El próximo martes 19 de marzo se realizará en el salón de sesiones del Concejo de Cartagena una audiencia pública con el fin de estudiar, con la participación de la comunidad, los Proyectos de Acuerdo Número 144, mediante el cual se busca institucionalizar un día sin carro y sin moto, y el Número 145, por medio del cual se le pide al Ejecutivo fortalecer la inclusión de género mediante beneficios tributarios.

Ese día -muy posiblemente – podrían participar en la audiencia no solo 10 concejales, como ha venido ocurriendo hasta la fecha, sino casi todos los que fueron elegidos en los comicios de octubre de 2015.

Al vencerse los términos para que la Fiscalía (tras haber imputado a varios concejales los delitos de cohecho y prevaricato por haber incurrido en enero de 2016 -según el ente investigador – en actos irregulares durante la elección de la excontralora Nubia Fontalvo Hernández), presentara un escrito de acusación o -en su defecto – solicitara la debida preclusión, un juez decretó la libertad inmediata de los concejales Duvinia Torres CohenÉrich Piña Féliz, Antonio Salim Guerra Torres, Américo Mendoza Quesseps, Édgar Mendoza Saleme y William Pérez Montes.

Como se recordará, a los seis cabildantes, al igual que al también concejal Luis Cassiani Valiente, un juez de conocimiento con función de control de garantías les dictó medida de aseguramiento consistente en detención domiciliaria.

A partir de una serie de interceptaciones realizadas al celular del exconcejal Jorge Useche Correa, por los mismos hechos fueron cobijados con sendas medidas de aseguramiento el exalcalde Manolo Duque Vásquez, su primo José Julián Vásquez Buelvas, la excontralora Nubia Fontalvo y el mismo Useche.

Los entonces alcalde y concejal permanecieron recluídos en la cárcel de Sabanalarga; Vásquez Buelvas en la cárcel de San Sebastián de Ternera, y las entonces contralora en la cárcel de San Diego.

Pero, de igual manera, los cuatro recuperaron su libertad, también por vencimiento de términos.

Con el retorno de Duvinia Torres y William Pérez Montes (del Partido de La U); Érich Piña (del Partido Liberal); Antonio Salim Guerra (de Cambio Radical); Américo Mendoza (de la Alianza Social Independiente); y Édgar Mendoza (del Partido Conservador), se recompone no solo la corporación edilicia, que ahora sí contaría con una mayoría relativa para sesionar y aprobar o improbar proyectos con la debida legitimidad, sino además las distintas bancadas.

Otro concejal: Luis Cassiani Valiente (de Cambio Radical), volvería igualmente al cabildo en los próximos días, también por vencimiento de términos.

Y uno más: Ronald Fortich Rodelo (del movimiento ‘Cartagena Confirmas‘), lo haría cuando se revoque una restricción que actualmente pesa sobre él. Como se sabe, Fortich no está cobijado por ninguna medida de aseguramiento, pero -por el momento – no puede asistir al Concejo por orden de un juez. “Cuando se determine que esta medida sea revocada por falta de los fines constitucionales podrá volver a ocupar su curul“, explicó un abogado que conoce el caso pero quien pidió reserva de su nombre.

¿Deberían volver al Concejo los seis cabildantes?

Sobre si, una vez notificados de la decisión del juez, los seis concejales dejados libres pueden asumir sus funciones otra vez en el edificio Galeras de la Marina, Revista Metro dialogó con el presidente de la Veeduría a la Rama Judicial, Érick Urueta Benavides, y esto nos dijo:

.

Contexto:

 

Comments are closed.

Wordpress Social Share Plugin powered by Ultimatelysocial