Demandante de encargo del alcalde no asiste a audiencia y revoca poder a Alcides Arrieta

Lo que estaba llamado a ser una audiencia para “resolver las excepciones previas y mixtas, efectuar el saneamiento del proceso, fijar el objeto del litigio y decretar las pruebas“, en el marco de un proceso de nulidad electoral contra el encargo de Pedrito Pereira Caballero como alcalde de Cartagena, terminó con varios singulares ingredientes.

Uno de ellos: la ausencia de los demandantes en la audiencia inicial. Ni quien aparece en la demanda como el accionante, el ciudadano Pedro Santoya Góngora, ni quien figura como apoderado, el excandidato a la Alcaldía Alcides Arrieta Meza, acudieron a la cita en la Sala de Audiencias Número 4 del Consejo Superior de la Judicatura.

Otro más: la abrupta revocatoria del poder a Arrieta Meza. Cuando el delegado de la Procuraduría, el abogado Erasmo Carlos Arrieta Álvarez, solicitó que se informara si el demandante o su apoderado habían presentado excusas por su inasistencia, se conoció que en el curso de la audiencia la secretaria de la Sección Quinta había allegado un documento enviado electrónicamente por Santoya, mediante el cual informaba que le había revocado el poder a su apoderado: Alcides Arrieta, y que en adelante actuaría en su propio nombre. En el mensaje, además, presentaba excusas por no asistir a la audiencia inicial.

Y un tercero: la admisión como tercero interviniente del conocido abogado José Manuel Abuchaibe Escolar.

En el primer caso, la sorpresa es porque, tras el esfuerzo realizado por probar que el encargo de Pedrito Pereira fue ilegal, al parecer habían dejado de lado sus pretensiones.

En el segundo, porque quienes conocen las movidas del poder en Cartagena y Bolívar tienen claro que -en realidad – quien está al frente de la pretensión de ‘tumbar’ al alcalde interino es Arrieta Meza, y por ello llamó la atención que el demandante informara, mediante un mensaje virtual, que le había revocado el poder.

Y en el tercero porque Abuchaibe Escolar, como otros juristas del país, es más conocido por instaurar demandas de nulidad contra la elección de congresistas, alcaldes y gobernadores, que por defenderlos. De hecho, al profesional del Derecho se le reconoce, principalmente, por haber sido quien demandó la elección de Antanas Mockus por una supuesta inhabilidad.

En este caso, para Abuchaibe, la demanda de Santoya Góngora y Arrieta Meza “carece de sustento fáctico y jurídico para que permita concluir que el presidente de la República creó un procedimiento diferente al establecido en la Constitución y la Ley para designar alcalde”. Según él, “no existe ninguna controversia sobre la competencia del presidente para proveer las faltas temporales o absolutas de los alcaldes distritales“, y es claro que “el presidente, en el ámbito de sus deberos funcionales“, bien puede “convocar a una entrevista privada a los ternados sin incurrir en ningún caso en extralimitación“.

Tras resolverse las excepciones planteadas, efectuar el saneamiento del proceso, fijar el objeto del litigio y establecer que las pruebas decretadas -todas documentales – ya obran en el expediente, atendiendo los principios de celeridad, eficacia y contradicción se decidió que los próximos pasos eran allegar los alegatos de conclusión para, inmediatamente después, realizar una audiencia para decidir de fondo la demanda presentada.

De acuerdo con lo que se pudo establecer, el magistrado ponente, Alberto Yepes Barreiro, pudo tomar la decisión -ayer mismo – de someter a votación su proyecto de fallo, pero en la sala no estaban presentes, porque no fueron citados, los restantes miembros de la Sección Quinta del Consejo de Estado.

Por ello, ante la imposibilidad de reunirlos durante la audiencia, Yepes Barreiro convocará una nueva audiencia para fallar de fondo. Esta nueva audiencia, según los términos previstos, podría realizarse días después del 26 de marzo.

Contexto:

Comments are closed.

Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial