¿Quién es el dueño del Distrito de Riego de María la Baja?

Por Germán Barrios Reyes *

Como dice el adagio popular, a los cultivadores de arroz de María la Baja “los dejaron viendo un chispero” en este primer semestre del año, y todo porque la administración de la Asociación de Usuarios del Distrito de Adecuación de Tierras de Gran Escala de Maríalabaja -Usomaría – decidió que no les entregaría ni una “pisca de agua”, bajo el pretexto de la grave situación que presentan los embalces de Playón y Matuya, que tienen hoy los niveles más bajo de su historia como consecuencia del impacto del Cambio Climático generado por la deforestación indiscriminada y la quema de suelos generada por campesinos y terratenientes.    

El problema es que Usumaría no trató con el mismo rasero a los palmicultores, los ganaderos y los arroceros. Mientras a los dos primeros les está suministrando agua desde inicio de febrero y hasta principios de marzo, los terceros simplemente la ven correr, lo que se puede constituir en una clara violación al derecho a la igualdad y al trabajo porque, como dicen muchos de ellos: “o todos en la cama, o todos en el suelo”.

¿De quién es el agua del Distrito de Riego, una obra que el Gobierno Nacional construyó hace más de 60 años para darle impulso al pequeño y mediano agricultor? Esa es la gran pregunta que se hacen muchos en medio de esta gran incertidumbre que hoy tiene enfrentados a los empresarios de la palma, que tienen poco menos de una década en la zona, a los arroceros, que lo han explotado por más de medio siglo, y a la comunidad, que es en últimas la gran perjudicada.

Es hora de que las Administraciones departamental y nacional le brinden toda la atención a esta situación que está poniendo en peligro la seguridad alimentaria de la zona y que, hacia el futuro inmediato, puede generar problemas de inseguridad y violencia por la falta de ingresos y empleo para cientos de familias pobres que dependen del cultivo del arroz.  

La situación por la falta de agua para los arroceros, quienes representan aproximadamente el 16% de los cultivos sembrados en el Distrito de Riego, tiende a agravarse si a ello se le suman las deudas que tienen con los bancos, prestamistas o pagadiarios, que tienen a muchos quebrados.

Las voces de protesta por esta situación no se han hecho esperar y ojalá que alguien los escuche porque, como dicen algunos aquí, primero fue el arroz, el plátano, el ñame y la yuca antes que la palma, que para muchos fue un engaño más de los gobiernos de turno.

* Comunicador social – periodista, magister en Comunicación

DE INTERÉS GENERAL… Haga click ⬇️⬇️⬇️⬇️

 

Comments are closed.

Wordpress Social Share Plugin powered by Ultimatelysocial