Renuncia del 2° en lista de elegibles enreda selección de personero de Cartagena

Definitivamente, el proceso de selección del nuevo personero de Cartagena está enredado.

Primero, porque por las redes sociales circulan varios documentos que llevan a inferir que al menos dos de los cuatro candidatos seleccionados podrían estar impedidos para ocupar el importante cargo.

Y, segundo, porque justamente uno de ellos: el abogado Julián Contreras Cortés, radicó ayer en la Secretaría General del Concejo un oficio solicitando que se retirara su hoja de vida y, en consecuencia, su nombre fuera excluido de la lista de elegibles.

Como se sabe, Contreras Cortés fue, hasta ayer, el segundo en dicha lista, la cual quedó integrada -además – por Carmen de Caro Meza (en el primer lugar), Karen Puerta Castro (en el tercero), y José Sepúlveda Martínez (en el cuarto).

Lo que se dice -a través de las redes – es que Contreras estaría inhabilitado porque en enero de 2002 fue condenado en segunda y definitiva instancia por el Tribunal Superior de Barranquilla, tras probarse que una denuncia interpuesta en su contra por el ciudadano Óscar Bohórquez Correa tenía el sustento debido.

Justamente, aunque el excandidato a la Personería no lo dice en su carta, la difusión de un documento con detalles de esa condena pudo ser la causa de su renuncia.

La otra persona que estaría igualmente inhabilitada para ejercer como representante del Ministerio Público sería Carmen de Caro.

La razón, según diversas fuentes, es que la abogada es actualmente la jefa de la Oficina de Control Disciplinario y Procesos Sancionatorios de la Corporación Autónoma Regional de Canal del Dique –Cardique, un cargo que, según ellas, de acuerdo con el correspondiente manual de funciones, la lleva a ejercer autoridad civil y administrativa en el Distrito de Cartagena.

Es claro que el manual de funciones y cumplimiento de requisitos de Cardique contempla que los jefes de la Oficina de Control Interno Disciplinario ejercen funciones sancionatorias, así como de custodia de procesos por infracciones ambientales en los municipios donde la entidad tiene jurisdicción, y esto incluye a Cartagena“, manifestó una de las fuentes.

Otra versión, entretanto, señala que la aspirante a reemplazar al actual personero, William Matson Ospino, presentó una millonaria demanda contra el Distrito, la cual está en curso, lo cual representa un conflicto de interés que debió reportar al momento de inscribirse para participar en el concurso, el cual estuvo a cargo de la Universidad de Cartagena.

En efecto, la doctora De Caro tiene una demanda contra la Alcaldía de Cartagena por más de $17 mil millones, por una controversia contractual, y aunque no se trata propiamente de una inhabilidad sino de un conflicto de interés, el hecho es que ella debió decirlo, y no lo dijo“, expresó por su parte otro conocedor del hecho.

Comments are closed.

Wordpress Social Share Plugin powered by Ultimatelysocial