Unidad, participación y representación

Por Rubiela Valderrama Hoyos *

Tras la intención de generar una candidatura única y no tradicional, la Mesa del Movimiento Social de Mujeres de Cartagena y Bolívar propicia reuniones y foros con candidatos y candidatas.

El pasado miércoles 26 de agosto, las mujeres organizadas en la Mesa del Movimiento Social, (espacio que aglutina a 20 plataformas y redes de mujeres de todo Bolívar), realizó un foro denominado “Las Mujeres le Apostamos a la Unidad y la Democracia Incluyente”. A dicho foro solo se invitaron las candidaturas llamadas alternativas, pues la apuesta política de la Mesa está centrada en el cambio social y contra los políticos tradiciones que han demostrado toda su incapacidad para mejorar las condiciones de vida de los y las cartageneras.

El foro tuvo como objetivo central escuchar las razones por las cuales estas candidaturas llamadas alternativas no se habían unificado en una sola para poder hacer frente común contra la politiquería que venía punteando en las encuestas y, lo más importante, lograr en este foro la tan deseada y esquiva unidad.

Pues bien, las mujeres lo lograron, con una gran capacidad de convocatoria, con la confianza y credibilidad que hay en esta organización (Mesa del Movimiento Social de Mujeres), se logró que cada una/uno de los candidatos/as se manifestara públicamente y se comprometiera a declinar su aspiración individual, por el bien de la ciudad e interés general, y participara en el proceso de escogencia de una sola candidatura de unidad.

Paralelamente a la escucha de los argumentos las mujeres realizaron un ejercicio de votación en el cual se les preguntaba a las personas participantes del foro que si estaban de acuerdo con la candidatura única, y el 87% manifestó que sí, el 9% que no y el 4% no respondió.

Las mujeres de la Mesa les manifestaron a los/as candidatos/as que de no cumplir con la palabra de unidad empeñada en este foro promoverían  y votarían en blanco.

Lo cierto es que las mujeres de la Mesa vemos con muchas posibilidades esta unión y con esperanzas el cambio político en la ciudad.

En ese mismo tono, la Mesa del Movimiento realizó reuniones con dos candidatos a la Gobernación de Bolívar Horacio Correa y Luis Daniel Vargas, considerando que serían los únicos capaces de implementar de manera seria e integral en el territorio el Acuerdo de Paz y desarrollar los Programas de Desarrollo con Enfoque Territorial -Pdet. Estos dos candidatos firmaron un pacto donde se comprometen, de ser elegidos, a trabajar de la mano con las mujeres organizadas en la ejecución de la política pública con todos sus programas y fortalecer la recién creada Secretaría de la Mujer con un presupuesto decente y digno del 50% de la población bolivarense que somos las mujeres.

Por otra parte, es bien significativo el hecho de que en esta campaña electoral haya muchas mujeres candidatizadas, pero es claro para nosotras que participación y representación son dos cosas diferentes. Para el caso del Concejo de Cartagena nos alegra que mujeres, muchas jóvenes y alternativas, estén trabajando fuerte para representarnos; a esas les apostamos con toda, pues sin duda llevarán la vocería de los derechos de las mujeres y la comunidad Lgbti al cabildo distrital y elaborarán normas locales a favor de la democracia incluyente.

Otra suerte ocurre en la Asamblea Departamental, donde no vemos oportunidad de renovación alguna en esta contienda electoral, aunque haya mujeres candidatizadas, pues tal como lo dice la politóloga María Emma Wills[1], la diferencia ente participación y representación (no de las mujeres, sino de los interés de las mujeres), es fundamental, ya que transforma los indicadores de seguimiento y evaluación de este componente de las políticas públicas de mujeres; así, ya no se mirarán los indicadores de mayor participación, aunque sigan siendo importantes, sino también los de mayor representación a partir de las agendas tratadas o decisiones tomadas con respecto a los derechos e intereses de las mujeres.

[1] Wills, Obregón María E. Inclusión sin representación.  Norma 2008.

* Rubiela Valderrama Hoyos. Feminista, Trabajadora Social, Magister en Estudios de Género, Área Mujer y Desarrollo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Wordpress Social Share Plugin powered by Ultimatelysocial