La ‘jugadita’ del pueblo cartagenero

Por Rubiela Valderrama Hoyos *

Con la consigna “a los corruptos juégale la doble”, se movieron algunos promotores de la campaña ganadora de la Alcaldía de Cartagena, y lo lograron, un hecho que en sí mismo también es corrupción.

El todo vale jugó su papel principal, y recibirle la platica a William García Tirado y a Yolanda Wong Baldiris, pero votar contra la corrupción, alcanzó esta pasado domingo su máxima expresión.

Ciertamente, hay mucho voto de opinión con William Dau Chamat. La esperanza de un cambio y de una certera lucha contra la corrupción movieron a decenas de intelectuales y a un amplio sector de la clase media, a la gente de muchas comunidades indignadas por la crisis de gobernabilidad y la falta de continuidad en las planes de desarrollo y la implementación de las políticas públicas, a votar por el exveedor.

Sin embargo, revisando el programa inscrito a última hora por el nuevo alcalde nos encontramos con que es verdaderamente vacío, con enunciados grosso modo, por lo cual me asalta la misma preocupación que ya han manifestado otras personas con respecto al voto programático: si en democracia debemos votar por un programa, ¿por qué votaron por Dau?.

Pero, como los milagros existen, he traído aquí este párrafo completo del programa de William Dau. Por favor leámoslo y exijamos que lo cumpla: “Aunque tenemos propuestas y fijamos posiciones para solución a diversos problemas de ciudad, no están escritas en tinta indeleble ya que estoy dispuesto a revaluar posiciones a medida que se tiene más información y a aceptar puntos de vista que sean mejores, más coherentes y más viables, especialmente cuando provienen de personas más conocedoras. Seremos un gobierno abierto a propuestas a temas sensibles en la ciudad, incluyendo los actuales “macroproyectos” (tales como protección costera y drenajes pluviales)(hacer click).

El otro ganador sin duda fue el Voto en Blanco, más de 61 mil votos a la Alcaldía en solo dos semanas de campaña, y estoy segura que muchos de los más de 39 mil votos no marcados también iban con la intención del Voto en Blanco, pero mucha gente no sabía cómo se ejercía este último pues en una campaña de solo dos semanas, por la falta de pedagogía y las confusiones sobre su utilidad, propiciaron que mucha gente no optara por este.

Nos sentimos satisfechas y sabemos que el esfuerzo de las ciudadanías libres que le apostamos a esta iniciativa fue recompensado con la exitosa votación obtenida.

Así mismo, la masiva respuesta ciudadana por el Voto en Blanco a la gobernación. En ambos entes territoriales (Alcaldía de Cartagena y Gobernación de Bolívar) la gente manifestó su indignación contra la corrupción y se les dio un duro golpe a las maquinarias y empresarios electorales. Faltó un poco más, pero vamos en el camino y seguimos adelante.

A Vicente Blel Scaff, el gobernador electo, le decimos: desde ya activaremos nuestra veeduría ‘Con las Mujeres Cuentas Claras’ para ponerle la lupa a cada actuación administrativa y fiscal de su gobierno, sobre todo a los recursos para las mujeres del Departamento.

A William Dau Chamat también le decimos: integre un buen gabinete y cumpla su promesa de acabar con la corrupción. Nuestra veeduría estará atenta al cumplimiento de la Ley 581 de 2000 y en particular con lo que concierne a la actualización de la política pública de mujeres y la creación de su ente rector.

Y al Concejo Distrital le pedimos que cumpla con rigor su función de control político, aprovechando que hay una renovación. Y, concretamente, a sus nuevos miembros les solicitamos que no se dejen contagiar de las malas prácticas politiqueras que en este ente se ha acostumbrado por años.

Esperamos que este despertar de la ciudadanía sea el camino para la construcción colectiva del sueño de otra Cartagena posible.

* Rubiela Valderrama Hoyos. Feminista, Trabajadora Social, Magister en Estudios de Género, Área Mujer y Desarrollo

1 Comment

  1. RAFAEL CASTILLO TORRES dice:

    Dado el esfuerzo realizado por la sociedad civil Cartagenera donde la motivación interna fue no solo la indignación comunitaria frente a la muerte que genera la corrupción, sino el despertar de una nueva conciencia ciudadana impulsada por los jóvenes que merecen nuestro reconocimiento y respeto, me pregunto que tan acertado puede ser el iniciar la reflexión o lectura tomando como punto de partida un hecho no probado de corrupción de quienes recibieron el dinero pero votaron por otro? Esto fue la mayoria? Por qué poner en duda una verdad no dicha sino hecha y gritada a todo pulmón por miles de Cartageneros? Al lado del Dr Dau a quien le reconocemos una gran humildad social la gente sensata de Cartagena debe ponerse a su lado y él caminar a su ritmo en clave de claridad política par tener un norte, con competencias técnicas por aquello de que el bien hay que hacerlo bien y con vocación de servicio poniendo la vida por delante, porque n Cartagena quienes aman esta ciudad y esperan un cambio también deben estar dispuestos a ir más allá del deber.

Wordpress Social Share Plugin powered by Ultimatelysocial