Tras nuevos señalamientos, el ‘Tractor’ Dau vuelve otra vez a retractarse

El pasado domingo (19 de enero), tal como se ha vuelto costumbre, el alcalde de Cartagena, William Dau Chamat, informó a través de sus redes sociales que había recibido “información de un seguidor” sobre la comisión de unos presuntos hechos delincuenciales, en esta ocasión en la Secretaría de Hacienda del Distrito, y anunció que busca “saber si (la misma) es o no cierta“, para lo cual -señaló – “necesito colaboración de la ciudadanía para ayudar a confirmar o denegar esta información“. “Por favor, ayuden a extirpar el cáncer de la corrupción en la Secretaría de Hacienda de Cartagena“, reclamó Dau Chamat de los cartageneros.

Pero el mandatario no habló en abstracto, o incurriendo en difusas generalizaciones como en otras oportunidades, sino que -además – bajo la lapidaria frase: “personal que hacen parte del cartel de prescripción de impuesto unificado en la Secretaría de Hacienda Distrital“, publicó los nombres y apellidos de 16 profesionales, nueve de ellos vinculados contractualmente a dicha dependencia, cuatro de libre nombramiento y remoción y tres en provisionalidad.

De igual forma, señaló los cargos que ocupa cada uno, en el caso del personal de nómina, o las secciones, unidades o departamentos a los cuales se encuentran adscritos, en el caso de las llamadas OPS (Órdenes de Prestación de Servicio).

Y, además, indicó que al menos 14 de ellos son cuotas políticas de los exsenadores Juan José García Romero y William Montes Medina, del exrepresentante a la Cámara Hernando Padauí Álvarez, del excandidato a la Alcaldía Antonio Quinto Guerra Varela y de los concejales David Caballero Rodríguez y Lewis Montero Polo.

Y ayer (lunes 20 de enero), como también se está haciendo costumbre, el mandatario de los cartageneros admitió -tácitamente – que había cometido un error al publicar los nombres y apellidos de unos servidores públicos sin constatar previamente la veracidad de la “información de un seguidor“.

Mediante un comunicado de prensa, Dau Chamat confesó que “no me consta que los nombres que aparecen en el documento que publiqué sean personas que tengan algún tipo de relación con el llamado ‘cartel de las prescripciones del impuesto predial‘, por lo tanto, retiraré de las redes sociales la publicación en mención” y, en consecuencia, ofreció “disculpas públicas a las personas que se consideren afectadas en su buen nombre y honra” (leer Comunicado a la Opinión Pública del alcalde William Dau).

Como era de esperarse, el error del alcalde produjo reacciones de la más diversa naturaleza entre innumerables ciudadanos (leer https://www.facebook.com/savecartagena/?epa=SEARCH_BOX ).

En su cuenta en Twitter, una de las funcionarias mencionadas le expresó a Dau que “me parece terrible y una falta de respeto que usted Sr alcalde (…) saque una publicación de estas sin prueba de lo que está diciendo, usted no sabe qué clase de persona soy yo. (Soy) funcionaria desde hace 8 años en el Distrito, que ingresó por entrevista de trabajo, quien por su esfuerzo y dedicación ha seguido en el Distrito sin apoyo político alguno, y sigue poniendo su empeño para que desde donde estoy las cosas se hagan bien (…). No voy a permitir que por una ligereza de su parte mi nombre, el cual he cuidado desde siempre por sus valores inculcados desde mi hogar, usted lo manche de esta manera“.

Otro cibernauta, el empresario Henrique Luis Román Becerra, comentó sobre los señalamientos de Dau que esa “no es la forma adecuada. Existe la presunción de inocencia y usted no puede publicar un anónimo, que lo más probable es de los enemigos que usted tiene. No se debe jugar con el código penal, ni con el buen nombre de personas. Es más, lo más probable es que sean cascaritas que le están tirando, y usted las está pisando. Grave error, alcalde. Así no se gobierna, a punta de chismes, consejas y anónimos“.

Sin embargo, el mandatario sigue teniendo fans. Y son innumerables. Desde la cuenta en Facebook ‘Benama Benama‘, uno de sus seguidores le aplauda manifestando: “¡bravo, tractor, bravo!, duro contra los malandrines, siga rompiendo cadenas, usted es un alcalde puesto por Dios y el pueblo. Mano dura contra todos los que lo merezcan“.

Y el abogado, activista y líder barrial Víctor Gómez Cajar, tras ofrecerse para poner en contacto al alcalde “con una exfuncionaria que trabajaba allá (en la Secretaría de Hacienda) y conoce al dedal (SIC) el antro de la corrupción que se maneja en dicha dependencia“, le pidió a Dau que “saque a todos esos bandidos“.

DE INTERÉS GENERAL… Haga click ⬇️⬇️⬇️⬇️

Comments are closed.

Wordpress Social Share Plugin powered by Ultimatelysocial