Ecobloque, aún con mucho por hacer en materia de control a las invasiones

Por Carlos Ardila González *

Se ha dicho varias veces en este portal: el Ecobloque, el frente interinstitucional creado en el 2001 por el gobierno de Carlos Díaz Redondo para combatir la tala de manglares y los rellenos de los cuerpos de agua en Cartagena, dejó de funcionar en el 2003 y solo fue restablecido más de 15 años después: el 8 de octubre de 2018, cuando el alcalde Pedrito Pereira Caballero tomó la decisión de ‘refundarlo’.

Ese día, ante los directores del Establecimiento Público Ambiental –EPA – de Cartagena y la Corporación Autónoma Regional del Canal del Dique –Cardique; del capitán de Puertos; de los alcaldes locales y de los titulares de la Procuraduría Delegada Ambiental, la Armada Nacional y la Policía Metropolitana, el mandatario de los cartageneros advirtió que “en este gobierno de encargo adelantaremos estrategias para la defensa de nuestros ecosistemas. Por eso no permitiremos que continúe la tala indiscriminada de nuestros manglares. Por eso, emprenderemos acciones y aplicaremos fuertes sanciones para quienes realicen vertimiento de escombros y basuras en los cuerpos de agua” (leer ‘Piden que el Ecobloque mida a todos con el mismo rasero y actúe sin contemplaciones‘).

Desde entonces, el frente interinstitucional ha venido adelantando acciones que, poco a poco, han llevado a pensar a la ciudadanía que la Administración distrital -por fin –  había asumido su deber de frenar las ocupaciones indebidas, recobrarlas áreas invadidas e iniciar la recuperación ambiental de los cuerpos de agua.

Y esa confianza ciudadana se fortaleció en enero de este año, cuando el alcalde entregó para el funcionamiento del Ecobloque una sede moderna, funcional y estratégicamente localizada a un lado de la Ciénaga de la Virgen y en plena Zona Norte, donde además funcionará un Centro de Atención Inmediata -CAI – Ambiental (leer ‘Ecobloque, con más ‘dientes’ para impedir que sigan invadiendo los cuerpos de agua‘).

Y, por lo visto, el propio alcalde también sigue confiando en los resultados de los operativos que se adelantan. En su cuenta en Twitter, Pereira Caballero publicó: “así trabaja la Guardia Ambiental en apoyo a #Ecobloque, el frente interinstitucional que nos ayuda a cuidar nuestros ecosistemas y los lotes invadidos por particulares. Hacen patrullajes constantes con @PoliciaCtagena, @EPACartagena y @cardique“.

Uno de mis propósitos cuando asumí este encargo fue proteger los recursos naturales y cuidar el territorio“, publicó igualmente el mandatario en la red social; “Con #Ecobloque trabajamos sobre puntos ocupados y aprovechados ilicitamente por particulares. Desde 2003, hace 16 años, este frente interinstitucional no funcionaba“.

En operativos de #Ecobloque se han hecho capturas a personas por el delito de contaminacion ambiental e inmovilizado vehículos por transporte de escombros y disposición final en la Ciénaga de la Virgen. Infractores y automotores se encuentran a disposición de @FiscaliaCol“, trinó igualmente el alcalde.

A la vista de todos: ciudadanos y autoridades, se siguen rellenando los caños y lagos

Pero -evidentemente – a pesar de las propósitos de Pereira y de los esfuerzos de algunos de sus funcionarios, sobre todo los vinculados al EPA, aún hay mucho por hacer en materia de control a las invasiones por parte de inescrupulosos de todas las calañas y “bandas que se apropian de lo ajeno por puro enriquecimiento“, como señala El Universal en el editorial ‘Las invasiones‘.

El dirigente Benjamín Luna acusa al alcalde de la Localidad No. 2 de no acatar los fallos judiciales en el caso de varias invasiones

En este, con sobrada razón, el diario cartagenero cuestiona “la estrategia de avivatos y de mafias organizadas para apoderarse de inmuebles privados y especialmente de los baldíos de la nación o de aquellos cedidos por ley al Distrito, los cuales constituyen bienes públicos, esto es, de todos” (leer ‘Las invasiones‘).

Y aún hay mucho por hacer porque, a la vista de todos, a pesar de los operativos del Ecobloque ordenados por el alcalde, continúan rellenando la Ciénaga de La Virgen, el Caño de Juan de Angola, la Laguna de San Lázaro y otros cuerpos de agua de la ciudad, como han venido documentando el médico Benjamín Luna Gómez y otros valerosos ciudadanos. En su cuenta en Facebook, el valeroso dirigente cívico acusa al alcalde de la Localidad No. 2, Gregorio Rico Gómez, de no cumplir su deber y -particularmente – de no acatar siquiera los fallos judiciales sobre la materia.

Entretanto, en su columna del pasado sábado, el ambientalista Rafael Vergara Navarro resumió lo que padece la Zona Norte en esa materia: “el paso por el Anillo Vial indigna y obliga a exigir a las autoridades contundencia para detener la veloz deforestación y agresiva ocupación de la Ciénaga“.

Se trata, dijo, de un “crimen a cielo abierto” (leer ‘Desprecio a la ceguera‘).

* Director de Revista Metro

Contexto:

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Wordpress Social Share Plugin powered by Ultimatelysocial