Los primeros días de Dau

Por Rubiela Valderrama Hoyos *

En sus primeros 10 días de administración, el alcalde William Dau Chamat ha sorprendido con buenos nombramientos en carteras de mucha importancia para la ciudad como Educación, Hacienda, Interior, PES, Escuela de Gobierno, entre otros destacados nombramientos.

Creo sinceramente que, en efecto, muchas de las personas nombradas pueden sacar adelante a la ciudad en los temas que asumieron, sin embargo, sigo con profundas dudas sobre las capacidades del capitán de este barco que yace entre aguas.

Ha dicho el alcalde que se requiere reestructurar/cambiar varias Secretarías, y las mujeres del movimiento social hemos estado atentas para escucharlo decir algo sobre la necesaria Secretaría de las mujeres, pero esto al parecer no está en su radar. De hecho, nunca lo mencionó en su campaña y vale la pena recordarle que no solo somos el 52% de la población, sino que estamos y aportamos en todos los ámbitos del desarrollo de Cartagena, aunque las inequidades y discriminaciones sociales, políticas y económicas se ejerzan con mayor fuerza sobre nosotras, y de esto sí que saben los y las buenas funcionarias que usted señor alcalde ha nombrado.

El alcalde continúa, como en campaña, llamando malandrín a todo el mundo, sin ningún respeto por los funcionarios/as y servidores públicos, que si bien hacen parte de las Secretarías, en su gran mayoría no tienen injerencia alguna en las decisiones, contratos y nombramientos que hacen los/as secretarios/as o jefes directos de las oficinas; son simplemente trabajadores y trabajadoras con funciones misionales de cada entidad, gente honesta que incluso da más de lo que recibe, por ello es inaceptable que el señor alcalde continúe generalizando y llamando ladrón a todo el que le dé la gana a sabiendas de que no tiene pruebas y que le tocará retractarse.

Recuerdo sus palabras en una reunión durante la campaña electoral: “nadie más que yo tiene los cojones para derrotar la corrupción y salvar a Cartagena”. Pues bien, señor alcalde, ¿dónde quedaron esos cojones para defender a la ciudad contra la imposición del Ministerio de Cultura de quedarse con el manejo y los ;recursos del patrimonio de las fortificaciones de la ciudad: o explíquenos bien de qué se trata el negocio de la Escuela Naranja, en detrimento de la Escuela Taller Local? Por favor, saque pecho aquí, grite aquí y no contra los funcionarios de planta de las Secretarías que no toman decisiones, como sí las puede tomar usted. Apoyamos a Alexa Cuesta en su lucha por la cultura y el patrimonio de la ciudad y esperamos que se fortalezca con recursos humanos y financieros para su labor.

Estoy de acuerdo con su lucha anticorrupción y en capacidad de apoyarla desde mis espacios. De hecho, lo hago cotidianamente. Sé que es importante llamar las cosas por su nombre. Creo que si se comprueban quiénes son los ladrones deben ir presos, sean quienes sean, pero no le hace bien ni a la administración en su conjunto, y menos al alcalde, que sus amigos y funcionarios de confianza se conviertan en comité de aplausos y no en verdaderos asesores. Bueno, si es que el señor alcalde se deja asesorar. Amanecerá y veremos.

* Rubiela Valderrama Hoyos. Feminista, Trabajadora Social, Magister en Estudios de Género, Área Mujer y Desarrollo

Comments are closed.

Wordpress Social Share Plugin powered by Ultimatelysocial