Adopción del POT de Cartagena, prueba de fuego para el Distrito y la dirigencia local

Por Carlos Ardila González *

Por estos días, las frases que más se repiten en los discursos de funcionarios y dirigentes gremiales, y aún en editoriales, columnas de opinión y foros de lectores de los distintos medios locales, son -palabras más, palabras menos – “recuperación de la confianza“, “restauración de la institucionalidad“, “unión de todos los sectores para impulsar el desarrollo integral de Cartagena” y, sobre todo, “lucha frontal contra la pobreza“.

Pero, como “no hay plazo que no se cumpla ni deuda que no se pague“, como advierte un popular proverbio, el escenario para conocer qué tan sinceros son quienes las vienen pregonando y, sobre todo, qué tan dispuestos están a aportar a su palpable concreción, ya está a la vuelta de la esquina.

Se trata de la actualización del Plan de Ordenamiento Territorial –POT– de Cartagena, el cual -como se sabe – es la herramienta que tiene como principal objetivo integrar la planificación física, social y económica del territorio con el debido respeto a los derechos ancestrales de las etnias y la defensa de los cuerpos de agua y en general los ecosistemas, para lo cual se deben propiciar desarrollos sostenibles, contribuyendo a que los distritos y municipios orienten la regulación, ubicación y desarrollo de los asentamientos humanos.

Se trata, en suma, de un escenario en el cual se verán confrontados los legítimos intereses de industriales, comerciantes, propietarios de bares y restaurantesurbanizadores, promotores de proyectos náuticos, poblaciones con títulos colectivos y derechos ancestrales y -en general – de todos los sectores que constituyen la comunidad cartagenera.

El anuncio de que ya muy pronto deberá actualizarse el POT de Cartagena, lo hizo el propio alcalde de Cartagena, Pedrito Pereira Caballero.

Y lo hizo -justamente – ante los miembros de la Cámara Colombiana de la Construcción –Camacol-, el gremio que agrupa a los constructores, urbanizadores y, en general, empresarios de la industria de la construcción.

Rafael Simón del Castillo, Pedrito Pereira Caballero y Sandra Forero Ramírez

Ante la presidenta ejecutiva de Camacol, Sandra Forero Ramírez, el presidente de la junta directiva de Camacol Bolívar, Rafael Simón del Castillo, y los restantes afiliados al influyente gremio, Pereira Caballero anunció que, tras la liquidación del contrato suscrito por el Distrito con el Fondo Financiero de Proyectos de Desarrollo –Fonade – para la estructuración y formulación del POT de Cartagena, “asumimos el compromiso de impulsarlo directamente“, y que ello deberá hacerse durante los primeros cinco meses de este año, ya que “nos hemos propuesto la ambiciosa meta de presentarlo formalmente ante el Concejo Distrital en el segundo período de sesiones ordinarias del presente año“, el cual se instala -por reglamento – el próximo 1 de junio.

Pero ante los afiliados a Camacol, y además ante los concejales Wilson Toncel Ochoa, César Pión González y Óscar Marín Villalba, el mandatario de los cartageneros no solo hizo ese anuncio. También advirtió que “el cumplimiento de ese propósito no solo dependerá de la eficiencia de la Administración Distrital; también requiere del compromiso de todos los sectores representativos de la ciudad“.

En tal sentido“, manifestó Pereira, “aprovecho este espacio para reiterar el llamado a Camacol, a los diferentes gremios empresariales, organizaciones académicas y ciudadanas a integrar las correspondientes mesas de trabajo, en las que juntos, anteponiendo los intereses colectivos y superando diferencias bizantinas, hagamos el ejercicio de construir con solidez, resistencia, eficiencia y transparencia, la hoja de ruta para la construcción del modelo de ciudad que queremos para los próximos años“.

Será, entonces -como se dijo – la oportunidad de saber qué tan dispuesta está la dirigencia local a anteponer los intereses generales, los de toda la ciudadanía, a sus legítimos pero particulares intereses, en aras de impulsar el desarrollo integral de Cartagena y, sobre todo, la lucha frontal contra la pobreza cuyas banderas han venido enarbolando en los últimos días.

Y la exhortación del alcalde a los afiliados a Camacol apuntan a ello. “Este ejercicio no consiste solo en pensar y soñar la ciudad que queremos, sino hacer que ese sueño sea una realidad en el menor tiempo posible“, les dijo; “el futuro es ahora, es ya, y somos responsables de él; las circunstancias nos exigen imponer un ritmo acelerado para impedir que el tiempo siga diluyendo nuestras esperanzas de desarrollo y de bienestar“.

LEA EL DISCURSO COMPLETO DEL ALCALDE PEREIRA

 

* Director de Revista Metro

Contexto:

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial