La UPA de El Pozón, un elefante blanco menos, pero aún hay 38… y contando

La Unidad Primaria de Atención –UPA – de El Pozón, uno de los 39 centros de salud contratados por el exalcalde Dionisio Vélez Trujillo que estaba llamado a seguir convertido en un elefante blanco y -sobre todo – un monumento a la desidia y la inoperancia de los órganos de control, abrirá por fin sus puertas, en los próximos días, a la comunidad cartagenera, particularmente de la Zona Suroriental de la ciudad.

El anuncio lo hizo el propio alcalde de Cartagena, Pedrito Pereira Caballero, a través de su cuenta en Twitter, donde publicó varias fotografías del nuevo puesto de salud bajo la información: “#BuenasNoticias | UPA Pozón ya está lista, y a través de la @ESECartagena pronto prestará los servicios  a la comunidad de El Pozón y barrios vecinos. Ofrecerán servicios de salud ambulatorios, programas de promoción y prevención y ayudas diagnósticas de primer nivel de atención“.

Lo encontramos suspendido con una ejecución del 98%. No tenía viabilidad del @MinSaludCol, ni licencia de construcción, ni presupuesto para su terminación. Lo reactivamos y se dotó para que preste los servicios médicos“, publicó igualmente el mandatario.

De acuerdo con lo que Revista Metro pudo establecer, de la serie de obras contratadas y pagadas durante el gobierno de Dionisio Vélez pero que no fueron terminadas, convirtiéndose -como se dijo – en unos auténticos elefantes blancos, además de la UPA de El Pozón serán culminadas y entregadas antes de finalizar este año la del corregimiento de Arroyo Grande y la del barrio Daniel Lemaitre.

¿Y las investigaciones disciplinarias?

Como deberá recordarse, en marzo de este año, el procurador general Fernando Carrillo Flórez se refirió a la serie de irregularidades detectadas durante la ejecución de una serie de obras inconclusas durante el gobierno de Dionisio Vélez Trujillo asegurando que estas, a todas luces, se habrían efectuado “sin el lleno de requisitos legales exigidos por la Ley (…), generando un presunto detrimento fiscal de casi $56 mil millones, y más grave aún, vulnerando el Derecho Fundamental a la Salud de más de 470.249 habitantes

De acuerdo con Carrillo Flórez, los contratos, “a pesar de que fueron suscritos e iniciados en la vigencia 2014 y con plazos de entrega de 6 a 12 meses, cuatro años después no se han logrado terminar, ya que presentan serios problemas derivados de la fase de planeación, contratación y ejecución(leer ‘“Varias obras contratadas en Cartagena son unos monumentos a la ineficiencia”: PGN‘).

Sin embargo, nueve meses después de estas declaraciones, el expediente de las investigaciones en curso permanece en reposo en el despacho de una Procuraduría Delegada, en Bogotá.

Contexto:

Comments are closed.

Wordpress Social Share Plugin powered by Ultimatelysocial