Por Carlos Ardila González *

Si va a seguir demorándose en anunciar quiénes serán los miembros de su gabinete pero, al irlos señalando, nos llena de complacencia porque -finalmente – resultan ser un acierto, que es lo más importante, pues entonces que se demore lo que quiera“.

El anterior comentario, expresado por la directora del colectivo ‘Cartagena Visible‘, Dora Valencia Alfaro, a propósito del anuncio del próximo mandatario de los cartageneros, William Dau Chamat, de quiénes serán sus secretarios de Infraestructura, General y de Hacienda, terminó siendo un resumen de los comentarios que sobre los nombres de estos comenzaron a ‘llover’, particularmente en las redes sociales.

Porque, tras conocerse que el arquitecto Gonzalo Jácome Peñaranda será el nuevo secretario de Infraestructura; que el economista Dewin Pérez Fuentes estará a cargo de la Secretaría de Hacienda; y que la abogada Diana Martínez Berrocal será la titular de la Secretaría General, las reacciones -en términos generales – han sido positivas.

Por las redes sociales, unos canales por donde sobre temas políticos y administrativos suelen circular con más fluidez los hechos negativos que los positivos, el lugar común tras los anuncios del alcalde electo es que este ha acertado en sus decisiones.

De hecho, una de las pocas inquietudes, expresada también por Valencia Alfaro, es -en la práctica – un reconocimiento a uno de los nuevos funcionarios. Según la dirigente cívica, el perfil de Jácome Peñaranda, a quien conoce bien desde cuando fue miembro de una Junta Administradora Local, “corresponde más al de un secretario de Planeación, ya que, por lo que sé, él es un destacado planificador urbano y ha sido varias veces consultor del ordenamiento territorial. La Secretaría de Infraestructura es más para un experto en construcciones, un ejecutor. Gonzalo es más -como dije – un planificador…“.

No obstante, Valencia reconoce que Jácome, “por haber participado en varios de los más grandes proyectos desarrollados en la ciudad, como Ciudad Bicentenario y otros en la Zona Norte, que yo recuerde, tiene una experiencia que seguramente pondrá al servicio de la ciudad en su nuevo cargo“. 

Sobre la designación de Dewin Pérez también los comentarios han sido positivos. Como se ha dicho, el próximo secretario de Hacienda es economista, PHD, magister en Ciencias Económicas, docente de la Universidad de Cartagena y de la Escuela Superior de Administración Pública –Esap, así como director del Observatorio de Mercado Laboral de Cartagena.

Así como la de Diana Martínez como nueva secretaria General. Esta, como se ha dicho también, es abogada con especialización en Derecho Público y actualmente es docente en varias universidades de Cartagena, así como columnista habitual -todos los martes – del portal Revista Metro y del diario El Universal

De certezas e incertidumbres

Para varios analistas, hasta el momento los nombramientos anunciados han sido recibidos con complacencia.

Mónica Fadul, Armando Córdoba y Cynthia Pérez

Como se sabe, además de los de Jácome, Pérez y Martínez, se conocen los nombres de la abogada Mónica Fadul Rosa, quien será Asesora de Despacho con funciones de alto nivel y responsabilidad (una suerte de ‘vicealcaldesa‘ o, como la bautizó el propio Dau, “la gerente de la ciudad“); del Lingüista y Literato Armando Córdoba Julio, quien ocupará la Secretaría de Participación Ciudadana y Desarrollo Social; y de la Administradora de Empresas Cynthia Pérez Amador, quien será la ‘Primera Dama‘ o gestora social del Distrito.

Sin embargo, de acuerdo con lo que se ha podido establecer, por múltiples razones, en diversos sectores aún hay incertidumbre por los nombramientos que deben anunciarse en las próximas horas.

El doctor Dau, por haber estado alejado de la ciudad por más de 15 años, no conoce muy bien a su gente“, señaló un entusiasta seguidor del nuevo alcalde; “ojalá siga acertando y no incurra en errores; lo digo porque he visto rondando por las subcomisiones de empalme a ciertos personajes, poco recomendables, que lo que buscan es un empleo“.  

Otra razón para que aún subsista algún nivel de incertidumbre es porque, para los más importantes cargos de libre nombramiento y remoción, Dau dispuso el desarrollo de un proceso de meritocracia y, como se sabe, por muy rigurosos que sean, en estos cualquier cosa puede pasar. Hasta filtrarse uno que otro ‘malandrín‘ como los que el nuevo mandatario aspira a erradicar de la Administración.

* Director de Revista Metro

Contexto:

.

 

Comments are closed.

Wordpress Social Share Plugin powered by Ultimatelysocial