Ecobloque, con más ‘dientes’ para impedir que sigan invadiendo los cuerpos de agua

En el año 2007, la Boca del Parrao era un cuerpo de agua que contribuía a oxigenar la Ciénaga de la Virgen.

Apenas dos años después: en el año 2009, como consecuencia de los rellenos realizados a la vista de todos, gran parte del mismo era un lote consolidado.

Y en el 2017 ya había sobre él varias edificaciones, entre ellas el Hotel Las Américas, como ha denunciado en decenas de oportunidades el médico y líder cívico Benjamín Luna Gómez.

Lo que sucedió en el lugar se aprecia claramente en esta foto:

Hechos como estos, que por la acción de particulares de todos los estratos y la omisión de servidores públicos de todos los niveles se ha dado igualmente sobre otros cuerpos de agua (en Marbella y El Cabrero hay casos similares), no volverán a ocurrir en la ciudad. Ni en la Zona Norte ni sobre ningún otro cuerpo de agua de Cartagena.

Al menos, eso es lo que se piensa que debería ocurrir ahora que, por expresa voluntad del alcalde encargado de Cartagena, Pedrito Pereira Caballero, se ha restablecido el Ecobloque, un cuerpo élite integrado por representantes del Establecimiento Público Ambiental –EPA – de Cartagena, la Autoridad Marítima Nacional Dimar-, la Corporación Autónoma Regional del Canal del Dique –Cardique-, la Procuraduría Delegada Ambiental, la Armada Nacional, la Policía Metropolitana y las Alcaldías Locales, que tiene como uno de sus principales objetivos evitar que se siga talando mangles y otras especies arbóreas; rellenando caños, ciénagas y otros cuerpos de agua y negociando terrenos que por la Constitución y la Ley son inembargables, imprescriptibles e inalienables.

Y se da por hecho que el Ecobloque ahora sí podrá cumplir sus fines misionales, sobre todo, porque el mandatario distrital ha dispuesto que se le otorguen las herramientas requeridas.

Y una de ellas es una sede moderna, funcional y estratégicamente localizada.

Desde ayer, en un mismo lugar: a un lado de la Ciénaga de la Virgen y en plena Zona Norte, funcionarán de manera articulada la sede operativa del proyecto ‘Bocana Estabilizada de Marea‘, un Centro de Atención Inmediata -CAI – Ambiental y el Ecobloque.

Las nuevas instalaciones fueron inauguradas por el alcalde Pereira Caballero y el director del Establecimiento Público Ambiental –EPA – de Cartagena, Álvaro Vargas Martínez.

Hoy celebramos que Cartagena cuenta con una sede operativa del proyecto Bocana, recuperada en un 100% y dispuesta a aportar a la ciudad todo el trabajo humano y tecnología en favor del medio ambiente“, manifestó Pereira durante la entrega oficial de la la nueva sede.

Para el alcalde, de los aspectos a destacar es que a partir de ahora las autoridades ambientales pueden ejercer un mejor control a los problemas de ilegalidad, relleno de los cuerpos de agua y cuidado de mangles, fauna y flora “con todos los estándares de calidad ambiental“.

Por su parte, el director del EPA resaltó que hace tres meses, por disposición de Pereira, se inició la puesta en marcha del Ecobloque “con todo el esfuerzo institucional para la protección de los recursos naturales del Distrito“.

De acuerdo con lo informado por el funcionario, la nueva sede cuenta con un moderno auditorio, un centro de educación ambiental, laboratorios, las oficinas de la subdirección de Investigación y Educación del EPA y un CAI Ambiental.

Vargas Martínez señaló, igualmente, que “desde el EPA le apostamos a la educación ambiental como activo principal“, para lo cual “estableceremos un convenio con el Sena para iniciar una ruta de capacitaciones“.

Contexto:

 

 

Comments are closed.

Wordpress Social Share Plugin powered by Ultimatelysocial