Una gran oportunidad

Por Rubiela Valderrama Hoyos *

Una gran oportunidad tiene el alcalde William Dau Chamat de sacar adelante y potenciar al grupo poblacional más importante de Cartagena; que representa al 52% de la población, que aporta en todos los ámbitos del desarrollo local, pero sobre el cual recae una histórica y repudiable discriminación, violencia, subvaloración económica y política de proporciones indignantes. Sí, me refiero a las mujeres de Cartagena.

Y digo que el alcalde tiene una gran oportunidad, ya que seguramente “sin saberlo” ha nombrado un gabinete en su mayoría sensible a las problemáticas que atraviesan las mujeres, y estos nombramientos están ubicados justamente en los despachos que pueden aportar a la transformación social, económica, política y cultural del grupo poblacional mayoritario de la ciudad.

Pero, además, este gabinete no solo es sensible al tema. Me consta que posee conocimientos suficientes en esta área desde sus especialidades, que tienen la capacidad de distinguir entre necesidades prácticas e intereses estratégicos de las mujeres, y esto hace más interesante para nosotras que ellos y ellas estén allí.

Me refiero entonces a:

Dewin Pérez Fuentes, en la Secretaría de Hacienda, desde la cual podrá proyectar sin titubeos los recursos presupuestales que necesita la ejecución integral de la política pública de mujeres cartageneras en pleno goce de sus derechos, así mismo, y conociendo como conoce e investigó desde el Observatorio de Empleo de la Universidad de Cartagena las brechas salariales, las pocas oportunidades de empleo formal y las condiciones de trabajo que enfrentan las mujeres en Cartagena, podrá impulsar, de manera conjunta con otros sectores y en el marco de la política mencionada, todas las estrategias que posibiliten la autonomía económica de las mujeres.

Diana Martínez Berrocal, secretaría general, quien conoce a fondo muchas de las problemáticas que enfrentan las mujeres en todos los ámbitos, pues, fue la encargada de trabajarlas durante un par de años en la Gobernación de Bolívar. Ahora desde su cargo puede incidir para que se prioricen y potencien los temas estratégicos de las mujeres en Cartagena.

Olga Elvira Acosta Amel, secretaria de Educación. Sabemos que la educación es la principal herramienta para los cambios culturales que requiere la ciudad, y sabemos que Olga sabe de educación, pues ha sido una maestra consagrada. Pero también sabe de las profundas inequidades de género y las discriminaciones y violencias que enfrentan las mujeres cotidianamente, que son reforzadas en la escuela por la educación sexista que allí se reproduce. Olga tiene el reto de iniciar cambios profundos en los contenidos, formas y modos de educar en la igualdad y el respeto por las otras y todas las diversidades que nos habitan.

Cielo Blanco Arroyo, directora de la Escuela de Gobierno y liderazgo, quien sabe claramente de las luchas que libramos las feministas por los derechos de las mujeres desde hace un par de décadas, pues ha sido una activista de esas luchas, por eso tiene la sensibilidad y el conocimiento para impulsar procesos de liderazgo, empoderamiento y participación social de las mujeres en la ciudad.

Kairen Margarita Gutiérrez Tejedor, directora del Plan de Emergencia Social -PES – Pedro Romero. Desde ese ambicioso programa social y en alianza con muchas otras entidades puede potenciar y priorizar a las mujeres ya que no solo son mayoría de la población en condiciones de vulnerabilidad, cabezas de familia, sino que, además, les toca hacerse cargo de adultos mayores, niños/niñas y población con discapacidad. Kairen, como lideresa social, tiene un reto enorme y la meta de mejorar las condiciones de vida, es decir las necesidades prácticas de las mujeres.

Y, así mismo, tenemos un grupo excepcional de funcionarias: Lidy Ramírez Palencia, asesora de Despacho; Alexa Cuesta Flórez, directora de la Escuela Taller Cartagena de Indias; Saia Vergara Jaime, directora del Instituto de Patrimonio y Cultura de Cartagena; Martha Carvajal, directora de Talento Humano; Ana María González, directora de la Oficina de Cooperación Internacional y Paola Pianeta, asesora en Comunicaciones, entre otras/os.

Todo este gran equipo articulado con una mujer afro que ha vivido y sufrido la discriminación en carne propia, como lo es Cynthia Amador, pueden lograr el objetivo, ya que nunca la ciudad había contado con un grupo tan grande y valioso de personas en altos cargos del gobierno local; mujeres y hombres sensibles a los temas y políticas de las mujeres.

Por ello, el llamado y el reto es no desaprovechar esta gran oportunidad. Ustedes pueden sensibilizar al señor alcalde, pueden priorizar el tema en los Consejos de Gobierno, deben impulsar la creación de la Secretaría de la Mujeres y las diversidades sexuales, como ente rector de esas políticas públicas. Sería imperdonable, pues, que la política pública de mujeres pasara sin pena ni gloria, como le ha tocado todos estos años atrás.

Les propongo que este gobierno y la década que inicia sean la década del desarrollo integral de las mujeres cartageneras. Pongo ese reto en sus manos.

* Rubiela Valderrama Hoyos. Feminista, Trabajadora Social, Magister en Estudios de Género, Área Mujer y Desarrollo

DE INTERÉS GENERAL… Haga click ⬇️⬇️⬇️⬇️

Comments are closed.

Wordpress Social Share Plugin powered by Ultimatelysocial