Dolor y resignación por la prematura muerte de Alberto Abello Vives

Por Carlos Ardila González *

Y, ahora, ¿quién caminará por la calle Don Sancho si ya se fue el último de un vecindario que llegó a tener 42 familias? Ya no queda ninguno como él. Bueno, nunca hubo uno como él”.

Quién escribió estas sentidas frases: Alberto Abello Vives, refiriéndose a la muerte el domingo 1 de enero de 2017 de su amigo Francisco ‘Sícalo’ Pinaud (leer ‘Y, ahora, ¿quién volverá a caminar por la calle Don Sancho?‘), habría de fallecer -también – 119 domingos después: ayer 14 de abril de 2019.

Abello Vives, economista, con especialización en Formulación y Evaluación de Proyectos, posgrado en Métodos y Técnicas de Investigación Aplicada a las Ciencias Sociales y Maestría en Estudios del Caribe, falleció este domingo, a la edad de 61 años, en la Clínica Marly de la capital de la República, víctima -al parecer – de un infarto fulminante.

Abello fue cofundador y primer director del Observatorio del Caribe Colombiano; gestor del programa Leer el Caribe; decano de la Facultad de Economía de la Universidad Tecnológica de Bolívar; director del Laboratorio Iberoamericano de Investigación e Innovación en Cultura y Desarrollo y director de la biblioteca Luis Ángel Arango y de la red de bibliotecas públicas del Banco de la República.

Fue -además – un reconocido gestor cultural, y como tal un incansable promotor de la revitalización de las Fiestas de la Independencia. Desde el instante en que el Concurso Nacional de Belleza se tomó la agenda de las tradicionales festividades cartageneras, Alberto Abello se mostró partidario de que el reinado nacional fuera realizado en un mes distinto a noviembre. Por ello, cuando se anunció, en octubre de 2016, que a partir de ese año el Concurso se llevaría a cabo en marzo, Abello fue de los primeros en manifestarse complacido. Ahora sí, a “trabajar todos juntos por las Fiestas de Independencia”, declararía a Revista Metro; “lo que viene ahora es reconocer en la programación oficial los carnavales, bandos, comparsas y desfiles de los barrios” (leer ‘Las Fiestas del 11 de Noviembre, ahora sí a realizarse con independencia absoluta…‘).

Fue -asimismo – desde la Academia y su tribuna en diferentes medios de comunicación, un decidido opositor de los dirigentes políticos tradicionales, y un severo crítico de que el espacio público se entregue a particulares para su aprovechamiento económico, en detrimento de su uso libre e irrestricto por parte de la ciudadanía (leer ‘Microhistoria de la Plaza de los Estudiantes‘). Contrario a lo que han venido promoviendo en Cartagena varios sucesivos alcaldes, secretarios del Interior y Planeación y gerentes de Espacio Público, Abello defendió con ahínco su visión de “una ciudad para el ejercicio de la ciudadanía, la convivencia y el encuentro”, en la que se valore el espacio público “pensando más en los cartageneros que en los visitantes (que vienen a ver cómo vivimos)”.

En esa defensa de lo público por encima de los intereses particulares, Abello estuvo acompañado, desde sus respectivas tribunas, por Jorge García Usta, Óscar Collazos, Héctor Hernández Ayazo y Carlos Villalba Bustillo. Todos ellos, como Alberto Abello, partieron a la eternidad de forma temprana.

El desaparecido intelectual -igualmente – dejó una huella imborrable en la Fundación Gabriel García Márquez para un Nuevo Periodismo Iberoamericano –FNPI. Justamente, el director general de la FNPI, Jaime Abello Banfi, al enterarse de la infausta noticia, publicó en su cuenta en Twitter: “el pesar por la súbita muerte de Alberto Abello Vives es tan inconmensurable como la conciencia de que perderemos lo que todavía podía aportar como humanista, intelectual e investigador comprometido con el Caribe y Colombia. En @FNPI siempre recordaremos su contribución”.

Resignación y dolor

Para el equipo de Revista Metro, Alberto Abello Vives fue, más que un invaluable colaborador, un consejero oportuno, preciso y sincero.

Por ello, compungidos por su pronta partida y recordando sus palabras en memoria de ‘Sícalo’ Pinaud, lamentamos que no podamos llamarlo más a preguntarle su visión sobre un tema cualquiera, de los muchos que le inquietaron hasta el final de sus días; y que tengamos que aceptar, con resignación y dolor, que jamás volveremos a contar con la luz de su intelecto.

Ya se acabaron las conversaciones con ese amigo entrañable”, manifestó Alberto Abello tras la muerte de ‘Sícalo’ (leer ‘Y, ahora, ¿quién volverá a caminar por la calle Don Sancho?‘). “Ya se acabaron las conversaciones con ese amigo entrañable”, decimos ahora nosotros tras la prematura partida de Alberto.

Al observar cómo siguen los poderosos apropiándose de lo público para continuar incrementando su poder, ampliando aún más la desigualdad existente, además de recordar el pensamiento de Jorge García, Óscar Collazos, Héctor Hernández y Carlos Villalba, desde ayer tendremos presente también el de Alberto Abello, el amigo que se fue ayer domingo 14 de abril.

* Director de Revista Metro

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Wordpress Social Share Plugin powered by Ultimatelysocial