Durante reunión de la SIP, presidente Duque ratifica compromiso con la libertad de prensa

Tras firmar la ‘Declaración de Chapultepec‘, ante los miembros de la Sociedad Interamericana de Prensa – SIP – y voceros de diferentes asociaciones de periodistas, el presidente de la República, Iván Duque Márquez, manifestó que la ciudadanía puede tener la certeza de, que mientras esté al frente de su cargo, va a “trabajar de la mano todas las autoridades para esclarecer, castigar y prevenir cualquier amenaza a la libertad de prensa en Colombia”.

De acuerdo con el jefe de Estado, el decálogo de principios sobre libertad de expresión y de prensa, adoptado por la Conferencia Hemisférica sobre Libertad de Expresión celebrada en México hace 25 años (en marzo de 1994), “no es un acto protocolario sino la ratificación de su compromiso con la defensa de la justicia, la legalidad, los derechos humanos y la libertad de prensa”.

Con la suscripción de la ‘Declaración de Chapultepec’, Duque Márquez se sumó a la lista de presidentes de Colombia que lo firmaron también en su momento, y que se comprometieron también a rechazar toda amenaza contra la libertad de expresión: Ernesto Samper Pizano en 1996, Álvaro Uribe Vélez en 2003 y Juan Manuel Santos en 2011.

Para la presidenta de la SIP y directora del periódico El País, María Elvira Domínguez Lloreda, sin la libertad de expresión no se puede construir democracia ni alcanzar el bien común, por lo cual la ‘Declaración de Chapultepec’ se constituye en un documento fundamental para que los gobiernos adopten las medidas necesarias para garantizar el respeto por las libertades y derechos civiles.

Según Domínguez Lloreda, “nuestra misión es que cada ciudadano, en cualquier rincón de nuestro hemisferio, tenga la posibilidad de vivir en y con libertad, o al menos estar consciente de que sin la libertad la vida es traumática y en muchas ocasiones peligra”.

El documento suscrito, que se rige bajo 10 principios, consagra que “no hay personas ni sociedades libres sin libertad de expresión y de prensa”, y advierte que “las autoridades deben estar legalmente obligadas a poner a disposición de los ciudadanos, en forma oportuna y equitativa, la información generada por el sector público.

De acuerdo con la agenda establecida, durante los tres días de sesiones de la SIP se debatirá sobre los desafíos que deben afrontar los medios de comunicación ante la constante creación de nuevas tecnologías y, sobre todo, a las amenazas a la información veraz por parte de los promotores de ‘fake news‘.

“Los ciudadanos tienen derecho a expresarse libremente”: Pereira

El encargado de dar la bienvenida a los periodistas de América Latina que participan en la reunión de la SIP fue el alcalde de Cartagena, Pedrito Pereira Caballero, quien señaló que, en la búsqueda de cualquier tipo de información oficial y, en general, en su interacción con los servidores públicos, todas las personas pueden manifestar sus opiniones sin ninguna restricción. “Es un derecho de cada ciudadano poder expresarse libremente“, expresó el mandatario de los cartageneros.

En su discurso, Pereira Caballero manifestó su repaldo “al trabajo que la Sociedad Interamericana de Prensa ha venido desarrollando desde sus inicios, defendiendo y protegiendo los intereses de la prensa en las Américas“.

El decálogo de compromisos

La ‘Declaración de Chapultepec‘, suscrita ayer por Duque y antes Juan Manuel Santos, Álvaro Uribe y Ernesto Samper, dispone que:

  1. No hay personas ni sociedades libres sin libertad de expresión y de prensa. El ejercicio de ésta no es una concesión de las autoridades; es un derecho inalienable del pueblo.
  2. Toda persona tiene el derecho a buscar y recibir información, expresar opiniones y divulgarlas libremente. Nadie puede restringir o negar estos derechos.
  3. Las autoridades deben estar legalmente obligadas a poner a disposición de los ciudadanos, en forma oportuna y equitativa, la información generada por el sector público. No podrá obligarse a ningún periodista a revelar sus fuentes de información.
  4. El asesinato, el terrorismo, el secuestro, las presiones, la intimidación, la prisión injusta de los periodistas, la destrucción material de los medios de comunicación, la violencia de cualquier tipo y la impunidad de los agresores coartan severamente la libertad de expresión y de prensa. Estos actos deben ser investigados con prontitud y sancionados con severidad.
  5. La censura previa, las restricciones a la circulación de los medios o a la divulgación de sus mensajes, la imposición arbitraria de información, la creación de obstáculos al libre flujo informativo y las limitaciones al libre ejercicio y movilización de los periodistas se oponen directamente a la libertad de prensa.
  6. Los medios de comunicación y los periodistas no deben ser objeto de discriminaciones o favores en razón de lo que escriban o digan.
  7. Las políticas arancelarias y cambiarias, las licencias para la importación del papel o equipo periodístico, el otorgamiento de frecuencias de radio y televisión y la concesión o supresión de publicidad estatal no deben aplicarse para premiar o castigar a medios o periodistas.
  8. El carácter colegiado de periodistas, su incorporación a asociaciones profesionales o gremiales y la afiliación de los medios de comunicación a cámaras empresariales deben ser estrictamente voluntarios.
  9. La credibilidad de la prensa está ligada al compromiso con la verdad, a la búsqueda de precisión, imparcialidad y equidad, y a la clara diferenciación entre los mensajes periodísticos y los comerciales. El logro de estos fines y la observancia de los valores éticos y profesionales no deben ser impuestos. Son responsabilidad exclusiva de periodistas y medios. En una sociedad libre, la opinión pública premia o castiga.
  10. Ningún medio de comunicación o periodista debe ser sancionado por difundir la verdad o formular críticas o denuncias contra el poder público.

Contexto:

La Sociedad Interamericana de Prensa es una organización sin fines de lucro dedicada a defender la libertad de expresión y de prensa en todas las Américas, cuyos principales objetivos son:

  • Defender la libertad de prensa donde quiera que se impugne en las Américas.
  • Proteger los intereses de la prensa en las Américas.
  • Defender la dignidad, los derechos y las responsabilidades del periodismo.
  • Alentar normas elevadas de profesionalismo y conducta empresarial.
  • Promover el intercambio de ideas e información que contribuye al desarrollo técnico y profesional de la prensa.
  • Alentar un conocimiento amplio y un mayor intercambio de información entre los pueblos de las Américas en apoyo a los principios básicos de una sociedad libre y de la libertad individual.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial