‘La Femenina’, 70 años de historia

Por Luis Alfonso Ramírez Castellón *

En el mes de febrero próximo, la institución educativa Soledad Acosta de Samper, antes Liceo Nacional o ‘La Femenina’ (como cariñosamente se le conoce a ese emblemático colegio de Cartagena, al que muchos consideran la joya de la corona de la educación pública de la ciudad, en el que todos los niños, niñas, y adolescentes sueñan estudiar), cumple 70 años de vida existencial.

Fue en el año 1.949 cuando el Ministerio de Educación Nacional, en un gesto de reconocimiento y visibilización a la vida y obra de la escritora bogotana Soledad Acosta de Samper, creó esa institución de carácter oficial y de naturaleza femenina, la cual comenzó a funcionar en el centro de la ciudad, como escuela anexa al Colegio Mayor de Bolívar.

A lo largo de toda su vida académica, cultural y formativa, la institución ha tenido como misión no solo formar niños y jóvenes para la ciencia y el conocimiento, sino que ha ido más allá dentro de una concepción antropológica: educar en los valores, en la cultura y en la valoración del ser en cuanto ser, al punto que los estudiantes -linafistas ayer o iesistas hoy – son muy fácil identificarlos, desde su presentación física hasta su desempeño como profesional y como persona, con un alto sentido de pertenencia, de solidaridad  y de amor por su ciudad y su colegio, denotando lo que el profesor y escritor Juan Gutiérrez Magallanes, otrora docente distinguido de esa institución, llama el ADN iesista, ese que a su juicio no se lleva en la sangre sino en el alma, como un sentimiento de gratitud perenne, casi comparable al amor de un padre hacia su hijo, ese amor que bien describe Ernesto Sábato en la más bella definición de hijo que se haya dado.

De sus aulas, muchas veces calientes por las inclemencias del tiempo y su incomoda infraestructura, fruto de la desidia de los gobernantes locales que ha arrastrado a la escuela cartagenera en su crisis más profunda de valores y de gobernabilidad, han egresado muchos de los mejores hombres y las mejores mujeres de esta ciudad, que año tras año y generación tras generación han ingresado a la Universidad de Cartagena en particular, constituyéndose en el colegio que más le tributa estudiantes a ese alma mater y a otras universidades de la Región Caribe y de la geografía nacional, donde históricamente siempre hay la presencia significativa de jóvenes iesistas, forjándose para la vida y para la sociedad y contribuyendo al engrandecimiento de la Nación.

En medio de la crisis estructural que ha padecido la educación colombiana, los 70 años del Soledad han sido de éxito, el cual se ha acrecentado en la última década, manifestado no solo en el aumento creciente de alumnos que ingresan a la universidad sino -además – en el número de becas obtenidas, las múltiples distinciones Andrés Bello, el posicionamiento del deporte iesista en el concierto deportivo escolar local y nacional y el fortalecimiento de la actividad cultural, evidenciado en el alcance de la ‘mayoría de edad’ de nuestro cabildo y de nuestro concurso Reina Caribeña, como un aporte a la agenda cultural y al rescate de nuestras Fiestas de la Independencia.

Ese es el Soledad Acosta de Samper, ‘La Femenina’ o, como dijera el Doctor Juan Pupo Villa, gobernador de Bolívar en 1949, “el dije precioso del dorado estuche de Cartagena heroica e intelectual”: el colegio que todos llevamos en el corazón.

Rector de la I.E. Soledad Acosta de Samper

 

2 Comments

  1. Rafael G.Buendia Diaz. dice:

    Lic. La educación pública fue descabezada hace muchos años. Pero aún quedan Quijotes como ud. El Linafe ya sentó un presidente histórico. La enjundia, yo le agregó Lic Ramirez, es un ADN inmedible, cuando se tiene profesionalismo. Vaya para ud, docentes, directivos, estudiantes, personal de servicios padres de familia. FELICITACIONED

  2. Omaira Hernández dice:

    El señor rector Describe con magistral certeza el perfil de los egresados del Soledad. Soy orgullosamente Linafista promoción 1974, jornada de la tarde. Eterno agradecimiento a doña Evita Herrera y a su distinguido grupo de colaboradores por la formación que nos dieron . Que sean los primeros 70. Salud y larga vida al Soledad Acosta de Sampietro.

Responder a Omaira Hernández Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial