Prioridades

Por Rafael Vergara Navarro *

Una llamada con video alertó mi día. Patético, en la Avenida del Lago, frente a Home Center, sobre el relleno del terraplén de zahorra se ve una larga carga de escombro ante la ausencia del cierre de la malla de protección de orilla. Al fondo la tala del mangle para atracar lanchas y mover lo comprado, dice el denunciante. ¡Carajo!, en el caño de Bazurto otra infracción ambiental, unos no la ven, les parece bien o no les importa, pasan por encima de la prohibición de no talar y la obligación de eliminar el escombro en el relleno sanitario. La viveza prima y desata el conflicto ambiental con sus intereses y actores.

¿Porqué se dejó una puerta que no se cierra o elimina? ¿Quién decidió abrir paso al atracadero? Si la autoridad no actúa lo informal se impondrá.

Ese día en el Concejo se debatía sobre el Plan Especial de Manejo y Protección -Pemp – del centro Histórico y el Plan de Ordenamiento Territorial – POT del Distrito, y sobre la protección e importancia de los cuerpos de agua, su fauna y flora, que son patrimonio de interés cultural.  

El Pemp no solo es la piedra. La ciudad colonial pudo ser como es por la existencia de las lagunas que ante los ataques fueron los fosos de protección de las murallas. Son zonas afectadas o de influencia, a según.

Precisamente, para comprobar lo que pasa con el patrimonio acompañé al director y el equipo del Establecimiento Público Ambiental -EPA, a la Policía, la Junta de Acción Comunal -JAC – y a los guardianes a la inspección de la Laguna del Cabrero y el Caño de Juan Angola. Un recorrido para ver y hacer.

Iniciamos en La Unión del lado del arrinconado manglar sobreviviente a la presión de los edificios colindantes y los invasores potenciales.

Con el corazón constreñido vimos y sentimos la infamia de quienes viven entre basura, olores ofensivos, sin alcantarillado; una indigna, contaminada y paradójica existencia que se padece y a su vez defiende. Allí están donde la laguna se conecta con el caño y solo queda un riesgoso hilo de agua podrida y achocolatada. Unos jóvenes metidos hasta la rodilla empujando una barca, mostraron la profundidad y la necesidad de dragar e impedir nuevas precarias viviendas que rellenen el cauce y cierren la circulación del agua.

Quedó clara la necesidad de inversión social, buscar recursos para reubicar dignamente estos condenados de la tierra.

Luego, navegando la bella Laguna del Cabrero, de Torices al Papayal, comprobamos el cambio de estrato en la urbanización ilegal y la apropiación descarada de la ronda hídrica. Unos transportadores que enrejaron hasta el agua, un aserradero y aserrín para relleno, casas que crecen sobre escombro, tambos y daños graves hasta el manglar próximo al Edificio Inteligente, en Chambacú.

El colmo: un ofensivo ‘lote’ escombrera en pleno Cabrero. Ahora toca visualizar los otros abusos gruesos en el Caño de Bazurto. Una de las misiones del EPA y el Ecobloque será poner orden y lograr sin dilación recuperar y cuidar el patrimonio que es de todos.

* Abogado, ambientalista y gestor de Paz

DE INTERÉS GENERAL… Haga click ⬇️⬇️⬇️⬇️

 

 

 

Comments are closed.

Wordpress Social Share Plugin powered by Ultimatelysocial