“Alcaldías Locales del Distrito, las reinas de los contratos cuestionados”: Vigila Cartagena

Si bien la Empresa de Desarrollo Urbano de Bolívar S.A. –Edurbe – fue, de lejos, la reina de la contratación en el 2018, luego de que entre el 6 de julio y el 20 de septiembre de ese año varias unidades ejecutoras del gasto del Distrito le entregaran, a través de la figura de los convenios interadministrativos, más de $69 mil millones para diferentes obras de infraestructura, las soberanas indestronables de las contrataciones cuestionadas en Cartagena de Indias son la Alcaldía Histórica y del Caribe Norte, la Alcaldía de la Virgen y Turística y la Alcaldía Industrial y de la Bahía.

Así lo dejó claro la coordinadora del programa Vigila Cartagena de la Fundación Cívico – social pro Cartagena –Funcicar, Alejandra López Morales, durante una entrevista al programa ‘La Campana‘ del Canal CNC Cartagena, tras señalar -además – que los tres alcaldes locales: Carlos Mieles Bello, Gregorio Rico Gómez y Patricia Zapata Negrete, han  abusado de la ‘contratación a dedo‘ y, particularmente, han insistido en contratar con las llamadas Entidades Sin Ánimo de Lucro –Esal, “que en su mayoría son entidades ‘de todito‘ porque tienen centenares de objetos sociales que van desde construcciones de supuestas grandes obras hasta capacitaciones sobre todos los temas y hasta campañas de salud oral“.

Justamente, uno de los más severos cuestionamientos de la directora de Vigila Cartagena es por la destinación excesiva de recursos a dudosas capacitaciones. “Durante lo que va del 2019, la Alcaldía de la Virgen y Turística ha contratado con ese tipo de entidades más de $6 mil millones en capacitaciones, lo que equivale a cerca del 40% de su presupuesto de este año, y lo más grave es que muchos líderes de la zona aseguran no haber estado jamás en ninguna de las mismas”.

Como ejemplos de manifiestas irregularidades recordó López Morales que Vigila Cartagena logró que la opinión pública y los órganos de control supieran, antes de ser adjudicados, que los procesos contractuales para dos capacitaciones “se adelantaban con unas especificaciones técnicas que no correspondían al objeto contractual, ya que, por ejemplo, solicitaban un instructor de baile y una tarima cuando el objetivo era fortalecer unos frentes de seguridad; y está el caso de la capacitación que contemplaba un pasadía en una isla privada y hospedajes en hoteles con vista a la montaña” (leer ‘Las Alcaldías Locales, unas ruedas sueltas a las que las ías deben poner sus lupas‘).

Para López, lo más preocupante es que los presupuestos de las Alcaldías Locales no son nada despreciables: en el 2017 fue de más de $36 mil millones; en el 2018 de más de $32 mil millones; y en el 2019 es de más de $41 millones, “pero estos recursos son manejados prácticamente sin ningún tipo de control, ya que los alcaldes locales gozan de una singular ‘plena autonomía“.

Durante la entrevista de Alejandra López en ‘La Campana’ (hacer click) se señaló que el alcalde Pedrito Pereira Caballero, cuando ha tenido inquietudes con la actuación de algún funcionario “o le pide la renuncia, como ocurrió con la entonces secretaria de Infraestructura, Clara Calderón Muñoz, o le quita delegaciones, como sucedió con la secretaria de Educación, Claudia Almeida Castillo, porque se trata de funcionarios de libre nombramiento y remoción, pero en el caso de los alcaldes locales, a pesar de la serie de cuestionamientos, estos han sido intocables“.

Y se advirtió que, en todo caso, es evidente que han faltado acciones de los órganos de control y, claro está, de los miembros de las Juntas Administradoras Locales, “que han estado durante cuatro años ciegos, sordos y mudos ante lo que ha venido ocurriendo frente a sus ojos, pero tienen el descaro de aspirar a la reelección o, peor, aún, en ciertos casos a aspirar al Concejo“, como comentara un televidente.

La ciudadanía tiene la responsabilidad este 27 de octubre de elegir a ediles dispuestos a ejercer un real control político a las Localidades“, manifestó la directora de Vigila Cartagena; “igualmente, el próximo alcalde o alcaldesa tiene la responsabilidad de nombrar alcaldes locales que cumplan realmente con los principios de la contratación estatal y prioricen la calidad del gasto actuando siempre con total transparencia“.

Para López, es necesario también “que se planifiquen los procesos contractuales de las Localidades de mejor manera, con adecuadas y pertinentes especificaciones técnicas, y que se dote de mayor información a la ciudadanía sobre cómo se invierten los recursos; además, deben ofrecerse mayores garantías para que se lleve a cabo una selección realmente objetiva de los contratistas“.

Contexto:

.

Comments are closed.

Wordpress Social Share Plugin powered by Ultimatelysocial