Las aguas salinas de Galerazamba, también un poderoso reactivador sexual

Por Rafael Puello Montero *

“Compa, aquí, cuando son las 8 o las 9 de la mañana, más de medio Galerazamba está clavando(la sencilla pero picante frase con que popularmente se describe el acto de hacer el amor).

La inesperada y provocadora revelación fue hecha por Juan Porras, un veterano pescador de aproximadamente 60 años de edad, quien ha dedicado gran parte de su vida -además – a la extracción de sal en las aguas marinas del lugar.

A Juan, cuando las rosadas aguas le lamen la piel, además de pintársela -literalmente – con un brilloso y curtido color dorado, le elevan la líbido a niveles inimaginables, como habría de contarnos con el desparpajo propio de los oriundos de la región.

La irreverente frase de Juan no requiere de confirmación oficial por parte del DANE, como seguramente tampoco de comprobación por parte de firmas especializadas. La verdad la confirmamos en la transparencia de su mirada y su evidente contento.

¿Y porqué en la mañana y en ese horario?“, le preguntamos, y Juan nos explica: “debido a las altas temperaturas que soportan las aguas en las esclusas donde se forma la sal, es imposible que se extraiga esta de día. Si alguien lo hace le salen ampollas y vejigas en la piel. Por eso el oficio debe hacerse en la noche, o en la madrugada, cuando el agua se enfría. Pero, compa, al rato de meterse uno en el agua tiene que salir a buscá mujé. Yo no se qué contiene esta vaina, se lo juro, pero es verídico”.

Las revelaciones de Juan son arrastradas entre la multitud por los fuertes vientos que inundan el lugar, y rápidamente se convierten en objeto de comentarios entre propios y visitantes. En poco tiempo, en torno del lugareño se aglomeran decenas de curiosos.

Pero la visita a las salinas de Galerazamba nos habría de deparar otra sorpresa. De acuerdo con otro nativo: Augusto Blanco, las milagrosas aguas surten el mismo efecto revitalizador en las mujeres que se introducen en las aguas salinas. Las alborota, compa”, aseguró con desparpajo en medio de las risas e -incluso – de la expresa confirmación de varias señoras presentes, todas de la tercera edad, que movieron su cabeza en señal de aprobación.

Fue tanto el interés generado por el tema que Juan Porras terminó contándole su experiencia al gobernador de Bolívar, Dumek Turbay Paz, quien se encontraba en Galerazamba informando que, luego de más de dos años de que las salinas dejaran de explotarse, la Agencia Nacional Minera había otorgado una nueva concesión, en cabeza esta vez de la propia comunidad.

El mandatario, que sabe dónde ponen las garzas y por dónde le entra el agua al coco, ni corto ni perezoso tomó nota del suceso.

Turbay Paz, seguramente, explorará el inmenso potencial que ofrecen las aguas marinas del lugar, además de los atractivos de Lomita Arena y de Galerazamba. En esta población, por ejemplo, se producen vientos de entre 5 y 7 nudos que serían un motor generador de energía eólica, pero también hay unos hermosos lugares turísticos, unos esplendorosos escenarios para la práctica de deportes náuticos y de playa y hay, en fin, la posibilidad de una economía de gran escala. No es cualquier momento. Hay mucho por descubrir y repotenciar.

Pedro Agudelo, otro campesino de la zona, también admitió haber descubierto una importante cosa y haber repontenciado otra. Como habría de confesar en un breve pero ameno diálogo, Agudelo tuvo que soportar que durante varios años le apodaran ‘huevo muerto‘ pero “decidí chapalear en las aguas donde se procesa naturalmente la sal de Galerazamba y mi vida cambió; ahora me dicen ‘Pedro, el resucitado’”.

Este es un fragmento del diálogo con Juan Porras, grabado en medio de los fuertes vientos de las salinas:

 

* Periodista, editor general de de Clip-group S.A.S.

.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial