Gracias al trabajo en equipo, Cartagena cuenta con su primera Playa Bandera Azul

El alcalde de Cartagena, Pedrito Pereira Caballero, recibió de manos de la presidenta ejecutiva de la Asociación Colombiana Sanitaria y Ambiental -Acodal, Maryluz Mejía de Pumarejo, el galardón que acredita a un sector de playa en el corregimiento de La Boquilla como Playa Azul, es decir, certifica que se trata “de una playa organizada, segura, incluyente y amigable con el medio ambiente“.

Durante el acto oficial de acreditación, el cual se llevó a cabo en el hotel JJ Marriott, en Bogotá, la presidenta ejecutiva de Acodal felicitó al alcalde de los cartageneros por ser “el primer mandatario municipal en entender la importancia de la Bandera Azul en el país, que hoy obtiene este galardón y entra a las grandes ligas del turismo mundial”.

Por su parte, Pereira Caballero, visiblemente satisfecho, manifestó que “este hecho es histórico para Cartagena. Playa Azul La Boquilla es un plan piloto, en 200 metros de playa, que resultó exitoso. Esta es la primera playa en Cartagena en ser postulada y galardonada. Hoy se marca la ruta a seguir para replicar estas contundentes acciones en las demás playas de la ciudad y potencializar este atractivo turístico tan importante que tiene todo que ver con los casi tres millones de visitantes que recibimos en Cartagena cada año”.

Nos complace ser el primer mandatario público en acceder a este galardón, pero este logro se debió al trabajo en equipo con el gobierno, sector privado y comunidad de La Boquilla”, manifestó Pereira tras anunciar que en la Playa Azul La Boquilla habrá una parada de Transcaribe.

Entretanto, el director de Distriseguridad, Gabriel Vergara, expresó que “este galardón nos ha enseñado que podemos explotar nuestro ecosistema marino y costero de una forma amigable con el medio ambiente, favoreciendo socioeconómicamente a estas comunidades y mejorando su calidad de vida. En este caso, la comunidad de La Boquilla es coadministradora de la playa y esta comunidad conforma el personal que ofrece los servicios allí”.

De acuerdo con fuentes del Distrito, el proceso de acreditación de un sector de playa de La Boquilla como Playa Azul se dio en escasos siete meses, y ello fue posible -en efecto – como reconoció el alcalde Pereira, gracias a un trabajo mancomunado entre la Administración distrital, el sector privado y, particularmente, la comunidad del corregimiento. Según dichas fuentes, la iniciativa fue del mandatario de los cartageneros, y el proceso fue coordinado por el gerente de Distriseguridad, Gabriel Vergara Lagos.

Para acceder a la certificación, el Distrito debió cumplir con 33 criterios, agrupados en cuatro ejes temáticos, establecidos por la Fundación Europea de Educación Ambiental (FEE por sus siglas en inglés: Foundation for Environmental Education), entidad que creó el programa y el galardón para premiar a las playas y puertos deportivos de mayor calidad ambiental.

Pereira Caballero recibió el galardón acompañado del director de Distriseguridad, Gabriel Vergara, y de la presidenta del Consejo Comunitario de La Boquilla, Irina María Zúñiga.

Los retos que superó Playa Azul La Boquilla

Calidad del agua: Playa Azul La Boquilla superó las 20 muestras de agua tomadas y certificadas por el laboratorio Invemar, que confirmó que el agua es casi pura y que cumple con los más altos estándares internacionales de calidad para bañistas.

Seguridad y servicios: con una inversión de $1.500 millones se adquirió el mobiliario y equipamiento de la playa para atención y seguridad de los visitantes. La playa cuenta con lancha y ambulancia para labores de prevención de incidentes en playas y atención de pacientes ante emergencias en tierra y agua. Cuenta además con cuatro vehículos tipo comando para labores de prevención y acción al interior de la playa y por primera vez también, una playa en Cartagena cuenta con silla anfibia para un baño de mar seguro para las personas con discapacidad.

Además, la playa se zonificó con base en el Decreto 1811 de 2015 que emitió la Alcaldía de Cartagena a través de la Secretaría de Planeación. Son cinco zonas: zona activa (zona libre para el disfrute de la playa, arena y sol); zona de reposo (donde se ubican carpas y parasoles); zona de transición (zona delimitada para práctica de deportes en tierra); zona de servicios (CAT, baños, servicios de masajes, servicios turísticos); zona de enlace (comunica a la zona de parque con zona de playa). En el mar también hay una zona de bañistas y zona de deportes náuticos delimitadas por boyas. Seis carperos fueron carnetizados.

Además la playa cuenta con parqueadero, pasarelas de acceso y baños (para todas las personas incluidas las personas con discapacidad y/o movilidad reducida), un Centro de Atención al Turista -CAT – y una garita para salvavidas. Todo este mobiliario está hecho con madera plástica, un material que a su vez está hecho con toneladas de plástico reciclado el cual dura más de 50 años y es amigable con el medio ambiente.

También se construyó de manera conjunta con la comunidad un código de conducta para esta playa.

Playa Azul cuenta con arborización con especies nativas (uvita de playa y cocoteros).

Contexto:

.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Wordpress Social Share Plugin powered by Ultimatelysocial