Sobre la formulación del Plan Especial de Manejo Privado -Pemp- de unos cuantos

Por Milton J. Pereira Blanco *

El Centro Histórico de Cartagena es para muchos el mejor lugar para visitar de nuestro país y, quizás, es uno de los mejores destinos turísticos para disfrutar de todo el mundo. Dentro de esas hermosas murallas que para el Ministerio de Cultura de nuestro país no son parte integral del Centro Histórico sino fortificaciones militares aisladas, se esconden miles de problemas cotidianos de toda sociedad, algunos de bajo impacto y otros no tanto, a los cuales, en todo caso, la administración local debe atender, gestionar y resolver.

El Centro Histórico como Bien de Interés Cultural -BIC – debe contar con un Plan Especial de Manejo y Protección -Pemp, el cual es el instrumento de gestión del patrimonio cultural que la ley nos entrega para  establecer las acciones necesarias para garantizar su protección y sostenibilidad en el tiempo, lo cual implica que es un instrumento para planificar y gestionar el BIC y, de pasó, una herramienta que contribuye a la solución de problemas sociales, en especial los de ordenación del territorio, que tanto han aquejado a nuestra ciudad.

Lo anterior quiere decir que el Pemp cumple una función valiosísima dentro de la sociedad, y se convierte en una herramienta incluso más importante que el Plan de Ordenamiento Territorial en cuanto a BICs se refiere, pues constituyen determinantes que a la postre son normas de superior jerarquía, en sus propios ámbitos de competencia, pues son regulaciones sobre conservación, preservación y uso de las áreas e inmuebles consideradas como Patrimonio Cultural de la Nación.

Siendo así lo anterior, la administración local en su gestión para la formulación del Pemp y posterior adopción por parte del sector central de la Nación: el Ministerio de Cultura -Mincultura, debe garantizar la participación ciudadana de manera efectiva y real y no simplemente formal.

En el caso particular de la formulación del Pemp para el Centro Histórico de Cartagena la administración local se burló del cartagenero y le ‘mamó gallo’ a la ciudad, pues alardeó publicitariamente, a través de Facebook e Instagram, de garantizar la participación ciudadana a través de foros y mesas temáticas, pero en realidad nunca ‘soltó’ la información de manera previa para ser analizada por los ciudadanos. Esto se llama participación en sentido formal, simplemente por cumplir la ley, pero no porque le interese la opinión de los cartageneros, y lo único que quedó demostrado es que prevaleció la arrogancia y la soberbia del administrador de turno y sus asesores.

Esas mesas y foros de ‘socialización’ las hicieron y las siguen haciendo para que la ciudadanía y los gremios validemos un actuar engañoso, en el que el mes de abril de 2019 se limitaron a mostrar un montón de diapositivas con ideas posibles pero no concretas ni definitivas y a escuchar las preocupaciones de los residentes del Centro, gremios y ciudadanía en general; en el mes de mayo de 2019 nos volvieron a engañar, pues el Secretario de Planeación le dijo a la ciudad en una entrevista concedida al diario El Universal de Cartagena titulada ‘En julio próximo presentarían el Pemp a Minculturaque “una vez el documento esté consolidado, vamos a tener un punto de atención que instalaremos en la oficina de la Corporación de Turismo, en el Centro, para que todo el mundo pueda llegar, mirar planos y el documento. Además, lo tendremos en página web para recibir observaciones y hacer cambios si así se requiere. Posteriormente, lo presentaremos al Consejo Territorial de Planeación, al Comité Técnico de Patrimonio, al Concejo distrital, y así al Ministerio de Cultura”, lo cual nunca se hizo. Para colmo de males, el 18 de diciembre de 2019, cuando todo está por acabar para la administración encargada de Pedrito Pereira, se frota la bola de cristal y aparece el oficio AMC-OFI-0154766-2019 del 4 de diciembre de 2019, suscrito por el secretario de Planeación, Iván Castro, en el que se radica el documento normativo y técnico del Pemp del Centro Histórico de Cartagena e inmediatamente se conoce que habrían mesas de socialización los días 19, 20 y 21 de diciembre de 2019.

Frente a lo anterior, nuestras preguntas entonces son: ¿para qué son las mesas de trabajo si el documento normativo y técnico ya está en el Mincultura? ¿Tenía competencia el secretario de Planeación para radicar el Pemp del Centro Histórico de la ciudad ante el Ministerio? Y, si no, ¿quién debería?, ¿el alcalde mayor de la ciudad? ¿Por qué el afán de presentarlo corriendo y sin escuchar de verdad a la ciudadanía ad portas de terminar la administración? ¿Debía esperar la administración saliente a que la nueva administración lo revisara y siguiera con la actuación administrativa?

Todos estos interrogantes me llenan de preocupación como cartagenero, pero preocupado me deja que quienes administran la ciudad no distingan entre concertar y socializar, que no distingan entre participación ciudadana real y efectiva con participación formal; en definitiva, que les pese más su propio interés que el interés de todos. 

Finalmente, no se puede formular un documento tan importante para la ciudad a espaldas de la ciudadanía. No se puede adoptar un documento tan valioso cuando voces ciudadanas claman porque se les escuche y se les permita revisar antes de que la Nación lo adopte de un plumazo. Y, sobre todo, no sirve de excusa señalar que posteriormente el Ministerio de Cultura lo concertará con los cartageneros. ¿Y saben por qué? Porque, sencillamente, eso es una perversa mentira.     

* Director  de Asuntos Jurídicos Caribe Legal, profesor de Pregrado y Postgrado de la Universidad de Cartagena y exjefe de la Oficina Asesora Jurídica de la Alcaldía de Cartagena

 

Comments are closed.

Wordpress Social Share Plugin powered by Ultimatelysocial