En jaque

Esta lucha colectiva apoyada por comunicadores y medios que vencen el silencio, el miedo personal o la pérdida de la pauta, impidieron que el poder público privado pudiera imponer su interés y ocultar al país y el mundo el riesgo que, por ambición y testarudez, aún pesa sobre los últimos corales Heroicos de la Bahía de Cartagena.

Desde el presidente de la República para abajo saben que fracturar y dragar el arrecife coralino de Varadero para abrir un canal atenta contra el artículo 8 de la Constitución y, por eso, en protección del Patrimonio Natural, biólogos, psicólogos, comunicadores, ambientalistas, abogados, artistas, comunidades afrodescendientes, ONGs (Organizaciones No gubernamentales) y ciudadanos de Colombia y el mundo, agrupados o no en Salvemos Varadero, exigimos que el Estado renuncie al proyecto de expansión portuaria entre Isla Draga e Isla Abanico. Quiera que los candidatos se pronuncien.

Conociendo desde el 2014 por el estudio de la misión holandesa la dimensión e importancia del arrecife, ahora ratificado por el Instituto de Investigaciones Marinas y Costeras -Invemar, la Autoridad Nacional de Licencias Ambientales -Anla, y el Ministerio de Ambiente y Desarrollo sostenible -Minambiente – tienen la obligación de revocar cualquier autorización y dejar sin piso el intento de licenciar la estimulada ‘Variante del Canal del Acceso’. Es inadmisible la inversión pública en un proyecto que pretende dragar una riqueza natural y asesinar la vida de corales e hijos del mar que allí moran y nos alimentan.

Entre los castillos de San Fernando y San José, el canal de Bocachica dragado a 21 metros de profundidad, en la actualidad, sin congestión alguna cumple recibiendo los grandes cargueros, cruceros y barcos de menor calado. Las ‘falsas verdades’ de más barcos, la realidad las demuele: el atraque de naves en 2017 fue de 4.632, en 2018 de 3.494 y en lo que va del 19 de 1.870.

Desinfladas las cifras de ganancias particulares nada justifica la alta inversión ni el ecocidio. No hay puertos para tanta nave y, manejado por ventanas, no es necesario un nuevo canal. Si así fuere la naturaleza nos dio la entrada de Bocagrande.

Por estar obligados, llamo a proteger el Patrimonio Natural al Ministerio de  Transporte, a la Agencia Nacional de Infraestrutura -ANI, al Instituto Nacional de Vías -Invías, a la Financiera Nacional, a la Sociedad Portuaria Regional de Cartagena, a la Terminal de Contenedores de Cartagena -Contecar, a Compas S.A. y a Puerto Bahía. Un negocio de carga en tránsito no puede pasar por encima de la Constitución, el Código Penal y la Humanidad.

Incomprensible que, ante una riqueza natural, Anla y Minambiente no reaccionen con emergencia sabiendo las graves consecuencias para la política ambiental, la vida marina, el arrecife, la erosión costera y la seguridad alimentaria de las poblaciones afrodescendientes de la Bahía.

Presidente, Invemar es contundente: “las condiciones ambientales particulares del área y el hallazgo de nuevos registros de especies para el Caribe colombiano, resaltan la importancia de Varadero en términos de conservación y de interés para la ciencia”, porque (…) “aporta insumos claves para incluir el Arrecife de Varadero en el Atlas de Áreas Coralinas de Colombia, medida de conservación urgente teniendo en cuenta que los compromisos internacionales y la política ambiental ordenan proteger los ecosistemas coralinos”.

* Abogado, ambientalista y gestor de Paz

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Wordpress Social Share Plugin powered by Ultimatelysocial