Cartagena: Desafío de Ciudad – II

Por Bladimir Basabe Sánchez *

Siguiendo con el tema del inicio serio y real de una política pública permanente para la conversión, o emancipación, de Cartagena de Indias como ‘Ciudad Sostenible del Planeta’, aprovecho la coyuntura actual con relación a la reactivación, también urgente, del Comité Distrital de Parques y Zonas Verdes.

Lejos de querer entorpecer los procesos actuales, que si bien es cierto es hora que merezcan un mejor manejo adecuado a las ciudades progresistas e inteligentes, dicho Comité ya no debería denominarse más así. Cartagena completa necesita una Oficina estilo ‘Ciudad Verde’ –y también Azul, teniendo en cuenta la riqueza ecológica del territorio marino del Distrito -, con presupuesto propio, con una planeación integrada y, sobre todo, técnica, con las dependencias y entidades públicas correspondientes.

Dicha Oficina sería el enlace ante las instituciones internacionales responsables del título de Ciudad Sostenible del Planeta, y responsable con el mantenimiento de este honor tan alto como el de Patrimonio Histórico y Cultural de la Humanidad. Es que hemos sido Patrimonio en dos escalas de tres: el Patrimonio Natural de Cartagena requiere un manejo diferencial, alejado de las malas decisiones y lamentos eternos. Los árboles de gran envergadura que aún existen en la zona urbana, los corales que aún sobreviven en la Bahía de Cartagena, el manglar que se resiste a seguir siendo el ‘enemigo’ de un sector social, son algunos buenos ejemplos.

La recuperación del espacio público subutilizado no puede seguir viéndose como la oportunidad de continuar con la estética de lo ornamental, que muchas veces termina tan seco y muerto como las verdaderas intenciones encontradas detrás de dichos proyectos. La promoción de los árboles nativos y frutales para contrarrestar las islas de calor y contribuir a la soberanía alimentaria, y la implementación de las herramientas del caso, es la tarea. Más allá del actual Plan de Silvicultura Urbana, donde me extraña que el listado de plantas sea deficiente y no represente el sentir de los sectores sociales consultados en su momento; sin embargo, aplaudo el deseo de cambio positivo por parte del Establecimiento Público Ambiental -EPA – en materia de mejoramiento.

Al igual que el interés de la Corporación Autónoma Regional del Canal del Dique -Cardique – y del Instituto de Patrimonio y Cultura de Cartagena -Ipcc – con el tema del Arrecife de Varadero y el Patrimonio Natural: desde sus competencias, la sociedad civil conocedora del tema apoyamos toda trabajo que conlleve a la protección de este ecosistema, reconocido por Naciones Unidas como modelo de contrapeso al cambio climático local. Estas tareas no pueden hacerse solas: requieren de un esfuerzo conjunto y sinérgico, con un solo objetivo de interés público.

Agradezco, por parte del alcalde Pedrito Pereira Caballero, acoger esta solicitud de una reingeniería al actual Comité de Parques. Existen más entidades que pueden aportar al actual proceso: el asesor jurídico de la Alcaldía Mayor, la Academia líder en paisajismo y urbanismo, Cardique, las ONG’s con trayectoria y conocimiento con énfasis en diseño y construcción sostenible, los consejos comunitarios y el IPCC son algunas de mis propuestas. Necesitamos una Oficina de lujo, que le cambie la cara a toda la ciudad y sus zonas insular y rural. Estoy seguro que, con ese primer paso, lograremos un verdadero cambio con sus funcionarios y ciudadanía con deseos de cosas buenas. Hagámoslo realidad.

* Psicólogo especialista, docente universitario, ambientalista y director de Salvemos Varadero.

Contexto:

 

 

 

Comments are closed.

Wordpress Social Share Plugin powered by Ultimatelysocial