Ayúdame a ayudarte

Por Rafael Vergara Navarro *

El verdadero territorio de la guerra es la conciencia y la mía está impactada. Si la presión interna y los 32 artistas del concierto internacional de Cúcuta no logran abrirla, incendiándose la frontera habrá simbiosis de la música bella y el amor solidario con la cruel voz agresiva, bombas, fuego y los muertos del día D.  Ojalá todos canten y escuchen “solo le pido a Dios que la muerte no me sea indiferente”.

Presentado como espectáculo por los medios el día D, que es hoy, se da inicio a la cantada acción militar. Para ‘legitimarla’ masificaron el “no se descarta ninguna opción”, juntándolo con la articulada y efectiva presión diplomática que alineó 50 países.  Ojalá mientras me lee no esté siendo invadida Venezuela, la nación hermana, la dividida y agredida cuna del Libertador.

No soy ni he sido madurista, pero tampoco simplifico. Los recursos naturales de esa República son el gran atractivo para EE.UU y también para Rusia y China, a los que es imposible ignorar en esta crisis. ¿Ante la agresión militar cuál será la reacción?

Como nacionalista defiendo la autodeterminación de los pueblos y la solución pacífica de las controversias, principios fundamentales que, con la ONU como garante, han frenado –no siempre – la ambición de los poderosos.

Comparto la posición de México de abrir espacio a la mediación y no a la solución militar, y la de Uruguay que considera que la confrontación y el aislamiento alejan la solución política.

La crisis alimentaria, la diáspora y el conflicto político interno e internacional concertaron intereses diversos y unificaron los sentimientos humanitarios de los que desean que la ayuda llegue, y los que le apuestan, como Donald Trump, a violentar la frontera y rendir a Nicolás Maduro para que les entregue el poder y él posesionar de presidente a Juan Guaidó, un líder que hace dos meses pocos conocían.

Iván Duque a la cabeza de la diplomacia y de la ayuda, no mide el riesgo de involucrarnos en una guerra y olvida que en La Guajira, la frontera, han muerto por desnutrición 4.770 niños wayú.

El provocador mensaje de Trump a los generales de las Fuerzas Armadas venezolanas de “amnistía o perderlo todo”, repetida con frialdad por el jefe del Comando Sur acompañado por el jefe de nuestras Fuerzas Armadas, generó el rechazo airado del ministro de la Defensa de Venezuela, general Vladimir Padrino.

Las fuerzas bolivarianas que manejan sectores estratégicos del Estado poseen ideología y en número y equipamiento están entre las más poderosas de la región. No son las Fuerzas de Defensa de Panamá, destrozadas hace 30 años por el Comando Sur para capturar a Noriega, imponer a Endara como presidente e incumplir con el Tratado Torrijos -Carter.

Las elecciones y los intereses me recuerdan que en esa invasión los helicópteros artillados, entre los disparos y bombas, decían por altoparlante “¡ayúdame a ayudarte a conquistar la paz y la democracia!

* Abogado, ambientalista y gestor de Paz

 

Comments are closed.

Wordpress Social Share Plugin powered by Ultimatelysocial