“Yo me hago poeta en pelea conmigo mismo”: Rómulo Bustos, Premio Nacional de Poesía

Por Rudy Negrete Londoño *

Rómulo Bustos Aguirre ganó el Premio Nacional de Poesía del Ministerio de Cultura. El poeta lo asume con una expresión inalterable. Parece no inmutarse. El universo de los poetas es notablemente particular.

En el rostro del autor de ‘El oscuro sello de Dios’ se evidencia algo así como ‘una lejana despreocupación’ en medio del ruido mediático que ha producido este importante reconocimiento que se une a otros igualmente importantes.

Rómulo inició la construcción de su universo poético descifrando lo que desde niño comenzó a observar, a oler, a escuchar, a palpar, a saborear en Santa Catalina de Alejandría donde nació y vivió sus primeros años en total libertad, en armonía con la naturaleza. A la realidad de su mundo más cercano y particular agregó otras nacidas de sus lecturas permanentes en la nutrida biblioteca de su padre y continuadas en muchas otras partes alrededor del mundo. Siempre observando, siempre leyendo, siempre inmerso en su territorio intelectual moldeó una poética cada vez más reconocida por la crítica y por los lectores que suelen ser también entusiastas asistentes a sus charlas, a la lectura de sus textos, a las conferencias que ofrece en escenarios diversos.

En la Universidad de Cartagena, donde estudió Derecho y es docente desde hace muchos años, Rómulo es un personaje de relieve. Algunos amigos de la academia suelen decir que es ‘taquillero’ porque siempre llena los espacios donde se programan sus lecturas de poemas, sus charlas o sus conferencias. Es claro en la exposición, sus ademanes están muy lejos de la impostura, Rómulo convence con la palabra. En este claustro bicentenario mantiene un taller de poesía donde la comunicación con los jóvenes creadores es muy cercana, cálida y llena de búsquedas estéticas. El premio que ahora recibe es fruto de su formidable empeño por decir, por exponer sus razones más íntimas en un lenguaje poético depurado, cultivado a través del tiempo, abonado en una sensibilidad especial.

En Rómulo la vida continúa dentro de una marcha serena. Caminando sin prisas por los pasillos de su alma mater, donde se reúne en salones centenarios con sus estudiantes, piensa en sus musas, en los secretos milenarios de la poesía.

“Caminando me enteré”

Con sus lentes de gruesas monturas, su sombrero aguadeño y su inconfundible apariencia que lo identifica al caminar, logré abordar al escritor al detenerse en medio de sus profundas cavilaciones. Quiero que hablemos de ese género literario sobre el cual lleva cabalgando toda una vida -le dije – y que hoy lo sitúa en lo más alto de la creación literaria colombiana.

“Cuando me enteré de este premio, sencillamente estaba haciendo algo que suelo hacer mucho: estaba caminando. Me dirigía rumbo al trabajo, cuando de repente recibí una llamada en la que me avisaban que yo había sido el ganador”, dice con calma cuando le pregunto sobre los detalles del importante logro.

El autor ‘De moscas y de Ángeles’ considera que el premio es el reconocimiento a un recorrido, a su trayectoria de más de treinta años en la creación poética. Así lo evoca, en medio del recuerdo que le trae la publicación de su primera obra que salió a la luz en 1988, titulada ‘El oscuro sello de Dios’.

“Uno espera que si ha hecho las cosas bien durante tanto tiempo, a lo mejor se nos atraviese un posible premio por el camino”, expresa el poeta bolivarense mientras se le escapa una pequeña sonrisa.

En Bustos se logra identificar la voz de un poeta que se fragua a sus sesenta y cinco años con ocho publicaciones de antologías y obras reunidas.

‘De moscas y de ángeles’ es la antología publicada por la editorial Javeriana que ha sido reconocida por el Ministerio de Cultura como la obra más importante de creación poética en los últimos dos años. En ella se denotan dos grandes nociones vinculadas por el tema del vuelo, de las alas. Entendiendo que el vuelo del ángel es un vuelo sublime y el vuelo de la mosca es un vuelo a ras de tierra, en torno a lo putrefacto, a lo que es basura, a los desperdicios en últimas.

El autor de este poemario pone en dialogo magistral dos elementos: mosca-ángel; cielo-tierra; luz-oscuridad. Apunta hacía una noción de lo que se conoce como lo ‘sagrado’ y que parecen contradecirse. “Yo siempre he dicho que el vuelo de la mosca es tan sagrado como el vuelo del ángel”, precisa el maestro Bustos.

Este conjunto de poemas tiene un elemento de vigoroso aporte a la poesía colombiana: la presencia de lo lúdico y del humor. Es una contribución a grandes rasgos, porque en la poesía colombiana esa veta lúdico-humorística no es una tradición dominante.

La  poesía moderna en Colombia generalmente se traza a partir de la figura de José Asunción Silva, cuya obra tiene otros rostros, los cuales se dan a conocer a través de su famoso poema ‘Nocturnos’. Pero hay otra figura en Silva que es tocada por el humor corrosivo, por la ironía. Esa aparece en su libro titulado ‘Gotas amargas’. Hay entonces dos vertientes que funda el poeta, pero la veta que ha arraigado la tradición colombiana es la del primer Silva. Así, se ve entonces como una tradición inferior la del humor, como si fuera de menor rango.

Bustos, después de tantos años de trayectoria literaria y de grandes aportes a este género, parece entrar en una seria disyuntiva consigo mismo. Asegura: “Yo no tomé la decisión de ser poeta. Me gusta decir esto porque mi orientación inicial siempre fue un juego, una cosa que siempre hice entre amigos y para los amigos. Pero que no es el signo que quiero que marque mi vida”.

Pues bien, el autor de ‘La pupila incesante’ concluye que de alguna manera le sacó el cuerpo a la poesía. Que desde sus inicios todo fue un proceso lento a pesar de que hoy este género se configura como su ser más radical. Pero, como quiera que haya sido, y que hoy se sienta de lo más tranquilo y sereno con la poesía, me lanza una afirmación contundente que no era de esperarse: “Yo realmente me hago poeta en pelea conmigo mismo”.

Asevera este grandioso escritor bolivarense que desde siempre ha creído en los inesperados sucesos del azar.

* Comunicador social – periodista

.

 

Comments are closed.

Wordpress Social Share Plugin powered by Ultimatelysocial