La oportuna toma de decisiones políticas

Por Rubiela Valderrama Hoyos *

Seguimos perplejas por la forma como toman las decisiones los/las líderes y lideresas y los partidos y movimientos políticos ‘alternativos’ en la ciudad de Cartagena: más de un año de reuniones, discusiones, conversaciones y asambleas en las que se intentó construir la unidad y todo fue en vano.

El último esfuerzo lo propició la Mesa del Movimiento Social de Mujeres y, pese a que se logró avanzar un poco más que los anteriores intentos, al final la mayoría de las candidaturas y sus partidos o movimientos privilegiaron los egos personales o los intereses particulares que el deseo de no dejar caer a la ciudad en manos de las mismas maquinarias politiqueras de siempre. Como decimos popularmente: pelaron el cobre.

Y, tal como se expresó en un comunicado y rueda de prensa, las mujeres  responsabilizamos a las 10 candidaturas denominadas alternativas y a sus partidos de lo que ocurra el 27 de octubre por no haber tomado una decisión de unidad oportuna.

En principio pensé que las intervenciones de los líderes nacionales: el senador Gustavo Petro al imponer a la candidata Adelina Covo, y el profesor Sergio Fajardo al fortalecer la unidad de los “4 de Bocagrande”, eran los responsables de esta situación, pero creo que no; la responsabilidad única es de los líderes y lideresas locales y sus colectividades por la incapacidad de apartarse de sus egos personales y de sus intereses individuales de clase, económicos y politiqueros.

Nos hemos tomado el trabajo de analizar los 10 programas de gobierno inscritos ante la Registraduría y en la gran mayoría hay más coincidencias en los temas fundamentales de ciudad que diferencias, por tanto creemos que son meras excusas decir que hay puntos irreconciliables.

Por otro lado, las 10 candidaturas denominadas alternativas han manifestado su gran compromiso con la paz territorial y el respeto pleno a los Derechos Humanos de todas las personas, en particular de las mujeres y la comunidad Lgbti, pero algunos envían mensajes contradictorios al posar pública y felizmente con personajes que todo el país sabe que hicieron campaña contra el proceso de paz y los Derechos Humanos de mujeres y Lgbti, esto es igual, guardadas las proporciones, a que una persona defensora de Derechos Humanos se tomara una foto con una imagen de Hitler.

Preocupante pues el panorama de Cartagena, de nuevo vencida por las maquinarias politiqueras, con la complacencia -por omisión – de quienes se suponía debían ser sus redentores.

La ignorancia y la falta de educación y cultura política nos llevará nuevamente a cuatro años de lo mismo.

Las organizaciones de mujeres, que nos hemos dedicado básicamente a luchar por nuestros derechos, iniciaremos una nueva etapa de trabajo político que logre en el mediano y largo plazo incidir en el cambio socio-político que se requiere, porque soñamos con otra Cartagena posible, democrática e incluyente donde podamos ejercer nuestra ciudadanía plena.

* Rubiela Valderrama Hoyos. Feminista, Trabajadora Social, Magister en Estudios de Género, Área Mujer y Desarrollo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Wordpress Social Share Plugin powered by Ultimatelysocial