de Cartagena, es claro que lo que se informe sobre la evolución de la paciente recluida en la clínica Medihelp debe provenir de fuentes oficiales, pero conocer -por ejemplo – las razones de una visita sorpresa de funcionarios del Instituto Nacional de Salud y del Ministerio de Salud al Dadis pueden ser publicadas -claro está – sin ningún tipo de restricción.

Como tampoco puede haber veto alguno para entender cómo un crucero al que se le impidió atracar en varios puertos del Caribe por razones preventivas (sobre el que al menos ocho de sus pasajeros pesaban serias sospechas de haber contraído el Covid-19), sí pudo arribar al puerto de Cartagena, y sus pasajeros recorrer sin condicionamiento alguno las estrechas calles de su Centro Histórico.

Ni tampoco puede impedirse que la prensa siga indagando porqué unos médicos expertos, veteranos, con amplios conocimientos en sanidad portuaria, fueron reemplazados por otros que apenas saben de urgencias y atención primaria en salud.

Y menos que algunos medios se inquieten porque quien realizó la visita de inspección sanitaria al buque Braemar fuera el médico Carlos Borda, quien, de acuerdo con lo que señaló una fuente del Dadis, “puede ser un excelente profesional pero no es experto en sanidad portuaria, como han sido siempre los que han cumplido esa labor, sino en manejo de urgencias hospitalarias  y atención primaria en salud, y -peor aún – no cuenta con la debida experiencia, ya que fue vinculado al Dadis solo este año“.

Leer más:

Comments are closed.

Wordpress Social Share Plugin powered by Ultimatelysocial