Contraloría abre proceso de responsabilidad fiscal a exalcalde y a exdirectora del Dadis

La Contraloría General de la República -CGR – anunció, mediante un comunicado de prensa, la apertura de un proceso de responsabilidad fiscal contra el exalcalde de Cartagena Dionisio Vélez Trujillo y la exdirectora del Departamento Administrativo Distrital de Salud -Dadis –  Martha Rodríguez Otálora.

Asimismo, el ente de control fiscal informó que el proceso aperturado busca determinar un presunto daño patrimonial en una cuantía de más de $37.810 millones.

De igual forma, señala que serán llamados a responder por el supuesto daño fiscal a los representantes legales de la Compañía de Ingeniería Negocios y Servicios -Coinses S.A. y de los consorcios Salud Heroica S.A. e Interventoría Hospitales Cartagena.

De acuerdo con lo que se ha podido establecer, la Gerencia Departamental de la CGR en Bolívar estableció que el detrimento patrimonial se habría producido durante la ejecución en el año 2014 de dos contratos de obra y uno de interventoría.

LEER: ‘Concretamente, ¿qué es lo que tiene a Dionisio Vélez a punto de ser sancionado por la PGN?‘ (hacer click).

El objeto de dos los contratos que se cuestionan fue la construcción, adecuación, ampliación, remodelación y dotación de las instituciones de salud del Distrito de Cartagena, y el del tercero es, como su nombre lo indica, la realización de la interventoría a las obras contratadas.

Según la Contraloría, habría un detrimento patrimonial por cuantía de $9.716 millones en la ejecución del Contrato 001-2014, suscrito con el Consorcio Salud Heroica S.A.; de $25.770 millones en el Contrato No. 002-2014, suscrito con Coinses S.A; y de $2.324 millones en el Contrato de Interventoría No. 001-2014, suscrito con el Consorcio Interventoría Hospitales Cartagena S.A.; todos firmados por la entonces directora del Dadis, Martha Rodríguez Otálora.

En total, como ya se dijo, la CGR estableció un presunto detrimento patrimonial a las arcas del Distrito en cuantía de $37.810 millones.

En los casos de los contratos de obras, se estableció que unas quedaron inconclusas y otras, a pesar de haberse terminado, no cuentan con los debidos equipamientos médicos ni prestan el servicio para las que fueron proyectadas.

Determinó igualmente el ente de control que habría presuntos sobrecostos -además – por la extensión en el tiempo de los contratos por arriendo de los inmuebles donde actualmente se prestan servicios de salud a la comunidad de las unidades que fueron demolidas, lo cual se dio por una deficiente planeación.

Considera la CGR que, si bien para la época de los hechos la suscripción de los contratos estaba delegada en la directora del Dadis, el entonces mandatario, Dionisio Vélez, no está exento de responsabilidad, ya que “en ningún caso los jefes y representantes legales de las entidades estatales quedarán exonerados por virtud de la delegación de sus deberes de control y vigilancia de la actividad precontractual y contractual”, tal como lo establece el artículo 21 de la Ley 1150 de 2007.

En el caso de Martha Rodríguez Otálora, cabe agregar que el pasado 9 de septiembre, la Contraloría Distrital de Cartagena la notificó de una imputación de responsabilidad fiscal por cuantía de $68’421.056,25por el daño patrimonial producido al erario público (SIC)“.

En esta caso, la imputación es por un hecho relacionado con la prestación de un millonario servicio médico y una auditoría sin que se hubiera logrado concretar la debida gestión de recobro.

Las acciones del ente de control fiscal se producen más de seis meses después de que el procurador Fernando Carrillo Flórez manifestara, a propósito de las irregularidades detectadas durante la ejecución de una serie de obras inconclusas durante el gobierno de Dionisio Vélez Trujillo, que estas, a todas luces, se habrían efectuado “sin el lleno de requisitos legales exigidos por la Ley (…), generando un presunto detrimento fiscal de casi $56 mil millones, y más grave aún, vulnerando el Derecho Fundamental a la Salud de más de 470.249 habitantes” (leer ‘“Varias obras contratadas en Cartagena son unos monumentos a la ineficiencia”: PGN‘).

Contexto:

1 Comment

  1. Eduardo Arellano Gonzalez. dice:

    Cartageneros de raíz, estos son los resultados de cada una de las gestiones administrativas que han venido desarrollando los “BLANQUITOS” que viven desde el pie de la papa hasta Castillogrande. ELLOS Y SOLO ELLOS son los responsables del caos y atraso social de Cartagena. ELLOS “LOS BLANQUITOS_ SON LOS MAS GRADES MAFIOSOS RATEROS DE COLOMBIA. ELLOS NO QUIEREN A NUESTRO PUEBLO. Estamos en GUERRA SOCIAL. ELLOS NOS LA HAN DECLARADO. FUERA LOS BLANQUITOS; NI UN SOLO VOTO!!!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Wordpress Social Share Plugin powered by Ultimatelysocial