Líderes cívicos y comunitarios, con las alarmas prendidas por ruidos en el Pemp

El 6 de abril de 2017, durante una ceremonia oficial en el teatro Adolfo Mejía, se lanzó la llamada “Socialización de la Metodología de Construcción del Plan Especial de Manejo y Protección -Pemp – del Centro Histórico” de Cartagena de Indias.

Ese día, el entonces el presidente del Concejo, Lewis Montero Polo, interpretando el clamor de varios dirigentes comunitarios, advirtió ante los presentes, entre ellos el alcalde Manolo Duque Vásquez y su secretaria de Planeación, Luz Paternina Mora, que la construcción del Pemp debía ser “transparente, participativa e incluyente“, y que, en todo caso, cualquier aspecto que se concerte debía ajustarse a la Constitución y a la Ley.

En ese entonces, lo que se aseguraba era que el documento venía siendo construido por asesores foráneos, a espaldas de la ciudadanía cartagenera, que pretendían favorecer determinados intereses particulares en detrimento del interés general. Y uno de los mayores cuestionamientos era que no se vislumbraba un escenario de real participación y verdadera deliberación.

Lo que se busca es legitimar un proceso que se ha construido de espaldas a la ciudadanía, ya que es claro que una cosa es la ‘socialización‘, que es un método de una sola vía, y otra muy distinta la ‘concertación‘, que permite un diálogo de tantas vías como actores participen“, expresó en ese entonces un experto en Planeación (leer ‘Piden al Ejecutivo que estudio del PEMP “sea transparente, participativo e incluyente”‘).

Hoy, más de dos años después, como manifestó la misma fuente en diálogo con Revista Metro, “la situación no es igual; es mucho peor“.

De acuerdo con lo que se ha podido establecer, a pesar de que el alcalde Pedrito Pereira Caballero ha impartido directrices para que el “Plan de Divulgación de la Propuesta ‘Plan Especial de Manejo y Protección del Sector Antiguo de Cartagena de Indias y su Zona de Influencia’“, como fue bautizado ahora, sea transparente, participativo e incluyente, lo que se dice es que no solo las órdenes del mandatario han sido desoídas sino que -al parecer – el documento final fue construído en medio de hechos que deberán ser esclarecidos por los órganos de control.

Justamente, para ello, el dirigente gremial William Murra Babún le solicitó al director seccional de Fiscalías de Bolívar, Francisco López Sierra, investigar un presunto “rosario de irregularidades” en el desarrollo del Contrato de Consultoría No. SPD-CM-001-2018, suscrito en marzo de 2018 por el entonces secretario de Planeación, Írvin Pérez Muñoz, con el consultor Julio Gómez Sandoval, por la suma de $3.401 millones.

Los otros ruidos

Pero en torno a la llamada socialización del llamado “Plan de Divulgación de la Propuesta ‘Plan Especial de Manejo y Protección del Sector Antiguo de Cartagena'” los ruidos van más allá de la ejecución al parecer irregular del cuestionado contrato.

Para esta nota, Revista Metro dialogó con varias fuentes, entre ellas un veedor ciudadano y dos servidores públicos del Distrito.

Según sus versiones, tomadas -clara está – por separado, lo primero que deberán indagar los entes de control es porqué se ‘empaquetaron‘ tres objetos distintos: el Pemt del Centro Histórico propiamente dicho, unos temas referidos a La Boquilla y otros, muy distintos, los relacionados con los asentamientos denominados Villa Gloria y Marlinda. Justamente por ello, el periodista Álvaro Anaya Díaz, director del programa ‘Después de las Noticias‘, bautizó dicho contrato como ‘Tres en Uno‘.

Pero lo más grave de lo expuesto es que “cada uno de los objetos tiene ‘dueño‘, o al menos un actor interesado en el mismo“, como indicó uno de ellos.

Hay un grupo cuyo interés mayor es conectar turísticamente las actividades del Centro Histórico con un proyecto urbanístico de la Zona Norte“, recalcó; “y el mismo grupo pretende que el Pemp permita la construcción de una gran marina en la zona de parqueaderos del Centro de Convenciones“.

Sobre el tema, otra de las fuentes manifestó que “las autoridades deberían indagar si es cierto, como se dice, que el consultor contratado tiene vínculos directos con unos urbanizadores de la Zona Norte, y si una alta ejecutiva al servicio de estos es, a su vez, la esposa de un alto funcionario del Distrito“.

Los otros grupos, los que tienen interés directo en La Boquilla, Marlinda y Villa Gloria, “la tienen sin embargo más difícil, ya que existen dos fallos de las Altas Cortes y debe estudiarse muy bien cómo hacer. Por ello fue que Iván Castro suspendió la ejecución del contrato cuando el tema comenzó a ser tocado por el periodista Álvaro Anaya“.

Otro hecho que, según las mismas fuentes, deberán ser investigados, es “porqué los insumos supuestamente preparados por Gómez Sandoval los viene presentado Jaime Correa Vélez, un arquitecto a quien se le conoce -sobre todo – es por estar desde hace años buscando cómo legalizar la entrega de las calles que circundan el Parque de San Diego a los propietarios de bares y restaurantes del sector“.

Y deberían investigar también cuál es el papel que la Fundación Centro Histórico ha tenido y sigue teniendo en torno al Pemp“, declaró otra de las fuentes; “ya que todo lleva a colegir que fue creada recientemente para propender por un Pemp que beneficie principalmente los negocios de sus miembros“.

La falta de participación y la escasa socialización

Pero hay otro hecho más que -por lo visto – tiene los ‘pelos de punta’ a más actores locales.

Este fin de semana, varios importantes actores: los miembros de la Asociación de Vecinos del Centro, se reunieron y, finalmente, decidieron pedirle al alcalde Pedrito Pereira suspender la llamada socialización del Pemp.

En términos generales, la solicitud la hacen porque, por lo visto, lo que buscan varios funcionarios distritales y algunos consultores es formalizar lo dispuesto por la Ley, en el sentido de que el Pemp debe implementarse en el marco de un proceso verdaderamente amplio de participación y comunicación con la comunidad, tal como se advierte en una guía elaborada por el Ministerio de Cultura.

En dicha guía se advierte que “se deberá consultar, en cualquier caso, al Consejo Territorial de Planeación, teniendo en cuenta que las propuestas y normas aprobadas en el Pemp deberán estar articuladas al POT (Plan de Ordenamiento Territorial)”.

Asimismo, se determina que deberán elaborarse las correspondientes actas, las cuales “deberán certificar la participación ciudadana en el proceso de formulación del Pemp; como ejemplo se mencionan: el acta del Consejo Territorial de Planeación, las Juntas de Acción Comunal, las veedurías ciudadanas y los Vigías del Patrimonio, entre otros” (Ver Cartilla para la Formulación del Pemp).

Pero ni el Consejo Territorial de Planeación, ni las veedurías ciudadanas, aparecen en el Cronograma establecido oficialmente por el secretario de Planeación del Distrito. La que sí aparece -sin embargo – es la Fundación Centro Histórico, sobre la cual, como ya se dijo, hay variopintas inquietudes (leer Cronograma – Hoja de Ruta – Divulgación del Pemp).

Lo curioso es que -además – la propia Secretaría de Planeación del Distrito, en contravía de lo dispuesto por la Ley de Patrimonio -397 de 1997, modificada por la Ley 1185 de 2008 – y el Decreto 763 de 2009, que reglamentó los objetivos, contenidos, competencias y estímulos para la conservación y mantenimiento de los Bienes de Interés Cultural, advirtió sobre la poca participación que habría. En un comunicado de prensa: la Número 283, la dependencia advierte que “es importante aclarar que a cada socialización son convocados única y exclusivamente las entidades u organizaciones que tienen que ver con el componente a socializar“.

Por ejemplo: con el fin de “dar a conocer a los vecinos del Centro los contenidos del Pemp para asegurar su respaldo a la conservación del mismo“, en el caso de los convocados para el próximo 2 de mayo la sesión será de escasas dos horas: de 9 a 11 de la mañana, y para ello han invitado solo a “las Asociaciones de Vecinos del Centro Histórico“.

Como se sabe, en el Centro existe una sola Asociación de Vecinos: la que preside el sandiegano Rafael Camacho  Castillo.

Ha sido una socialización no solo espuria o mínima, en algunos casos, sino además excluyente“, manifestó el periodista Álvaro Anaya; “figúrese que las hacen en el Hotel Intercontinental, en un salón con mesa tipo U para 18 o 18 personas máximo” (ver foto principal, arriba).

Contexto:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Wordpress Social Share Plugin powered by Ultimatelysocial