El principio del fin

Por Johana Bueno Álvarez *

Es natural que se presenten traumatismos a raíz de los cambios y nuevos surgimientos en los procesos, trayendo consigo sensaciones de incertidumbre, miedo, confusión, presentes en todos los ámbitos de nuestra vida en donde desempeñamos un rol, y no son excepción las dinámicas políticas que nos habían llevado hasta un punto crítico coyuntural y era urgente recomponer ese estado de quiebre.

En ese orden de ideas, y como era de esperarse, las reacciones de todos los electores fueron haciendo alarde, y es que las pasadas elecciones regionales enmarcan más en lo ‘atípico’ por el fenómeno de participación que se dio en la elección de alcalde en la cuidad de Cartagena.

Con más optimismo que escepticismo, considero que al alcalde electo democráticamente, William Dau Chamat, le esperan grandes retos que deberán ser abordados con mucha inteligencia ya que es el autor de una nueva era política en la ciudad y un salto a la transformación de la democracia participativa y representativa de las elecciones venideras.

Yo creo que las elecciones pasadas fueron un tópico que trae consigo muchas cosas positivas porque supone la narrativa que parte en dos la historia política de la ciudad, donde se ejercía una democracia que había sido secuestra por unas élites durante años. Desdibujar lo que será la forma de gobierno en estas instancias, más que un despropósito ruin y mezquino, es un desgaste que no tendrá consecuencias. “El afán solo trae cansancio”, dice el dicho.

En este momento es donde debemos estar unidos, respaldar el proceso y centrar nuestros esfuerzos que le permita al gobierno darle forma y vitalidad a la administración pública distrital.

Este es el escenario perfecto que da inicio al principio del fin de un reinado de élites políticas y económicas que tenían cooptada la voluntad popular, por lo que el nuevo gobierno se hace merecedor de todo el respaldo de la ciudadanía que en su mayoría tuvo el valor y heroísmo de decirle a la clase política tradicional: ¡ya no más!

Más tarde que nunca hay una ciudadanía activa que reclama cambios, cambios para construir una sociedad más incluyente, igualitaria y con oportunidad para todos.

Terminado el proceso electoral, empieza la construcción de un proyecto que tendrá como propósito mejorar la participación de los ciudadanos en política, crear conciencia participativa en los procesos electorales y buscar la estabilización de la democracia que es donde empiezan los cambios políticos, económicos y sociales.

* Médica especialista en Gestión de la Calidad y Auditoría en Salud.

.

1 Comment

  1. charlene dice:

    Excelente apreciación a lo que estamos viviendo los Cartagenero, esto apenas empieza y para ver un poco de resultado hay que seguir trabajando y desde cada espacio donde nos encontremos aportar nuestro grano de arena de manera constructiva y eficaz.

Wordpress Social Share Plugin powered by Ultimatelysocial