Guillermo Torres, un fenómeno político en Turbaco

Por Juan Diego Perdomo Alaba *
.

Si nada extraordinario ocurre, Guillermo Torres Cuéter, el exnegociador de los Acuerdos de Paz de La Habana por parte de la entonces guerrilla de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia, mejor conocido como ‘el cantante de las Farc’, será el alcalde del municipio de Turbaco.

Así sea una vez en décadas, los pueblos se ‘maman’ de estar a merced de dirigentes mediocres, pelafustanes que sirven a intereses particulares, perpetuándolos en la miseria, en el atraso, en el ostracismo. Entonces se rebelan y depositan sus esperanzas recicladas en una figura emergente que promete un ‘cambio’.

Pasó en la Magangué de doña Enilse y los Arana con el curtido dirigente petrista Marcelo Torres, a quien no dejaron gobernar. Cabe anotar, no obstante, que la izquierda tiene una fama probada de ganar debates en campaña pero ser pésima ejecutora en el gobierno. Su gestión, como la de Petro en Bogotá, fue más bien regular tirando a mala porque, como dirían por ahí, la corrupción es el sistema. Ambos tienen ese mismo talante narcisista y neocaudillista de querer gobernar solos, sin concertar decisiones, con nulo ánimo deliberativo, arrogantes y reacios a atender sugerencias y recomendaciones porque se creen seres superiores e infalibles.

Guillermo es un gran tipo, amoroso, bienintencionado y la gente está muy entusiasmada con él. Su irrupción es un fenómeno atípico en un pueblo históricamente controlado por un todopoderoso innombrable y un par de figurines políticos de mediopelo que ostentan el poder a la sombra desde hace años y con muy mala fortuna.

En Turbaco vive mi hijo León. Llevo más de 10 años yendo y viniendo. Es un municipio bellísimo, con vocación turística. Por su ubicación estratégica, tiene un potencial increíble. Es paradójico que estando a tan pocos kilómetros de Cartagena y teniendo unos ingresos tributarios importantes, carezca de servicios públicos óptimos y un hospital digno. Lo único destacable, por obvias razones, es que el alumbrado público migró hace un par de años a las luminarias LED, sistema rentable y sostenible que la capital vecina añora. De resto, es un municipio dormitorio que provee fuerza laboral a Cartagena.

Temo por la seguridad de Torres, avalado por la Colombia Humana – UP. No conviene su candidatura -rara por estos lares – a los que presumen ser los dueños del pueblo, pues hay muchísimos negociados que dependen de las decisiones del ejecutivo municipal.

La del 27 de octubre en el ‘Balcón turístico de Bolívar’ no será una elección cualquiera, es un verdadero referendo revocatorio que manos oscuras tratarán de evitar a toda costa. Temo que de salir elegido, boicoteen su mandato y sea peor la cura que la enfermedad. Temo que esté infiltrado por aquellos avivatos de siempre que no querrán estar por fuera del pudín. Temo que el poder lo apabulle y no lo deje gobernar con lucidez, porque para poner la casa en orden hay que tener claro por dónde comenzar, sin derroches de demagogia ni antojos populistas de destruir sin haber construido nada.

Admiro su decisión y espero verlo vencedor. Conmino con cariño al pueblo turbaquero a respaldarlo y rodearlo; la legitimidad popular será importante. A Guillermo le pido sensatez y ecuanimidad, pues lo fundamental para el ser humano no tiene ideologías. No es cuestión de izquierdas o derechas, pues las ideologías abstractas solo sirven para destruir. Solo el reformismo tranquilo, gradual y constante, basado en la experiencia, fundamentado en la capacidad de transformación y voluntad de ajustarse a las exigencias y retos que supone la realidad histórica del municipio, es siempre más eficaz que las revoluciones radicales basadas en concepciones ideológicas.

Rodearse correctamente también es importante. Planificar bien es vital. No enemistarse con el gobernador de turno es fundamental para jalonar obras y por ende desarrollo. Escuchar, concertar, comunicar bien y rendir cuentas, son las bases del buen gobierno. Y ojo: las buenas intenciones no gobiernan. Éxitos y mucho amor.

* Comunicador Social de la Universidad de Cartagena  – Consultor en Asuntos de Gobierno y Comunicación Política

 

Comments are closed.

Wordpress Social Share Plugin powered by Ultimatelysocial