Los rostros y las voces durante la instalación del nuevo periodo legislativo

Durante la instalación del nuevo periodo de sesiones del Congreso de la República ayer 20 de julio en el salón Elíptico, ante los miembros del Senado y de la Cámara reunidos de manera conjunta, los rostros y las voces que sintetizaron el simbólico acto fueron los del presidente de la República Iván Duque Márquez, los del del nuevo presidente del Senado Lidio García Turbay y los del vocero de los partidos en oposición Jorge Enrique Robledo.

Aunque lo fueron también, pero tal vez como una caricatura de la forma marrullera como se manejó el periodo legislativo que acababa de fenecer, los del saliente presidente del Senado, Ernesto Macías Tovar, quien, sin percatarse de que su micrófono estaba encendido, dejó ver que preparaba una perversa y reprochable estrategia para evitar que los partidos de oposición ejercieran su derecho a la réplica tal como lo consagra la Ley (leer ‘La “última jugadita” de Macías para sabotear la oposición‘).

En sus discursos, el jefe de Estado, el nuevo presidente del Congreso y el senador opositor mostraron ante el país las ‘cartas‘ con las que ‘jugarán’ desde sus respectivos escenarios hasta el 20 de julio del próximo año.

El presidente Duque destacó los avances que, según él, se han dado en materia de educación, salud, vivienda, infraestructura, energía, medio ambiente y deportes, entre otros, y destacó que durante su gobierno se haya asignado el “presupuesto más alto para la Educación que ha visto Colombia”.

Según Duque, “las casas de cientos de miles de familias que hoy hacen parte de nuestra agenda de vivienda son el testimonio permanente de cómo se construye una Colombia con menos brechas y más dignidad”.

De igual forma, el mandatario de los colombianos aseguró que “estamos honrando la propuesta que le hicimos a toda Colombia de proteger los bosques, las selvas, las cuencas, los páramos, la riqueza submarina y nuestras montañas” (leer ‘Apartes del Discurso del presidente Iván Duque‘).

Entretanto, el nuevo presidente del Congreso, el senador bolivarense Lidio García, mostró su distancia con la posición de los partidos gobiernistas y algunos sectores del Ejecutivo al defender abiertamente el Acuerdo de Paz e invitar a los congresistas y en general al país a “pasar la página” de la violencia que algunos insisten en perpetuar y, por el contrario, buscar los mecanismos para implementar lo acordado de manera expedita.

García Turbay, quien nació en El Carmen de Bolívar, uno de los municipios del país más impactados por el conflicto armado, recordó los más de 200 mil muertos y 60 mil desaparecidos que ha causado la violencia, pero mostró su optimismo porque “el país ha estado cambiando; desde la Asamblea Constituyente de 1991 hemos dado pasos gigantescos por modernizar nuestras instituciones, crecer de forma sostenida, reivindicar los derechos de los ciudadanos, sancionar a los que deshonran la moral pública y, muy importante, conquistar la paz ausente”.

Fíjense en las ironías”, señaló el dirigente político; “mientras la comunidad internacional aplaude el más reciente acuerdo para poner fin a uno de los conflictos más antiguos de su mundo, en Colombia nos seguimos descuadernando en favor y en contra de lo que, a estas alturas, debería ser un hecho cumplido” (leer ‘Apartes del Discurso de Lidio García Turbay‘).

Entretanto, el senador del Polo Democrático y vocero de la oposición, Jorge Enrique Robledo, replicó las palabras de Iván Duque asegurando que “estamos ante otro gobierno continuista en el exclusivo beneficio de los mismos con las mismas”.

Según Robledo, contrario a lo expresado por el presidente Duque, en el último año las cifras que miden el empleo y, en general, la economía, han empeorado, y sobre lo contemplado en el Plan de Desarrollo aseguró que “nada de lo propuesto ni decidido por este gobierno permite concluir que habrá cambios de importancia en las lamentables condiciones de vida y de trabajo de las grandes mayorías nacionales”.

Para el líder de la oposición, el presidente se equivocó también con la Reforma Tributaria que sus aliados en el Congreso le aprobaron el año pasado, ya que es evidente que esta solo favorece a los sectores más poderosos del país, en detrimento de los sectores populares y la clase media (leer ‘Apartes del Discurso de Jorge Enrique Robledo‘).

Contexto:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Wordpress Social Share Plugin powered by Ultimatelysocial