Una promesa del liderazgo de La Heroica

Por Marcela Lucía Márquez *

En medio de las festividades y el inicio de un nuevo año, la expectativa de los cartageneros crece ante el advenimiento de una nueva administración distrital, marcando el inicio de una nueva era política bajo la batuta del recién posesionado alcalde William Dau Chamat. Pero el panorama es más global y, en muchos casos, con mayores razones para el optimismo. Paralelamente, en el transcurso de los últimos años, ha venido emergiendo en nuestra ciudad una nueva generación de líderes cívicos, sociales y políticos, trabajando incansablemente por sus respectivas comunidades, muchas veces en el anonimato y, en otros casos, dando lo mejor de sí en importantes cargos a los que llegaron gracias justamente a sus méritos y, sobre todo, a sus comprobadas dotes de líderes positivos. y uno de estos es, sin duda, Iván José Sanes Pérez, una promesa del liderazgo de la Ciudad Heroica.

En Cartagena muchos saben que Sanes Pérez fue, hasta el pasado 31 de diciembre, director del Instituto de Patrimonio y Cultura de Cartagena -IPCC. Lo que seguramente saben pocos es que Sanes fue un destacado líder cívico, que es abogado y, además, ingeniero de Sistemas, que tiene una maestría en Educación y que también es vicepresidente de la Federación Colombiana de Boxeo.

Estas particulares pasiones polifacéticas bien podrían asemejarse a las de los grandes líderes de antaño, quienes no solamente se enfocaban en un oficio o especialidad sino que daban cuenta de múltiples talentos y una excelencia peculiar para desempeñarse en cada uno de ellos.

Su gran vocación social encontró el camino luego de enfrentarse a un infortunio: corría el año 1999 y, ante la falta de recursos financieros para continuar con sus estudios universitarios en Bogotá, se vio en la obligación de buscar empleo, desempeñándose como mensajero y en muchos otros oficios, pero también encontrándose con muchas puertas cerradas. Por esto tuvo que dejar la capital para regresar a su natal Cartagena.

Ese mismo año, la Registraduría Nacional del Estado Civil abrió una convocatoria pública,  cuyo factor determinante eran las pruebas Icfes. Teniendo en cuenta que en dichas pruebas Sanes había alcanzado un puntaje de 364, una de las más altas, logró pasar, obteniendo el primer lugar, asumiendo la responsabilidad de ser coordinador de una importante dependencia en la cual, según habría de asegurar, comenzó a conocer a la ciudad y su gente.

Lo que en un principio había parecido un fracaso: haber tenido que regresar de la capital sin haber culminado estudios, marcaría la pauta para el camino de su liderazgo social.

En La Heroica logró sacar adelante su título profesional en Ingeniería de Sistemas y posteriormente se graduó como abogado. Y, mientras estudiaba estas profesiones, su carrera fue progresando.

Comenzó siendo operario, auxiliar administrativo, profesional universitario y asesor de varias dependencias; llegando a ser director de institutos descentralizados y secretario de Despacho, entre otros cargos públicos. A sus títulos profesionales les sumó dos especializaciones y una maestría en Educación. Actualmente cursa su tercera especialización en Derecho Urbano.

Bajo su liderazgo el Ipcc recuperó credibilidad, contando con la participación de los gestores culturales y rescatando las relaciones con las empresas. Fruto de ello fueron las fiestas de la Independencia, de las cuales, en palabras de Sanes, “volvimos a sentirnos orgullosos. Unas fiestas que, como su lema bien lo describía, resonaron”. Igualmente se recuperaron las zonas verdes de los centros culturales, se construyó un escenario cultural; por primera vez se entregaron auxilios vitalicios a los gestores culturales; y se le brindó un papel protagónico a los músicos y artistas plásticos con estrategias como ‘La Vitrina’, entre otras.

Los principales retos del Ipcc son mejorar sus finanzas, realizar dos escenarios culturales más, uno en cada localidad, mejorar sus fuentes de financiación para hacer honor a que somos Distrito cultural, que nuestros eventos sean parte de la agenda nacional desde las Fiestas de la Candelaria y el Festival del Frito, Festival del Dulce, Fiestas de la Independencia hasta el Festival del Pastel. Entregamos un Instituto mejor de como lo recibimos; como ejemplo recuerden que el Centro Cultural del Pie de la Popa y la Plaza de Toros estaban fuera de servicio y lo entregamos al servicio de los cartageneros, bibliotecas en mejor estado, teatro Adolfo Mejía en mejor estado, con un nuevo escenario cultural en El Socorro,  entre otras cosas”, explica Iván Sanes.

Ante la pregunta, ¿qué mensaje le daría a su sucesor en el Ipcc?, esta fue su respuesta: “el Instituto requiere mucho tiempo de trabajo y dedicación. No solo se trata de que los proyectos inicien, sino verificar su proceso día a día. Que escuche a los gestores culturales y se cree su propio criterio pues se dará cuenta que hay pocos recursos y estamos en el deber de hacer mucho. Cartagena es una ciudad millonaria por su riqueza cultural; aún falta creérnoslo más”.

El tramo que hace falta por recorrer es aún largo. Por el momento este líder continuará su labor, esta vez desde la Dirección del Instituto de Cultura y Turismo -Icultur – de Bolívar, cargo que acaba de asumir tras su exitoso paso por el Ipcc, lo cual hace que las expectativas de la comunidad, no solo cartagenera sino ahora -además – bolivarense, continúen creciendo.

* Comunicadora social – periodista

DE INTERÉS GENERAL… Haga click ⬇️⬇️⬇️⬇️

 

Comments are closed.

Wordpress Social Share Plugin powered by Ultimatelysocial