Se gesta unidad en torno al Voto en Blanco

Por Rubiela Valderrama Hoyos *

Definitivamente, la mejor opción para la Alcaldía de Cartagena, e incluso para la Gobernación de Bolívar, es el Voto en Blanco.

Como ya es sabido por todas las personas atentas a la política local, no se logró la unidad con los candidatos distintos a las mafias politiqueras, y ello no fue posible por culpa de sus egos e intereses particulares. Ahora la mayoría camina en solitario con menos del 4% de intención de votos.

Únicamente dos de los autoproclamados candidatos alternativos: William Dau Chamat y Armando Córdoba Julio, este último sin consultar a su partido, lograron la unión pero a escasos 10 días para las elecciones. Y algunas personas nos han preguntado que, si tanto queríamos la unidad, por qué no nos unimos a ellos, y nosotras les respondemos: porque fueron justamente esos dos personajes los que más rechazaron el proceso de unidad que de manera desinteresada propició el movimiento de mujeres, y fueron ellos mismos los que contrariaron todos los intentos anteriores que otros líderes impulsaron con el mismo objetivo: ser una opción ganadora contra las maquinarias corruptas de Cartagena.

Ahora, también es sabido por toda la ciudad que Armando Córdoba y la mayoría del ejecutivo local del partido Alianza Verde presuntamente votaron a favor de apoyar al candidato de las maquinarias politiqueras solo porque puntea en las encuestas; de hecho, ya varios candidatos al Concejo de ese partido se tomaron la foto de rigor con William García. Y por el lado del señor William Dau no ha explicado claramente cuál es el negocio de los Fondos Buitres para Cartagena.

Por ello, nos reafirmamos en que la opción es el Voto en Blanco. Ninguno de los candidatos nos da confianza, y justamente la confianza es la base de toda relación y compromiso personal, político y social.

Estos personajes no han sido transparentes, han enviado mensajes contradictorios y han generado más confusión que vehemencia y claridad en sus discursos. En fin, no les creemos.

Por otra parte, el Voto en Blanco como opción ha venido ganando adeptos importantes, líderes y lideresas sociales, de opinión, y mucha acogida en la clase media y comunidades cartagenera, gente que vota por convicción, que no vende su conciencia al mejor postor; esa gente que voto Sí al referendo anticorrupción con la no despreciable cifra de más de 177 mil votos a favor.

El Voto en Blanco viene en ascenso vertiginoso tanto en Alcaldía como en Gobernación, registrándose un 17% en Alcaldía y un 30% en Gobernación, ubicándose en segundo lugar en ambas entidades en las últimas encuestas.

Por ello, las organizaciones de mujeres que decidimos continuar en este proceso le apostamos al Voto en Blanco y no solo por redes sociales si no repartiendo volantes en las calles, recorriendo la ciudad en la Chiva del Voto en Blanco, hablándole de frente a la gente.

Nuestro llamado final es: salgamos a votar bien temprano el 27 de octubre; votemos por gente nueva al Concejo, hay varias mujeres lideresas con grandes convicciones sociales; apoyémoslas para renovar ese Concejo corrompido que tenemos, y sufraguemos en blanco a la Alcaldía de Cartagena y a la Gobernación de Bolívar.

* Rubiela Valderrama Hoyos. Feminista, Trabajadora Social, Magister en Estudios de Género, Área Mujer y Desarrollo

Comments are closed.

Wordpress Social Share Plugin powered by Ultimatelysocial