Carta del saliente alcalde de Cartagena, Pedrito Pereira, a todos los cartageneros

Cartagena de Indias D.T. y C. 31 de Diciembre de 2019

Apreciados cartageneros,

Al terminar el encargo como Alcalde Mayor de Cartagena, por designación del Sr. Presidente de la República, Iván Duque, dejo algunas reflexiones finales sobre esta experiencia de ciudad que compartimos en el período comprendido entre septiembre de 2018 y diciembre de 2019.

Desde el primer momento supe que sería un desafío difícil y complejo. A la grave crisis administrativa que afrontaba el Distrito, tras un prolongado ciclo de administraciones frustradas, con once (11) alcaldes en una sola década, la consecuente inestabilidad institucional, la pérdida de confianza ciudadana y las desbordadas problemáticas sociales, se le sumaban las fuertes limitaciones que implicaban un año electoral, los impedimentos que genera la vigencia de la Ley de Garantías, y las naturales incomprensiones de quienes demandan soluciones inmediatas a sus necesidades y expectativas acumuladas.

Decidí desatender los consejos de quienes me sugerían esperar un “mejor momento”, presentándome como candidato a la alcaldía para el período 2020-2023, porque comprendí que la vida me estaba ofreciendo una oportunidad de aportar a la ciudad mis energías, experiencia y capacidad de trabajo, para sortear sus enormes dificultades. Es frente a las más fuertes tormentas, donde se pone a prueba la pericia de los capitanes.

En el informe final de gestión presentado el 27 de diciembre, están detallados los resultados más relevantes de este encargo, que demuestran la recuperación de la gobernabilidad, de la confianza ciudadana y la conquista de grandes logros con los que la ciudad venía soñando desde hace varios años, en materia de lucha contra la pobreza, ejecución de múltiples obras de desarrollo postergadas y nuevas en diferentes frentes; sustanciales mejoramientos en movilidad, seguridad e infraestructura, y el comienzo de ejecución de trascendentales macro-proyectos que determinarán un futuro de mayor competitividad de Cartagena y de bienestar para todos sus habitantes, entre otras acciones. (ver informe en www.cartagena.gov.co).

Efectivamente persisten muchos problemas y necesidades que demandan una mayor y efectiva intervención del Estado y de la sociedad para encontrarle soluciones finales, pero es evidente que el panorama administrativo, institucional y social que recibe la nueva administración del Distrito, es mucho menos traumático que el que encontramos en septiembre de 2018.

Hasta el último momento del encargo he cumplido con las responsabilidades que impone la Constitución y la Ley, incluyendo la férrea defensa del Distrito ante  el perverso sitio jurídico y financiero que se impuso sobre sus finanzas en los últimos meses, fraguado con evidentes propósitos políticos, no propiamente contra la administración saliente, pero que demuestran la existencia de ataques de piratas y corsarios modernos, que la ciudad sigue obligada a enfrentar.

Ninguna administración eficiente está exenta de críticas; dejar de actuar para evitarlas sería una demostración de mediocridad. Por ello en aquellos temas complejos, en los que se pudieran afectar algunos privilegios de pocos, antepuse el interés colectivo y el legítimo derecho de la ciudad a pensar en grande, aunque ello representara, al final del mandato, injustos señalamientos y poner eventualmente en riesgo mi capital político. Dios, el pueblo cartagenero y la historia refrendarán mi eficiencia y transparencia en cada una de mis acciones, virtudes éstas que han prevalecido en mis 23 años de vida pública.

Agradezco a Dios, que en su infinita sabiduría me dio la oportunidad de vida de conducir los destinos de mi ciudad natal en un período corto, pero fructífero para los cartageneros; a mis hijos y familia por los sacrificios que generaron mis prolongadas ausencias, y a mi esposa Eliana por su acompañamiento incondicional y por los grandes aportes realizados como Gestora Social.

Los resultados alcanzados en este período de gobierno son fruto del trabajo en equipo, que contó con el acompañamiento de Instituciones como la Presidencia y Vicepresidencia de la República, el Concejo Distrital, y en el que participaron entidades, organizaciones y ciudadanos cartageneros, que atendieron con esmero la convocatoria que hice desde el día de mi posesión, para deponer diferencias y trabajar unidos por Cartagena. A todos mis reconocimientos y sentida gratitud, al igual que a los periodistas y representantes de medios de comunicación, a quienes siempre di la cara para informar y responder por todas y cada una de mis actuaciones.

Presento disculpas a quienes por la desbordante agenda diaria de compromisos no pude atender personalmente, a los amigos y compañeros que pudieron sentirse afectados en decisiones en las que correspondía privilegiar el interés general, y a quienes las circunstancias no permitieron atender todas sus expectativas y demandas de soluciones sociales.

Deseo a mi sucesor, William Dau Chamat y a su equipo de gobierno éxitos en su gestión, que deberá reflejarse en nuevas conquistas de desarrollo y de bienestar para Cartagena. Estaré dispuesto a brindar información complementaria y orientaciones en caso de ser requeridos, como contribución a la buena marcha de la administración.

Después de un breve receso en comienzos de año nuevo, cobijado por el cariño de mi familia, volveré al ejercicio de mi pasión por el servicio público, en los roles que me depare el destino, con la certeza que desde donde quiera que esté, seguiré trabajando con dedicación y cariño, por mi entrañable Cartagena y por sus habitantes.

Deseo un Feliz año nuevo, con muchas oportunidades de inclusión y bienestar para todos.

Amigo por siempre,

 

PEDRITO PEREIRA CABALLERO

Alcalde Mayor (e) de Cartagena

DE INTERÉS GENERAL… Haga click ⬇️⬇️⬇️⬇️

En contexto:

Comments are closed.

Wordpress Social Share Plugin powered by Ultimatelysocial