Transcripción del discurso del alcalde Pedrito Pereira – instalación de sesiones ordinarias

Junio 01 de 2019

Saludos protocolarios.

Coincide gratamente el inicio del segundo periodo ordinario de sesiones del Concejo Distrital, con la conmemoración del 486 aniversario de fundación de Cartagena de Indias, ocasión que además de motivar las celebraciones programadas, se convierte en una oportunidad de reflexión: esta brinda la posibilidad de revisar lo que ha ocurrido durante estas centurias; evaluar fortalezas y debilidades, y marcar nuevos derroteros para que entre todos, unidos, podamos seguir conquistando el futuro.

Desde la llegada de los españoles a estas islas Kalamary en 1533, donde se encontró con la resistencia de nuestros ancestros, la historia nos marca diferentes momentos o hitos, en los que Cartagena fue arrasada y su población masacrada, pero prevalecen aquellos momentos en los que se demostró valentía y heroísmo.

Quienes actualmente escriben o habrán de registrar la historia moderna, probablemente harán comparaciones entre los sitios a los que fue sometida la ciudad y algunas situaciones que hemos vivido en los últimos tiempos, que en años más recientes algunos han pretendido ensañarse contra la ciudad, para apoderarse de sus arcas y bombardear, sin cañones, las esperanzas de su pueblo.

Se referirán los nuevos cronistas a una ciudad que creció, que supo aprovechar las bondades de su condición natural, de la belleza arquitectónica y de su historia, para erigirse como la primera ciudad turística de Colombia, que fue declarada Patrimonio Histórico y Cultural de la Humanidad, que se convirtió simultáneamente en un emporio industrial, comercial y portuario, pero que su desarrollo estuvo marcado durante décadas por extremados niveles de marginalidad y de exclusión.

Nuestro presente, que será la historia del futuro, registrará con la contundencia de textos, imágenes y videos de alta definición, la paradoja de una ciudad indiscutiblemente bella y pujante, pero rodeada de un extenso cinturón de miseria, con un alto porcentaje de su población padeciendo innumerables necesidades.

Siempre van a encontrar relación entre la pobreza extrema y el aprovechamiento político y las crisis de liderazgos que padecemos; y muy probablemente dedicarán capítulos especiales a la secuencia de frustraciones colectivas en la escogencia democrática de gobernantes; a las crisis administrativas, a las derrotas de anhelos sociales y a la pérdida de la institucionalidad y de la confianza en lo público.

Pero historia que estamos escribiendo con ustedes, si se escribe con el rigor necesario, habrá de resaltar los períodos de transición y de recuperación, que están brindando un nuevo aire a la ciudad, que estamos marcando nuevas oportunidades y también con los cartageneros que no vamos a sucumbir ante la incertidumbre.

Honorables concejales, hoy en esta conmemoración de un nuevo aniversario de nuestra amada ciudad, quiero decirles de la manera más humilde y modesta que los ciudadanos que ustedes representan en este encargo que estoy como alcalde del Distrito, estamos haciendo parte de esta fase histórica de recuperación, es un momento crucial y determinante para el futuro de nuestra ciudad, en el que los caminos pedregosos que fueron recorridos entre tinieblas, no nos han impedido avanzar para mirar un despejado horizonte.

Como todos lo saben, soy creyente y pienso que Dios y la historia nos pusieron en estos momentos tan difíciles, con estas circunstancias tan complejas, por eso este gran esfuerzo, con todas estas dificultades, que hace un poco más de ocho meses el señor Presidente de la República me concedió este encargo de orientar los destinos de Cartagena, estando inmersa en la más profunda crisis administrativa e institucional de su historia, en lo que el mayor sentimiento estaba compartido, y era la desesperanza que cundía en el pueblo cartagenero.

Y había escepticismo de muchos, pero desde el primer momento; recuerdo el 22 de septiembre del año anterior, dos días después de posesionado, estuve en este Concejo instalando unas sesiones extraordinarias, y dijimos que íbamos a trabajar con cuatro principios fundamentales: la eficiencia y la transparencia en la gestión administrativa;  la seguridad y la convivencia ciudadana;  la disminución de la pobreza y la reactivación económica, y también con la tarea de convocar a la unidad y a la acción por la ciudad, a construir sinergias, y a encontrar puntos comunes entre todos los que quieren trabajar por Cartagena.

Los resultados son evidentes: el acompañamiento del gobierno nacional, a través de la Vicepresidencia, de este Concejo Distrital, que también ha sorteado con hidalguía uno de los momentos más difíciles de su vida institucional; los gremios empresariales, la academia, las entidades públicas y privadas y la comunidad en general, en este tiempo corto podemos decir que hemos superado la crisis administrativa, que se ha equilibrado la institucionalidad y se ha recuperado la confianza ciudadana y la creencia en el gobierno.

Estos resultados, ustedes lo saben muy bien, no es un ejercicio de retórica, están plenamente demostrados y reconocidos por los principales validadores de la administración pública: las comunidades.

No hay que desconocer que son tantos los problemas y las necesidades que tiene Cartagena que hace falta mucho para encontrar el punto de equilibrio que merece su población, pero hoy la ciudad vive una fase de grandes ejecuciones en diferentes frentes que van a ser determinantes para su futuro con el apoyo del Concejo y de todos los ciudadanos.

En materia de infraestructura, por ejemplo, están en curso macroproyectos como la protección costera; ustedes recuerdan los $100 mil millones y la inclusión en la Ley del Sitio, complementando el propósito que personalmente les había contando desde que comenzó esta norma como congresista. Igualmente, con recursos del Distrito, aprobados por el Concejo, con nuestras regalías, hoy se están invirtiendo en Cartagena, en nuestros escenarios deportivos, más de $70 mil millones, en el Estadio 11 de Noviembre, en las pistas de atletismo, en el Coliseo de Combate, en el Complejo de Raquetas, en el coliseo Northon Madrid, en el Estadio Jaime Morón, y esta semana fue adjudicada la última obra que es nuestro complejo acuático, y que es una obra de cuatro meses, ya con interventoría, y que la próxima semana se estará iniciando. 

El nivel de transparencia en los procesos está evidenciado con toda la pluralidad de oferentes y con prácticamente hasta el momento con la inexistencia de quejas por parte de todas las firmas que participaron o de la ciudadanía.

En materia de infraestructura educativa, ustedes han sido testigos de la reconstrucción que estamos llevando a cabo en el colegio San Felipe Neri, otra obra que habíamos encontrado siniestrada y hoy es una realidad, y aspiramos que en diciembre próximo los graduandos de esta promoción del 2019 lo hagan en su propio megacolegio San Felipe Neri. 

También el CDI de Villas de Aranjuez, otra obra siniestrada que ya está en ejecución, y esperamos entregarla en el mes de noviembre.

Y hoy, a las 3 de la tarde, cumpliremos con la entrega oficial, con todos los requisitos, del CDI de Flor del Campo, una obra que estaba paralizada desde el año 2011, y hemos podido en estos pocos meses sacarla adelante, con todos sus servicios públicos: agua, energía, revisada por el Instituto Colombiano de Bienestar Familiar, que esperamos que hoy nos acompañe, y donde se estarán beneficiando casi 300 niños de toda esa zona, y ustedes van a ver la calidad de CDI que van a tener los niños humildes de Cartagena. 

De manera simultánea estamos trabajando en la la intervención de la malla vial, ejecutando acciones para el mejoramiento de la movilidad y la seguridad entre otros aspectos. Se están incrementando el número de cámaras en los barrios, las alarmas comunitarias, y todas las semanas en los diferentes barrios están las caravanas de la seguridad. En estos ocho meses se incrementó el pie de fuerza en 140 policías más, y hoy también estaremos con ese viejo sueño de todos los habitantes del Pie de la Popa y todo el sector de la avenida del Lago; hoy en la mañana se pondrá la primera piedra y se iniciará la obra del CAI del Pie de la Popa; igualmente esta obra siniestrada, también, y utilizo esta palabra porque es lo correcto, eran obras siniestradas, el CAI de la Villa Olímpica, abandonado durante mucho tiempo, hoy, con todos los requisitos; cada obra que se inicia en este encargo tiene todos los requisitos que ordene la ley para iniciar su ejecución, el visto bueno de la Policía Nacional, las licencias respectivas, y hoy iniciaremos las obras de la Villa Olímpica.

Igualmente, ya tenemos los recursos gracias al Concejo de otra casa abandonada, al lado del edificio Ganem, donde el año 2006 esa casa fue entregada por el Ministerio para la Policía, ya va a ser recuperada y también va ser intervenida donde funcionará toda una estrategia de la Policía especialmente para el microtráfico, la Inspección de Policía e igualmente también para la protección de nuestros menores que queden expuestos en los delitos que atentan contra el pudor sexual.

Igualmente, cada una de estas acciones sumadas a las que de manera complementaria se impulsan desde la oficina de Gestión social, bajo la orientación de mi esposa, Eliana Bustillo, podrían ser consideradas como un regalo a Cartagena en su cumpleaños, pero los esfuerzos que realizamos para hacerlas efectivas, ha esperado por mucho tiempo y no los tomamos como un regalo sino como deudas con la ciudad que están empezando a ser saldadas.

No obstante, de manera simultánea al cumplimiento de compromisos, estamos trabajando a fondo en las estrategias de planeación de la ciudad, que habrán de orientar su futuro. Ya tenemos la liquidación parcial del POT con Fonade, y estamos avanzando en su liquidación total, para empeñarnos en trabajar en la formulación del nuevo Plan de Ordenamiento Territorial.

El año anterior, con este Concejo, encontramos en octubre una concesión del alumbrado público que se vencía en poco tiempo, y no se encontraba ninguna herramienta técnica para orientar a la Administración, al Concejo, sobre qué decisión tomar. Asumí el compromiso, con una prórroga que otorgó el Concejo, de entregarle a la ciudad una estrategia o una solución a ese tema. Había mucha inquietud de quién iba a ser el consultor, y este gobierno escogió a Findeter, y lo tengo que decir: se acabaron las especulaciones. Findeter será el consultor y esperaremos la propuesta que nos presentará en estos siete meses o durante el trascurso de la consultoría, y junto con el Concejo, que es nuestra junta directiva, decidiremos el futuro según la consultoría que ha sido contratada con Findeter sobre este tema de modelo que necesita la ciudad.

Igualmente estamos trabajando con Función Pública en el nuevo diseño institucional del Distrito de Cartagena de Indias. Llegará un momento, es posible, en estas sesiones ordinarias, donde vendrá Función Pública a ver si el Concejo otorga las facultades para poder trabajar en este rediseño institucional y tampoco vamos a claudicar en lo que nos permite la Ley en este último año de gobierno; y esto quiero expresarlo, este es un encargo que comenzó para terminar un periodo de gobierno. Comenzamos en octubre prácticamente para terminar un último año de gobierno. Tenemos la limitación de la Ley de Garantías e igualmente el no comprometimiento de vigencias futuras, ni el dinero, ni tampoco podemos recibir productos, bienes y servicios después de esta vigencia. De tal manera que la única facultad que tenemos, que podemos aplicar, son las asociaciones público-privadas, que son las que se pueden trabajar en este año, y bajo esta figura vamos a avanzar con el corredor portuario, con el nuevo Centro Administrativo Distrital, son opciones que podemos trabajar a través de la figura que nos da la Ley que son las asociaciones público-privadas.

En estos meses que nos faltan, lo que Dios determine, seguramente no van a ser suficientes para lograr muchos temas pero vamos a avanzar y vamos a seguir adelante diariamente; no habrá un solo día en el que no se vayan a contar realizaciones, pequeñas, medianas o grandes, pero las vamos a tener. Muestra de ello es que por primera vez después de tantos años hoy ya existe la realidad de la cárcel de San Diego; una acción judicial desde el año 2009, y después de tantos años recorriendo toda inmobiliaria, todo el mundo en la ciudad tratando de buscar un inmueble que fuera certificado por el Inpec, y el Inpec nunca había venido a Cartagena, y hoy hay un inmueble digno, aprobado por el Inpec, certificado por Minjusticia; la semana anterior, por ser una zona de conurbación con Turbaco, se estudió el Plan de Ordenamiento Territorial de Turbaco y el señor alcalde de Turbaco, a quien debemos expresarle nuestros agradecimientos por toda su disposición, ha dado el concepto favorable para que la cárcel o el centro de rehabilitación de mujeres funcione en esa zona de conurbación.

El marte estaremos socializando con la comunidad, que no está tan cercana, que cumple con lo que dice el Inpec, para que en la cárcel de San Diego se inicien de una vez las reparaciones y en uno, dos o tres meses hagamos realidad el traslado de la cárcel de San Diego.   

Miren concejales y ciudadanos: al bien las reparaciones son menores; no hay que hacerle, hay es que quitarle. Está en tan buenas condiciones que las exigencias penitenciarias establecen es que se disponga de algunos materiales que tiene el bien. 

Igual quiero contarles: en el día de ayer nos reunimos con los comerciantes del Mercado de Santa Rita, otro tema que estaba detenido por tantos años, y hemos dictado con ellos una Resolución, con ellos sentados en la mesa, donde nos pusimos el plazo de hasta el 3 de julio para estar nuevamente utilizando el Mercado de Santa Rita. Les ofrecimos un capital de mitigación de seis salarios mínimos por cada comerciante; ellos tienen algunas inquietudes que ya estamos resolviendo, y quedamos comprometidos en la elaboración del contrato del reglamento de propiedad horizontal, pero estamos avanzando y junto con ellos hemos definido esa fecha, y que quedó en un acto administrativo.

En estas sesiones ordinarias vamos a trabajar, y hoy quedará radicado, el proyecto de acuerdo donde le pedimos la autorización a este honorable Concejo para un crédito cercano a los $91 mil millones destinado únicamente al sector de la vivienda. Vi en las redes sociales la reunión con el viceministro Víctor Saavedra, y ustedes sabrán que este es un crédito que se necesita porque hay más de $40 mil millones del Gobierno Nacional para poder terminar la Ciudadela de la Paz, hacer mejoramientos y el plan de vivienda del Distrito de Cartagena de Indias. Es una oportunidad histórica que tenemos en la ciudad que de aquí a diciembre podamos tener más de 2.500 viviendas en un sector del barrio El Pozón, y ustedes pudieron escuchar del mismo Ministerio de Vivienda, e cual puede estar presente en todos los debates que ustedes le den a este proyecto de acuerdo que queda hoy radicado y que ya lo intentamos por una vez en el mes de diciembre. 

Igualmente estaremos presentando el Plan Maestro de Educación, para el logro de objetivos estratégicos el cual contempla cuatro ejes, desarrollados en varios programas y varios proyectos: calidad, cobertura, pertinencia, gestión educativa.  

Honorables concejales: con estos y otros temas, estamos pensando y actuando en grande, brindar a nuestra ciudad la recuperación de oportunidades perdidas y asumir nuevos desafíos en el futuro. El Plan de Desarrollo Nacional por fin tuvo en cuenta la Ley del Sitio. Está el Canal del Dique, la Protección Costera y la Vía Perimetral; ya hacen parte del Plan de Desarrollo Nacional. Igualmente avanzamos, con la vigilancia de la Procuraduría, en la modificación del convenio para intervenir el Caño de Juan de Angola, donde se incluya el sector de La Unión. Próximamente estaremos posiblemente dándoles ese noticia a los cartageneros.

Como se sabe, vamos a entrar a una etapa electoral. Quiero invitar a los cartageneros a votar en conciencia y de manera masiva, que pueda conllevar una nueva gesta por continuar la salvación de la ciudad. Unidos y apertrechados en las murallas de la responsabilidad, en los baluartes de la dignidad y en las fortificaciones de la esperanza, los cartageneros y residentes habrán de librar la más pacífica, pero contundente de las batallas de futuro, con la seguridad de que sus escudos de grandeza se mantendrán incólumes y sus banderas de la decencia no serán arriadas nunca jamás.

Honorables concejales, amigos y amigas, mi principal deseo como Alcalde Mayor, encargado, en este cumpleaños de Cartagena, es que sigamos haciendo equipo, superando diferencias, anteponiendo los intereses colectivos, para conquistar nuevos y mejores resultados de desarrollo y de bienestar para todos.

Los invito a escribir con acciones de compromiso y de transformación, los siguientes capítulos de la historia de Cartagena.

Muchas gracias, muy buenos días, y declaro formalmente instaladas las sesiones ordinarias del Concejo y seguiremos trabajando. Unidos lo estamos logrando. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Wordpress Social Share Plugin powered by Ultimatelysocial