Elecciones del 27 de octubre: vientos de esperanza

Por Wilis Ruiz Díaz *

Ad portas de los próximos comicios regionales, los ciudadanos residentes en Cartagena tenemos el compromiso de elegir un alcalde que sea diligente, con experticia administrativa, capaz de poner a la ciudad al nivel de las mejores del país y, por qué no, hasta del mundo, teniendo en cuenta que somos la vitrina de Colombia en el exterior.

Pero también tenemos el deber de integrar un Concejo con personas idóneas, preparadas, que sean capaces de ejercer un control político responsable, diáfano, que representen a sus respectivos grupos poblacionales y defiendan los intereses de sus electores y, sobre todo, que en todo momento estén dispuestos a enviar a la ciudadanía el mensaje de que no están en el plan de extorsionar al burgomaestre de turno sino que, por el contrario, están dispuestos a cambiar la penosa imagen que hoy, justificada o injustificadamente, tiene la corporación edilicia, promoviendo acciones en pro de sacar a ‘La Fantástica’ de la crisis en que se encuentra. 

Cabe alertar que de nosotros, los ciudadanos cartageneros, depende que reelijamos o no a siete concejales cuestionados por el caso de la excontralora Nubia Fontalvo; y que hay que tener en cuenta que los que repitan curul podrían ser llamados por los entes de control, en cualquier momento, a responder por sus actos en ese caso, lo cual nos podría llevar a profundizar la inestabilidad administrativa que ha padecido la ciudad en los últimos años.

Para evitar tal situación deberíamos tener en cuenta que hay aspirantes nuevos, con ideas renovadas, frescas e innovadoras, a quienes deberíamos darles la oportunidad de renovar gran parte del Concejo. Pero, en aras de ser justos, también debería establecerse que hay cabildantes con varios periodos en la corporación edilicia que no han tenido ni tienen problemas jurídicos pendiente, por lo cual consideramos que merecen seguir en sus curules, como es el caso, seguramente entre varios, del concejal conservador Rafael Meza Pérez.

Por otro lado, es esperanzador ver cómo los jóvenes se están apersonando de su papel en el campo democrático, lo cual les envía un claro mensaje a los dirigentes políticos, gremiales, empresarios y ciudadanía en general, en el sentido de que su empoderamiento hará que haya una búsqueda de solución a muchos de los problemas que nos aquejan, tales como la generación de empleo o ingresos, que este es un reglón importantísimo que atacaría directamente a la inseguridad que tanto nos agobia.

De igual forma, en el campo de la Educación superior gratuita de calidad, lo cual sería una acción primordial que promovería la competitividad y el emprendimiento; y en el cambio climático, que es otro tema obligado a los que nuestros dirigentes que no le vienen prestando la debida atención y, por el contrario, han postergado su implementación; y en el tema de la movilidad, la infraestructura vial y la salud pública, que son críticos y de imperiosa solución.

En este punto cabe señalar que a William García Tirado, el candidato con más opción de llegar al Palacio de la Aduana de acuerdo con lo que se percibe en el ambiente político y lo que muestran todas las encuestas, lo han criticado por no asistir a los foros y debates públicos, pero lo que es claro es que mientras sus contradictores asisten a todos, pero no conectan con la ciudadanía, según muestran también las encuestas, aquel se reúne con la gente explicándoles los puntos claves de su Programa de Gobierno, y él sí, por lo visto, le llega a los potenciales electores. 

Y es que es allí, en los barrios, en la calle, donde se centra la problemática de nuestra ciudad, y no en los fríos salones de los hoteles donde en vez de debates para apreciar la diferencia entre los candidatos lo que hubo fue una serie de ataques personales y una nula socialización de los Programas de Gobierno de cada aspirante.

Pase lo que pase, no obstante, es evidente que en vísperas de las elecciones del próximo domingo el voto informado poco a poco se abre paso, aunque venga siendo de manera lenta, no es posible desconocer que, con una ciudadanía cada vez más activa, que no se deja engañar con falsas noticias ni verdades a medias, cada día con más fuerza soplan vientos de esperanza.   

* Administrador de Empresas y Administrador Naviero y Portuario

 
 


 
 

 

 

 
 

 

Comments are closed.

Wordpress Social Share Plugin powered by Ultimatelysocial