Promoción de lectura a propósito del Hay Festival Cartagena

Por Ángelica Villalba Eljach *

Durante 13 años he asistido sin falta al Hay Festival, me perdí la primera edición que fue inaugurada con Gabo porque estudiaba en Bogotá, tenía 18 años y no pude convencer a mi padre para que me dejara llegar tarde al inicio del quinto semestre de Relaciones Internacionales; a partir del año siguiente logré convencerlo para que me comprara un tiquete adicional con tiempo y así no perdía ni un día de clases. He asistido en calidad de estudiante, como público general, como representante de un aliado-patrocinador, y en esta versión como realizadora de la sesión de radio dedicada 100% a la literatura en Cartagena: Cultura en Cursiva (que se emite por los 99.5 fm de la UdeC Radio los miércoles y viernes entre las 9:00 am – 10:00 am en el programa que nos cuenta de la agenda cultural de la ciudad).

Durante estos días seguramente veré los rostros de los que año a año aprovechan para hacer sus listas de libros por leer, los que buscan en las diferentes charlas imaginar el mundo, los lectores asiduos estamos convencidos de que los libros nos permiten comprender mejor qué es lo que pasa en todos los rincones de este y otros universos.

En Colombia, las cifras del promedio de lectura del año 2017 dictan que los colombianos leen en las ciudades 2.9 libros al año, mientras que en el área rural la cifra es de 1.9 libros al año, esta información es entregada por el Ministerio de Cultura y sirve como base en la construcción de Plan Nacional de Desarrollo 2018-2022, que tiene hasta el momento planteado que los colombianos aumenten su promedio de lectura a 3.2 libros por año.

Vale la pena mencionar que en los clubes de lectura que se encuentran registrados ante el Ministerio de Cultura se leen 12 libros en promedio anual, lo cual quiere decir que las cifras anteriores no significan que todos los colombianos lean al menos 2 libros al año, esto quiere decir que hay devoradores de libros que permiten sumar la cantidad de libros que leen para ‘inflar’ el promedio nacional.

La meta del actual gobierno es conservadora, pero acompañada de nuevas metas de promoción de lectura como las que hasta el momento han ido incluyendo en el Plan Nacional de Desarrollo se verán resultados positivos seguramente. El gobierno impulsará 600 bibliotecas itinerantes, y buscará trabajar para incrementar exponencialmente las colecciones de libros digitales que se manejan desde la Biblioteca Nacional en alianza con las redes departamentales de bibliotecas.

El Hay Festival en Cartagena se ha vuelto también un impulsor en la promoción de la lectura, con el paso de los años hemos podido ver cómo se ha construido una agenda para niños y jóvenes, cómo se trasladan varias de las charlas a los barrios más pobres de la ciudad, y cómo los escritores van cada vez más a otros municipios del Departamento. Se debe en parte a la calidad de los aliados patrocinadores que el Festival va sumando, pero en buena hora han llegado esos aportes para que muchas más personas puedan acceder al maravilloso mundo de las ideas, de las letras.

Sabemos que leer facilita el aprendizaje, las personas que leen son personas con criterio e informadas, son personas más sensibles, son personas cuya mente trabaja un poco más rápido para solucionar problemáticas del día a día, la lectura ayuda a conectar mundos donde las brechas sociales imperan, la lectura libera.

En Bolívar también contamos con nuestras propias herramientas para hacer de la lectura un estilo de vida, una vez el Hay Festival termina, la labor de los locales por hacer que el mundo de las letras permanezca lo podemos ver reflejado con varios ejemplos, tenemos a Martín Murillo con su Carreta Literaria, que se ha enfocado en recorrer los municipios bolivarenses más alejados de Cartagena leyendo a los niños y jóvenes los libros de su carreta; están los clubes de lectura de muchas universidades;  los talleres de lectura en voz alta para niños que organizan las bibliotecas públicas del Departamento; los clubes de lectura de las librerías y de lectores que necesitan comentar con otros lo que van leyendo y, como lo mencionaba al inicio, mi grano de arena lo aporto no solo desde mi blog literario, lo hago desde la radio, donde las letras siempre nos dan una nueva cita.

* Internacionalista de la Universidad del Rosario; Master en Análisis de problemas políticos y económicos contemporáneos de la Universidad Externado de Colombia y la Universidad de París III – Sorbona Nueva; Correctora de estilo de la Escuela Cursiva de la editorial Penguin Random House.

 

1 Comment

  1. Augusto Otero dice:

    Buenos días:
    Solo para agregar un dato que considero relevante sobre los programas de promoción de lectura en la ciudad, y que se le escapa a la columnista:
    Tres años antes de que el Hay Festival llegara a Cartagena, en la ciudad ya existía, y sigue existiendo, el programa Leer el Caribe, dirigido a estudiantes de instituciones oficiales. Leer el Caribe promueve la lectura entre niños y jóvenes escolarizados, con el apoyo de tallistas y docentes que durante el año escolar orientan la lectura y apropiación de la obra de un escritor de la región. Además, los chicos tienen la oportunidad de compartir directamente con el escritor, en 2 encuentros que se realizan en el año, lo que significó su experiencia de lectura.

    Han sido invitados a Leer el Caribe los siguientes escritores: Germán Espinosa, Ramón Illán Bacca, Roberto Burgos Cantor, Jorge García Usta, Gabriel García Márquez, José Luis Garcés, Jaime Manrique Ardila, Oscar Collazos, Alberto Salcedo Ramos, Hazel Robinson, Rómulo Bustos Aguirre, Fanny Buitrago, Álvaro Miranda, Alonso Sánchez Baute, Julio Olaciregui y John Jairo Junieles.

    El programa es una iniciativa del Centro Cultural del Banco de la República en Cartagena, el Observatorio del Caribe Colombiano, la Secretaría de Educación Distrital y la Red de Educadores de Lengua Castellana, y cuenta con el apoyo de la Universidad de Cartagena, la Universidad del Norte (Barranquilla) el Instituto de Patrimonio y Cultura de Cartagena (IPCC), el Teatro Adolfo Mejía y la Corporación Cultural 4Gatos.

    Además de tener una continuidad sostenida en la ciudad, en años recientes Leer el Caribe se viene replicando en otras capitales del Caribe, gracias al respaldo de la Red de Centros Culturales del Banco de la República, es decir, además de Cartagena se realiza en Montería, Sincelejo, Barranquilla, Santa Marte, Valledupar, Riohacha y la Isla de San Andrés.

    Para apoyar la lectura en el aula y promover la obra del escritor en bibliotecas y otros espacios culturales de la región, el programa ha editado 9 selecciones de textos de los escritores invitados que cualquier lector puede descargar en el siguiente enlace: http://babel.banrepcultural.org/cdm/landingpage/collection/p17054coll15

    Cordial saludo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial