Los ‘puyaojos’, ¿un mal necesario en las democracias imperfectas?

Aunque desde hace 11 días ya estamos en septiembre, es evidente que en Cartagena los ‘puyaojos‘ siguen haciendo su agosto

Basta con navegar por las redes sociales para darse cuenta de ello. En Twitter, Facebook e Instagram -sobre todo – al lado de cada candidato (a la Alcaldía, o a la Gobernación, o a cualquier corporación pública), los grandes protagonistas son los llamados ‘líderes barriales‘, o ‘mayores‘, o ‘tenientes‘, o ‘mochileros‘, como se los llama en otras latitudes, muchos de los cuales aparecen un día levantándole el brazo a un aspirante y el otro día a uno diferente.    

Pero, con todo lo cuestionable que puedan ser sus actitudes, el hecho es que, en democracias imperfectas como la colombiana, particularmente en ciudades como Cartagena, los ‘puyaojos’ terminan siendo un mal necesario.

Al menos así lo consideran varios analistas consultados para esta historia, y así lo cree a pie juntillas un veterano ‘líder barrial’ que reveló a Metro TV su modus operandi, pero solo cuando se le garantizó que no se revelaría su nombre y -además – que se le distorsionaría la voz.  

¿’Puyaojos’, ¿solo los ‘líderes de barrio’? 

En concepto de fuentes variopintas, el término ‘puyaojo‘ cabe -claro que sí – para aquellos personajes que venden su voto y el de muchos otros y, por regla general, incumplen gran parte de sus compromisos, e incluso -como ya se dijo – negocian con un candidato hoy y con su rival más directo mañana.

Pero, mire, el análisis debe hacerse más completo; lo primero es apreciar que el negocio es tan bueno que muchos terminan después aspirando a ciertos cargos“, manifestó el politólogo Mario Salvador Andrade, presidente de la veeduría ciudadana ‘El Ojo que Grita’; “el caso más emblemático es el de la senadora electa y sindicada de corrupción electoral Aida Merlano, quien, como ha documentado en varias notas ‘La Silla Caribe‘, fue una conocida ‘mochilera’ en Barranquilla” (leer ‘Aída Merlano era la ‘cuchilla’ de los mochileros de Barranquilla‘).   

En Cartagena hay varios casos singulares” señaló asimismo el líder cívico; “hace ocho años un dirigente político: José Julián Vásquez, quiso experimentar con un exitoso ‘mochilero’ y lo lanzó al Concejo, y el experimento resultó exitoso, aunque después tuvo un traspiés. Y en esta campaña, si usted revisa varias listas, se encontrará con varios casos similares en distintos partidos“.   

Para otro analista que pidió reserva de su nombre, “en todo caso hay que hacer justicia con los ‘puyaojos’ tradicionales; no solo lo son los ‘líderes de barrio; lo son también algunos empresarios justamente en vísperas de elecciones, y lo son en ocasiones algunos de los concejales, a los que si no se les dan ciertas prebendas no aprueban importantes proyectos“.

Contexto:

‘Puyaojos’ de Cartagena estrenan su himno

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Wordpress Social Share Plugin powered by Ultimatelysocial