Colombia y los datos del barómetro global de corrupción para América Latina

Por Carlos A. Almanza Agámez *

En medio de denuncias diarias de corrupción a la largo y ancho de todo el país, proyectos de Ley anticorrupción que fracasan estruendosamente en su trámite por el Legislativo, órganos como la Fiscalía General de la Nación, que un gran sector de la ciudadanía percibe está al servicio de intereses privados de los grandes grupos económicos y para presuntamente encubrir y/o desviar la investigación de graves actos de corrupción nacional en las altas esferas del poder, se publicaron el pasado 23 de septiembre, los resultados de la décima edición del Barómetro Global de Corrupción para América Latina y el Caribe para el año 2019, por Transparencia Internacional.

No sorprenden sus resultados pero no por eso dejan de preocuparnos: 40% de los ciudadanos colombianos encuestados reconoce haber recibido sobornos o favores especiales a cambio del voto en los últimos cinco años. Entiéndase: vendieron el voto. Cifras similares a las de Brasil, y solo superadas por las de República Dominicana (46%) y México (50%).

En este panorama desalentador se reitera la necesidad de enfrentar la corrupción con acciones colectivas de control ciudadano y denunciando. Pero, y aquí los datos vuelven a ser demoledores: 78% de los encuestados considera que denunciar los casos de corrupción implica exponerse a sufrir represalias, sumado a una profunda desconfianza –justificada por su falta de resultados – respecto de los órganos de control, especialmente locales, lo que genera que el 58% de la muestra considere que es poco probable que el reportar un hecho de corrupción conduzca a la adopción de medidas, sanciones o correctivos.

Interesante que por primera vez el barómetro global de corrupción aborde el tema de la extorsión sexual, corrupción basada en el género y/o a cambio de favores sexuales.  82% de los participantes consideran que es una práctica ocasional para recibir un servicio más rápido, para la aprobación de documentos y trámites, conseguir un trabajo, exonerarse del pago de multas y sanciones, etc. 16% manifiesta haber vivido o conocido un caso de extorsión sexual, siendo las principales afectadas las mujeres. Inaceptable.

Legislativo y Ejecutivo siguen a la cabeza como los sectores del Estado sobre los que existe la mayor percepción de estar involucrados en corrupción en sus diversas manifestaciones en lo corrido del año. La encuesta del Barómetro se realizó entre enero y marzo del 2019, en 18 países de la Región, en la que participaron más de 17 mil personas mayores de edad. Esta encuesta muestra que en Colombia hay una percepción negativa tratándose de corrupción encabezada por los miembros del Congreso con el 64%, Presidencia y funcionarios cercanos con el 55%, y demás empleados públicos con el 48%.

La mayor preocupación es el aumento de la percepción negativa de corrupción respecto de los funcionarios que integran la Administración de Justicia, jueces y magistrados, con un 47%, y Policía Nacional con un 42%. Dos sectores que tienen como misión principal proteger y garantizar a todos los ciudadanos el ejercicio de sus derechos, sus libertades y su integridad en el marco del Estado Social de Derecho. Soy un convencido de la necesidad de fortalecer los órganos jurisdiccionales, protegerlos de ataques injustificados que buscan deslegitimarlos, depurarlos de aquellos que se apartan de su misión constitucional de administrar justicia con rectitud, imparcialidad, objetividad, probidad y decoro.

La Justicia está dotada por excelencia de la capacidad de control y defensa del orden constitucional. Necesita fortalecer la confianza ciudadana en ella para el desarrollo de su labor, acercarse más al ciudadano mejorando su eficiencia y eficacia, y mantener su independencia de los otros órganos del Estado, evitando puertas giratorias y el intercambio de favores y nombramientos que tanto daño les ha hecho en el pasado.

Si los datos nacionales alarman, en lo local resulta demoledor. En Cartagena recordemos que en la última Encuesta de Percepción Ciudadana del año 2018[1] de ‘Cartagena Cómo Vamos’, el 82% de los 1.023 cartageneros encuestados creen que hay mucha corrupción en la ciudad. El 53%, año 2018, percibe que ha aumentado la corrupción, teniendo al Concejo Distrital a la cabeza con el 82% de imagen desfavorable. No es gratis.

Esta encuesta concluyó en su Encuesta de Percepción Ciudadana 2018 que hay un alto porcentaje de cartageneros que no saben cómo afrontar la corrupción.

La información completa de los resultados del Barómetro Global están disponibles en: https://transparenciacolombia.org.co/2019/09/23/resultados-barometro-global-de-corrupcion-2019/; son datos que deben hacer parte de las discusiones y deliberaciones ciudadanas al momento de tomar decisiones políticas (se acercan las elecciones locales, una nueva oportunidad para empezar a cambiar) que, al fin de cuentas, determinarán si cambiamos estas realidades o si estamos condenados a vivir otros cien años de corrupción.

[1] Disponible en: http://www.cartagenacomovamos.org/nuevo/wp-content/uploads/2019/02/Resultados-Encuesta-de-percepci%C3%B3n-Ciudadana-2018.pdf

* Abogado, decano de la Facultad de Ciencias Sociales y Humanas de la Corporación Universitaria Rafael Núñez y docente universitario.

Comments are closed.

Wordpress Social Share Plugin powered by Ultimatelysocial